Artículos

Blues en la encrucijada: Eddie 9V, huracán de aire fresco

Muchos son los que aseguran que el blues está muerto. Pues desde aquí vamos a demostrar que no. Que está más vivo que nunca, y no solo eso, sino que ha sufrido múltiples mutaciones. Y que blues hay hasta debajo de las piedras. Blues bastardo, quizá. Pero a fin de cuentas, blues.

Atlanta nos dio a los Black Crowes. Ahora nos da Eddie 9V, un tipo de 24 años y puro talento. Algunos le llaman el nuevo Freddie King. A ver. Las cosas como son. Eddie 9V (en realidad Brooks Mason) es sin duda un artista jovencísimo (o yo ya soy muy mayor) que por momentos, por la fiereza por su digitación o, simplemente, por como toca blues, incluso por su forma rabiosa de cantar,  nos pueda recordar a uno de los tres reyes, pero un servidor lo analiza por su propia personalidad y lo que me hace sentir, más allá de absurdas comparaciones que no vienen al caso. Eso sí, Eddie o Brooks o como quieran llamarle ha facturado uno de los discos de 2021, un álbum en mayúsculas repleto de calidad y talento a raudales. Uno de esos álbumes que sin duda estarán en la lista de lo mejor del año. El artefacto en cuestión se titula Little Black Flies y está editado por el sello Ruf Records. Es curioso cómo, quien suscribe, descubrió al artista. Venga, os lo cuento. Fue paseándome por la sección de blues de Bandcamp. Sí, esa portada de Eddie con camisa roja, americana negra y con pinta de repelente de instituto desgañitándose ante un micrófono vintage mientras sostiene su guitarra me llamó poderosamente la atención. Por momentos pensé que podría ser una especie de Eli Paper Boy Reed (por la portada de su disco Roll With You de 2008). Eddie 9V publicará “Little Black Flies”, uno de los mejores discos del 2021  | GR76 – GRAVELROAD76De hecho, el álbum se inicia con un tema Soul titulado como el disco, léase, «Little Black Flies». Una composición repleta de Groove. Y le sigue un temazo como 3AM in Chicago donde Eddie combina a la perfección un blues con tintes soul con un solo espectacular. Será la grabación, o la producción, no lo sé, pero lo que te atrapa del músico es que su blues no es ese genero sobado hasta la saciedad por artistuchos de poco pelaje, guitarrista de escuela de música que sabrán leer una partitura pero no tocar como Dios manda. No es cuestión de técnica. La magia está en la pasión y este tipo es el Mago Pop del blues. La grabación como escribía ayuda, porqué aquí no hay overdubs ni paridas. Hay unos músicos tocando en directo, sudando la “cansalada” y disfrutando como enanos. Por eso nos contagian con sus temas. Un ejemplo de esa pasión o esa embrujo es por ejemplo el tema «Dog me Around» (que por momento recuerda a Tore Down o Sweet Home Chicago). Aquí ha sentimiento, rabia, resquemor, en definitiva, blues de muchos quilates. La slide de «She Got Some Money» es cortante y desafiante; el espíritu de Peter Green se hace presente en «Don’t Come Around Here Anymore», un medio tiempo maravilloso donde la harmónica y la voz suena rabiosamente espirituales. Tocas el cielo.  En «Back on my Feet» Eddie 9V nos hace un homenaje al blues del Delta con un tema absolutamente desgarrador, sobrecogedor diría yo. Todo lo hace bien. Cómo canta, como acaricia las seis cuerdas. Una maravilla. En «Reach Into Your Heart», Eddie juega a ser James Brown y lo consigue con un ritmo socarrón totalmente embriagador. Es que van pasando los temas, uno tras otro, y la sorpresa, la emoción, el gustazo es casi indescriptible. Miss James (cover de Sonny Thompson y Stanley J Lewis) es otro tema similar, caliente como un buen wiski de 40 años… te imaginas a Miss James bailando sensualmente al son de la canción. En Columbus Zoo Blues, el bueno de Eddie juega a ser T-Bone Walker, y la jugada le sale maestra. En «Puttin’ the Kids to Bed», Eddie 9V demuestra su savoire faire acercándose a sonoridades más propias del buen rock de los años 70 pues a un servidor el tema le recuerda a Little Feat pero con la personalidad que este tipo le sabe dar a sus temas… incluso, si me apuran al Clapton más borrachuzo de la misma década dorada, sí el Clapton de 360 Boulevard. Quizás esa podría ser una evolución en futuros discos. El trabajo va terminando con «Travelin’ Man», una super cover de Albert King, que quieren que les diga, el mástil ha de quemar porqué, ¡esos solos y punteos son pura lava! Cuando el álbum termina con «You Don’t Have to Go», una cover de James Matcher Reed, no me queda más que recomendaros que os peguéis un homenaje. Busca el disco, escuchadlo en streaming o mejor aún pasad por caja porque este álbum es una auténtica gozada y Eddie 9V un prodigio (de momento sólo se puede comprar en CD en USA, porqué por gastos y demás no se envía “overseas”). Dice el artista en su página web que ha estudiado hasta la saciedad a Muddy Waters, Rory Gallagher, Howlin’ Wolf y Freddie King. Nos lo creemos.  Y ya termino. Tiene más discos publicado antes de este así es que, ¡a por ellos!

 

Jordi Sánchez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter