Vivos

Fito y Fitipaldis – San Mamés (Bilbao)

 

San Mamés es la Catedral. Del fútbol mundial. No se discute a poco que se tenga cultura balompédica. Y de unos años a esta parte se le quiere dar usos más allá del leonino. Así por la antigua Catedral han pasado Luciano Pavarotti, The Rolling Stones, Bruce Springsteen, Shakira y AC/DC. Y en el nuevo templo Guns´n´Roses y Muse. Y este año habrá doblete con Fito & Fitipaldis y el mes que viene Metallica. Curiosidad, en el segundo BBK Live (el primero con esta denominación) el bilbaíno y los de San Francisco (la ciudad, no la calle de Bilbao La Vieja) fueron dos de los cuatro cabezas de cartel en aquel lejano 2007.

Y si a The Four Horsemen se les espera el 3 de Julio, Fito Cabrales ya sabe lo que es tocar ahí. Habitual de sus gradas (ya me lo he cruzado yo alguna vez en la antigua preferencia) y seguidor (tibio pero seguidor) del Athletic Club, ya ha cumplido su sueño de tocar en su ciudad, ante su gente y volver a repetir aquel éxito de público de la Aste Nagusia de 2006, aunque entonces reunió a 65.000 seguidores, pero eran fiestas y a lo gratis se apunta todo el mundo. Esta vez no, fueron 47.000 de pago en un clásico concierto de estadio, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva.

De salida poco podemos debatir con un seguidor tipo de Fito. Muy “springstiniano” en sus opiniones, es prácticamente imposible socavar su fe en lo que representa su ídolo, unos por el pasado enraizado en la Villa de Fito (carne de Casco Viejo, morador habitual de aquel Umore Ona, que era el refugio-antro-cubil más stoniano de Europa si exageramos, pero sólo un poquito) y otros subidos a la ola del Mainstream rockeril vasco, en el que Fito es punta de lanza. Si no, no se explica trasmitir por directo un concierto de estadio, en una cadena estatal y otra autonómica y que la mayoría de los bares de Bilbao lo estuvieran pinchando… vamos, que Fito es un músico inmaculado en la Villa bilbaína. Por eso no hubo disidencias en la opinión popular: era cita de estar si o si.

Gatibu

Y se estuvo, vaya que si se estuvo. San Mamés a reventar, nadie quiso perdérselo, desde los que le siguen hace años hasta los paracaidistas que ejercen el postureo en las grandes citas, todos a una. Y para que tuvieran de todo, dos teloneros porque un estadio los pide. De salida el habitual en la gira de Fito & Fitipaldis. Los madrileños Morgan, que sufrieron la sensación de abrir en un estadio aún frío, pero buen momento para verles antes de su vuelta a Euskadi la semana que viene en el Azkena Rock Festival vitoriano. Tras ellos los gernikeses Gatibu, grupo con gran predicamento por estas tierras y se vio claramente en su actuación. Pailazo” (sospechosamente parecida a “The Passenger” de Iggy Pop) y “Euritan Dantzan” (con lluvia cayendo, como indica el propio nombre de la canción) fue lo más destacado de la actuación de Gatibu, eso y la camiseta rojiblanca con el 3 de Asier Del Horno que portaba su controvertido cantante (un miembro de Morgan también tiro de los colores locales), que para eso se juega en casa. Fito ni hizo mención, ¡Ah! Qué oportunidad perdida.

Y llegó el momento de Fito que llevaba semanas avisando de su nerviosismo, entregado a la causa de un concierto que quedará marcado en su trayectoria y del que se hablará en clave positiva durante mucho tiempo (hasta la entrega de 100.000 euros de recaudación para el Banco de alimentos jugaba a favor). Vamos, que nadie salió insatisfecho. De salida el sonido no fue malo pero tampoco excesivamente bueno, pero es un estadio, ya sabemos lo que hay. Abriendo con “A quemarropa”, Fito y sus Fitipaldis calcaron el Set List de toda la gira, 22 temas pero con el añadido del bonus de un par de temas de Platero y Tú interpretados con Iñaki “Uoho” a la guitarra, un guiño al pasado que enfervorizó a la masa al escuchar de nuevo juntos a los dos guitarristas interpretando “Hay poco Rock´n´Roll” y “El roce de tu cuerpo”. Antes fueron cayendo clásicos y temas del nuevo disco,  La coreada “Por la boca vive el pez”, “Whisky barato” o la más contundente “En el barro” y el inicio blusero de “A morir cantando” iban marcando el tempo del concierto. Carlos Raya mandaba a las seis cuerdas y tuvo mucho protagonismo el saxo de Javier Alzola (algún día se debatirá por qué los teclados una vez fueron señalados como un instrumento anti rockero y ahora lo es el saxofón. Yo estoy de acuerdo con lo segundo, la verdad).

Ojo, Fito tuvo invitados, sus colegas, compañeros de profesión que no elevaron el nivel del espectáculo (lo mínimo que se pide a un artista invitado). Dani Martín mostró sus muchas carencias para cantar “Cielo hermético”, Leiva ni fu ni fa en “Viene y va” y Carlos Tarque algo puso de lo suyo en “Tarde o temprano”, pero realmente no hubiera cambiado mucho el desarrollo sin ellos. Eso sí, todo Morgan al completo subió para interpretar “Quiero gritar” y eso quedó mucho mejor.

Con “Antes de que cuente diez” se acabó lo previsible, más de dos horas que no está nada mal, pero como todos sabemos el paripé de los bises es moneda habitual en el Rock de estadio. Un par de ellos muy cargados de emotividad. “Abrazado a la tristeza” y “Soldadito Marinero” para el primero, con Fito ya con la voz dando muestras de emotividad mal contenida y con el estadio convertido en un karaoke multitudinario. Y mientras los que estaban para su selfie y el “yo-estuve-allí” se retiraban dando la espalda a la vuelta de la banda al escenario (no vaya a ser que pierdan el Metro, que “sólo” duraba toda la noche), esta volvió a poner San Mamés patas arriba con “Entres dos mares” (de Platero y Tú) y “Acabo de llegar” para cerrar una actuación de dos horas y 38 minutos. La banda salió luego a saludar con invitados y teloneros y todos contentos. Satisfechos, misión cumplida, concierto para la historia. Yo disfruté mil veces más la chilena de Aduriz al FC Barcelona, pero todo es cosa de gustos. Y Fito gustó, nada nuevo en Bilbao.

Texto: Michel Ramone

Fotos: Dena Flows

 

 

One Comment

  1. Ya sé porqué dejé de comprar esta revista. Por crónicas cómo está.

Responder a Arturo Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter