Encuentros — 10 Diciembre, 2010 at 10:46

Entrevista con Monster Magnet

Afirma una sentencia que si ciertas cosas no existieran habría que inventarlas. Pues aplíquese lo dicho a los protagonistas de estas líneas; los incombustibles Monster Magnet. Que desde hace dos décadas son tan necesarios para el aficionado al rock de verdad como el acto de respirar. Una banda que nunca ha necesitado adscribirse a ningún movimiento.

 

 

Razón por la cual nunca han alcanzado el éxito masivo pero que también les ha ayudado a mantenerse en la trinchera rock, agazapados y lejos de los cantos de sirena de los sabores de temporada. Militancia clandestina que les permitido desarrollar una larga carrera con coordenadas muy claras. Basadas en dos pilares fundamentales; el hard rock y la psicodelia espacial deudora de lisérgicos combos como Hawkwind u Ozric Tentacles.

Y así se presentan de nuevo ante todos nosotros: con nuevo disco bajo el brazo y gira hispana en ciernes. Y la nueva criatura se llama Mastermind, consiguiendo una vez más un armonioso balance entre la furia del hard rock y la psicotropía inherente al espacio exterior.  Nada mejor para celebrar la vuelta del monstruo magnético que contactar con su líder; el ínclito Dave Wyndorf. Cabeza visible del invento y tipo genuino a tiempo completo. Conciso en sus respuestas y disgustado con el daño que las nuevas tecnologías están haciendo a ese rock que el ama por encima de todas las cosas, responde al cuestionario de Ruta 66.

Quería felicitarte por el concierto que diste en Barcelona hace unos años. Aquello fue brutal.
Muchas gracias, siempre es un placer tocar en vuestro país.

De hecho, en breve vas a estar de nuevo por estas tierras ¿Qué nos va deparar esta vez Monster Magnet?
Muchas canciones nuevas y un concepto más hard rock que psicodélico.

Vaya, en vuestros recitales las partes más psicodélicas son increíbles.
Bueno, no nos vamos a olvidar de eso tampoco. Creo que vas a ver un perfecto equilibrio de todas nuestras facetas.

También habéis girado muchas veces como invitados de bandas importantes. ¿Vais a repetirlo después de esta gira europea?
La verdad es que todavía no lo sé. Lo que sí puedo adelantar es que vamos a tocar en un gran festival en Australia. Estarán también Rob Zombie, The Melvins…

La primera vez que os vi en directo fue abriendo para Metallica. Vuestro concierto, sin ser malo, resultó un poco extraño.
¿En qué sentido?

Me dio la impresión de que os encontrabais fuera de lugar. ¿No os sentisteis cómodos girando con  Metallica?
Fue una buena gira, no tengo malos recuerdos. Podría ser que ese día estuviera un poco nervioso ante tanta gente.

¿Con quién te gustaría girar ahora?
Estaría bien hacerlo con Iron Maiden o Slayer. Kiss también sería una gran idea.

También presentáis nuevo álbum: Mastermind. En el cual demuestras como siempre fidelidad a una manera de entender el rock, sin cambios de estilo.
Es que no somos de ese tipo de bandas que un día deciden hacer un disco de jazz porqué sí. Yo soy un fan del rock desde crío y sigo pensando lo mismo, no me gustaba que mis bandas favoritas dieran golpes de timón.

Tenéis un sonido muy propio. Me imagino que producto de vuestras diversas influencias.
Por supuesto. Aunque todo proviene de la misma era, setentas y finales de los sesenta.

Y tú, en particular, te has labrado una dura imagen de rockero íntegro, de la cabeza a los pies. Como lo fue en su día Bon Scott, por ejemplo.
Intento mantenerme fiel a mis principios, y esto que me acabas de decir me hace sentir muy orgulloso.

¿Ha habido algo que te haya influenciado especialmente a la hora de hacer este disco? La situación del mundo, tu propia vida…
He visto mucha televisión y es inevitable no darse cuenta de cómo están las cosas.

También has comentado que tu “extraña vida” te ha influido mucho a la hora de escribir textos.
Por mi profesión viajo mucho y veo muchas cosas. No llevo la típica rutina de oficina. Todo lo que veo en diferentes países me motiva a la hora de escribir canciones.

¿Qué me puedes decir de la letra de «Bored With Sorcery» (aburrido de espadas y brujería)?
Es que lo estoy, pero no de la temática, sino de que todo el mundo esté recurriendo siempre a los mismos tópicos.

Además en este tema, tu forma de entonar me hace pensar un poco en Nick Cave.
No me lo había planteado. Pero te agradezco mucho lo que dices, es un gran cumplido.

¿Te gustaba lo que hacía Ronnie James Dio?
Por supuesto, y tuve la suerte de poder ver a Rainbow en su primera gira. Además Dio se tomaba muy en serio sus textos de espada y brujería, creía en lo que cantaba.

¿Y de que trata «Gods And Punks»?
Sobre nuestra audiencia. Es una interpretación personal sobre lo que se siente al estar sobre un escenario y la comunicación con la audiencia.

Si tuvieras que comparar este nuevo álbum con alguna de tus obras anteriores ¿Cuál sería?
Esto lo tengo claro. He intentado coger lo mejor de Dopes To Infinity y Powertrip.

Powertrip parecía que iba a ser el álbum que os colocaría en el Olimpo de las estrellas.
Pero no pasó, fue un extraño cúmulo de circunstancias. Todo lo que tenía que salir bien, se torció. Extrañamente todo fue en la dirección contraria de la que tenía que ir. También influyó que la gente de la compañía que había creído en nosotros desde el principio ya no estaban ahí.

El siguiente disco fue God Says No. Muy diferente del anterior. Quizás no es lo que tocaba en ese momento. ¿No querías repetirte?
En cierta manera quería no repetir esquemas, pero creo que lo que perjudicó a ese disco es que yo no estaba pasando una buena racha. Sucedieron cosas en ese periodo de tiempo que no voy a dejar que se repitan.

¿Sigues identificándote más con el espíritu de Altamont que el de Woodstock? ¿Echas de menos la peligrosidad en el rock?
No me entiendas mal. No glorifico ni mucho menos los incidentes de Altamont, pero creo que el rock ya no incomoda. Y se puede apreciar desde dentro, gran parte del público no siente la música. Son un poco como borregos teledirigidos.

Incluso nos controlan el volumen de los conciertos, no digo que te tengan que sangrar los oídos, pero es que hay conciertos que se escuchan con falta de potencia. Parecen más recitales de música clásica que de rock.
En esto te tengo que dar la razón, el público traga con todo. Incluso con suspensiones de última hora sin motivo justificado. Esto en los ochenta era impensable, y menos con bandas de rock potente.

Es que antes por una tomadura de pelo así el público le pegaba fuego al pabellón. Y todo esto se ha perdido, triunfa el conformismo.
El mismo personal que a día de hoy descarga música a lo loco. Amontonando cientos de discos que apenas van a escuchar.
Así es, y encima tienen el rostro de decirnos a las bandas que tenemos que trabajar más. Que hagamos más giras para ganarnos la vida.
Creo que disfrutan más con el hecho de tener la música gratis que escuchándola. Sucede lo mismo con las redes sociales, lo que triunfa es el hecho de comunicarte con otras persona, da igual que sea algo absolutamente vacío y superficial. Les gusta sentirse parte de algo.

Internet ha dado voz y poder a muchísimos mediocres.
Vivimos en una época en que todo el mundo se cree un experto en algo. Les encanta hacer de críticos y juzgar cosas que apenas conocen. Dicen que es la voz de la mayoría…Espero que esto pase a mejor vida. No me entiendas mal, me gusta el debate y la discusión pero avalado por personas que sepan argumentar, que digan porqué algo es bueno o malo.

Y mejor no hablemos de My Space. El mayor vertedero musical que ha existido.
Todo puesto sin el menor control de calidad. Te llegas a plantear si la definición de calidad ha cambiado, ya que la mayoría de lo que encuentras ahí está muy lejos de lo que es el concepto de calidad.

Quizás haría falta alguien que les dijera que lo que están produciendo es auténtica basura.
Por supuesto que lo necesitan, tío. Además a diario. Es que algo que ha olvidado la gente es que porqué algo triunfe, no tiene que significar que sea bueno.

Me gustaría finalizar con temas más musicales. Quería preguntarte si habéis pensado en publicar algo en vivo. Creo que deberíais, vuestro directo es apabullante.
Se van a grabar muchos conciertos de esta gira para ver qué se puede sacar de ahí y editar algo potente.

XAVI MARTÍNEZ

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: