Discomático — 26 diciembre, 2010 at 0:00

Atom Rhumba – Gargantuan Melee

Algunos pensaron que ese agujero negro que se formó después de la última entrega rhumbera que fue Amateur Universes en 2006, ya nunca podía volver a ser poblado. Pero se equivocaron. Rober y su pandilla necesitaban más. La respuesta es una avasalladora contienda de arritmias. Lavas que fluyen, cual fábula circular, hacia una universo de eclecticismo sónico. Moratones y cangrenas de distorsión se arremolinan como eje central y arrancan de cuajo los sueños del oyente hipnotizado con bastas sonoridades de contrabando. Ejemplos todos.

 

  

El single afilado como una cuchilla que es «Cynic Skin», el folk tenebroso de «River and Death» heredero de la influencia de Royal Canal, no en vano es el único tema en que Rober comparte los créditos con Iñigo Cabezafuego. La siempre soberana dosis de falsete de Rober en ‘’Rhumba meets Prince’’ que es «Stella», la papelina mojada a base de Coleman y Stooges con la que extasían en «Istincako Mutikoa», lo más clásicos que pueden llegar a ser con esa balada espuria que es «Heart on Parole», o ese riff que robaron del local de ensayo de Los Chicos que es «Beltrán Blues». «Come On Declare», que es puro Sun Ra y lleva rescoldos de su vena más Screamin’ Jay Hawkins, cierra costuras hacia un final que se evapora en miniaturas psicodélicas: a lo «Black Juju» de la Alice Cooper Band o cómo hacer una regresión al Tom Waits más fantasmagórico. Atom Rhumba siguen con esa incandescente áurea de románticos incorruptibles. Esponjas de las sonoridades más inflamables. Siguen inmensos. Aunque estoy seguro de que aquí hay más mecha por quemar. 

Andreu Cunill

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: