Artículos — 22 diciembre, 2010 at 0:00

Sir Joe Quaterman en concierto

La historia de la música soul parece escrita por un número limitado de artistas, nombres ya míticos que asoman a la primera de cambio cuando surge el tema en cualquier conversación. No, no repetiremos de nuevo el listado. Nos ocupa una excitante tarea: presentar a uno de esos hombres que dieron empaque al género, que sembraron enormes canciones destilando estilo, feeling y convencimiento. Un hombre al que el tiempo olvidó pero al que no pudo borrar de la memoria de aquellos que atesoran sus discos, de quienes saben que junto a los iconos se necesita una corte de personajes que pueden parecer secundarios pero que devienen fundamentales para cimentar todo movimiento y darle coherencia.

Nacido en Washington DC e introducido en el mundo de la farándula gracias a soplar con cierta gracia una trompeta, Joe Quarterman, antes de autoproclamarse Sir, maduró su cerebro bañándolo con ondas procedentes de una iglesia cercana a su domicilio y con sueños que apuntaban a clubs en los que actuaban sus ídolos. Lo carnal y lo espiritual fusionándose en unas meninges que estallaron de emoción al lograr compartir cartel con, agárrense, Stevie Wonder, Wilson Picket, Ray Charles o los majaretas Sly Stone y James Brown.

Acompañado por una banda compacta y ejecutiva, Soul Free, ataviado cual protagonista de película de blaxploitation (Pam Grier debía morirse por sus huesos, el estilista de SuperFly parecía cederle su vestuario), grabó potenciales éxitos con títulos tan explícitos como <>, <> o .

Ahora actuará en nuestro país, en plena fiebre neo –soul, para reivindicar el papel de los pioneros. Y demostrar que quien dio primero sigue dando dos veces. Para presenciarlo, acérquense a la fiesta de presentación del BLACK MUSIC FESTIVAL (en el que actuará, entre otros, James Hunter), organizada junto a RUTA 66 el próximo 24 de febrero, a las 20:30 en la 2 de Apolo (Barcelona). Gnaposs Quartet iniciará la velada, entradas disponibles en atrapalo.com y en codetickets por 15 euros. En taquilla, 17 euros de nada. Si Barcelona te pilla a contrapié, puedes disfrutarlo el 23 en la Sala López de Zaragoza, el 25 en la Sala Charada de Madrid o el 26 en el Cine Víctor de Tenerife.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: