Artículos

Toda la verdad sobre el caso Tom Petty / EnRutaEnCasa

 

https://www.ruta66.es/tag/enrutaencasa/

Tiempo de biografías: hablamos con el ex Del Fuegos Warren Zanes acerca del imponente “estudio” que ha escrito sobre el rockero de Florida.

La publicación de Petty: The Biography fue sin duda una de las noticias musicales de 2015. Por muchas razones. Porque era producto de un trabajo de investigación monumental. Porque dejaba en casi nada el documental de Peter Bogdanovich de 2007, Runnin’ Down A Dream. Porque desvelaba episodios que hasta la fecha habían permanecido ocultos. Porque, lejos de dar una sola versión de los hechos, ofrecía un relato coral que alternaba comentarios de Petty con opiniones de miembros, pasados y presentes, de los Heartbreakers. Porque no eludía cuestiones espinosas como el mal rollo con el batería Stan Lynch o la muerte del añorado Howie Epstein. Porque arrojaba luz sobre oscuros asuntos personales del rockero de Florida. Y, finalmente, porque estaba escrita por alguien que ha vivido el rock desde dentro y conoce, por lo tanto, lo que significa, para lo bueno y para lo malo, formar parte de una banda: Warren Zanes, músico reconvertido en rockólogo que se dejó la piel y alguna cosa más para reconstruir de forma magistral la vida y la obra de quien fue, primero, su ídolo y, después, su amigo. Se imponía, pues, una charla larga y tendida con el ex Del Fuegos.

La biografía ha puesto al descubierto algunas partes de Petty con las que los fans no estaban familiarizados como su adicción a la heroína o su relación tumultuosa con su padre. ¿Estaba preocupado por el impacto que tales revelaciones pudieran causar en su imagen y cómo enfocaste las entrevistas?

Tom Petty es un tipo que prioriza la verdad. No es un campeón de la mierda. Así que en las entrevistas me dio mucha verdad. Para la realización del libro, hablamos durante varios años y en ningún momento trató de ocultar nada, lo cual dice mucho en su favor. ¿Le costó dejar ir algunas de esas historias? Mi impresión es que sí, que fue duro. Lo habría sido para cualquier persona. Todos tendimos a ofrecer la versión maquillada de nosotros mismos para complacer a los demás. Él es humano en ese sentido. Pero lo que lo hace un hombre excepcional, según mi punto de vista, es el hecho de que otorgue más importancia a la verdad que al maquillaje. Eso me puso, como escritor, en la mejor situación posible. Fue intenso, gratificante, doloroso, divertido. Tom me guió en el camino.

Petty, como Springsteen, es un enfermo de hacer discos. ¿Está siempre pensando en el siguiente álbum y hasta qué punto es importante para él crear elepés que marquen la diferencia?

Para los creadores de discos que crecieron escuchando a los Beatles, había un modelo dentro el que operar. Todo el mundo estaba interesado en hacer buenos discos y conseguir que cada uno sonara diferente. Fíjate en el salto de Rubber Soul a Revolver. Puedes escuchar en las canciones cómo los Beatles se estaban forzando para ver qué más había dentro de ellos mismos. Petty era un crío tomando notas, soñando que pertenecía a ese mundo, el de los estudios, y reflexionando sobre qué era lo que hacía que todo aquel material fuera tan carismático, tan vivo, tan bueno. Creo que ese ejemplo ha permanecido en su interior. El resultado final es que con un álbum de Petty siempre sientes que habrá un elemento de sorpresa. Él crea discos que tienen carácter, que tienen salida pero que a la vez protegen su propia identidad. Para los auténticos “junkies” de hacer discos, esta es la meta. No hay, sin embargo, demasiados perros viejos que puedan seguir así. No al menos al nivel de Petty.

También como Springsteen, Petty ha tomado decisiones duras contra los músicos que lo han estado respaldando en el transcurso de los años. Los Heartbreakers actuales han expuesto sus quejas en el libro de una forma cuidadosa y respetuosa, pero a pesar de las buenas palabras queda claro que el reparto del dinero o las escapadas de su líder con Jeff Lynne han causado un daño considerable. ¿Crees que Tom podría haber manejado las situaciones con más empatía o la democracia simplemente no existe en una banda?

Repuesta corta: no. La democracia, en las bandas de rock’n’roll, es una ideal del que los artistas pronto se llenan la boca pero que muy pocos pueden mantener. Hacer discos, salir de gira y manejar el negocio implica una serie de cuestiones que necesitan ser respondidas. Si un grupo se pasa el día debatiendo, no harán nada. Tienes que moverte rápidamente, tomar decisiones y seguir adelante. Nunca he visto una banda en la que distintos miembros sean iguales en sus habilidades para tomar buenas decisiones, exceptuando aquellos casos en los que todos los miembros son iguales en la toma de males decisiones. Pero no estamos aquí para hablar de sus discos, ¿verdad?

Stan Lynch fue despedido a pesar de ser una pieza esencial de las dinámicas del grupo y no está del todo claro cuál fue la razón. ¿Llevó las cosas demasiado lejos? ¿Se hartó Tom de su mala actitud?

Los baterías son, en la historia de cualquier banda de rock, mucho más importantes de lo que la gente se piensa. Los Heartbreakers no son una excepción. Petty luchó por Stan hasta lo indecible durante muchos años, hallándose en una posición de gran incomodidad. Lo que me sorprende es que lo mantuviera en la banda durante tanto tiempo. ¿Era Stan una parte importante del sonido? Absolutamente. Pero ¿cómo puede un batería no ser una parte importante del sonido de una banda de rock? Stan, al igual que Tom, es un hombre de una notable complejidad psicológica. Su encaje fue, en muchos sentidos, productivo. En otros aspectos, sin embargo, la relación resultó perjudicial para los dos. Puedes ponerte The Live Anthology y escuchar la belleza de su unión funcionando. Stan, un tipo con mucha energía, todavía tiene cuerda y la está utilizando para otros proyectos.

Las habilidades compositivas de Mike Campbell quedaron en cierto modo tapadas por las de Petty. ¿Se le tendría que haber concedido más protagonismo?

Si hubiera habido otro hombre en los Heartbreakers que pudiera haber sido Tom Petty ya lo habríamos visto. No creo que se reprimiera a nadie. Los compositores, cantantes y creadores de discos como Tom Petty son una especie única. Mike es obviamente una parte muy importante del sonido de los Heartbreakers, de todos esos álbumes. Petty le dio mucho espacio porque Campbell se lo ganó. Los conciertos de Mudcrutch fueron una buena demostración de la diferencia entre Tom y el resto. Aunque Mike, Benmont Tench, Tom Leadon y Randall Marsh pueden cantar y escribir, no es lo mismo. Los cantantes que consiguen meterse debajo nuestra piel hacen algo emocionalmente que es muy difícil de describir. Pienso en Van Morrison, Al Green, Hank Williams, Dylan o Stevie Wonder. No es una cosa técnica. Tiene que ver a menudo con la vulnerabilidad, el modo en que las palabras nos son entregadas y el “grano” de la voz en medio de todo ello. Petty lo tiene. Encuentra la profundidad de las palabras de una forma que nos conmueve. No parece gran cosa, pero lo es. Todos desearíamos poder hacerlo, pero no todo el mundo puede.

Stevie Nicks fue primero vista como una intrusa y después como una amiga. ¿Qué trajo a la vida de Tom y cómo su relación con él afectó a la banda?

Los líderes necesitan amigos que sean cercanos a la banda pero que no formen parte de ella. Puede llegar a ser jodidamente frío viajar en la camioneta o el autobús. Se hace necesaria un poco de calidez externa. Transcurridos unos años, las relaciones en las bandas nunca pueden volver a ser lo que eran al inicio. Nunca. El cambio es inevitable. Y el proceso del cambio no es fácil de llevar. Contar con una presencia más ligera, alguien capaz de reírse y decirle al grupo lo bueno que es sin hacer la pelota, puede significar mucho. Eso es lo que ofreció Stevie Nicks.

Todo el mundo recuerda con cariño a Howie Epstein. No hay duda de que los Heartbreakers le querían y trataron de ayudarle cuando las cosas se pusieron feas. Aún así, no fue suficiente. ¿Crees que podrían haber hecho más o hicieron todo lo que estaba en sus manos?

Las adiciones no pueden superarse a no ser que el adicto quiera formar parte del proceso de curación. Ninguna fuerza externa es capaz de hacer nada si el adicto no quiere o no se implica en el proyecto tomando la iniciativa. Y punto. Cualquiera que haya estado en contacto con adicciones lo sabe. Puedes dar tu vida para ayudar a un adicto, pero no servirá para nada si no quiere ser ayudado. Los Heartbreakers lo intentaron de muchas formas…

Una de las cosas que más me sorprendió fue el hecho de que los Heartbreakers no parecen compartir entre ellos su vida interior. Han estado tocando durante más de 40 años y no da la impresión que se comporten como un grupo de amigos íntimos. ¿A qué lo atribuyes?

Cuando las bandas se mantienen las relaciones pasan de la amistad y el “colegueo” a otra cosa. Y si no es así, no sobreviven. Hay muchos negocios por hacer, mucho trabajo creativo que requiere atención. En realidad, la mayoría de las bandas estallan en un año. Las que sobreviven al año empiezan a ver cómo las posiciones dentro del grupo se consolidan y puede a que alguien no le guste su posición y terminan rompiendo al cabo de dos años. Yo estuve en una banda que duró cinco años, pero cuando me fui no me hable con el líder del grupo durante dos años enteros. Y él es mi hermano. ¿Cuarenta años? ¡Por el amor de Dios! Esto es algo distinto a la amistad, lo cual no significa que no sea profundo. Simplemente, necesita otra palabra.

¿Es Echo un disco de divorcio y por qué Tom se muestra tan duro con él?

Nosotros escuchamos Echo de una forma distinta a la de Tom. Él escucha un tiempo muy difícil en su vida. Nosotros escuchamos una colección de canciones. Obtenemos la mejor parte del trato. Créeme.

Esa parte oscura de él… ¿Crees que empezó a tomar forma en Gainsville, con la situación que vivía en casa, y, segunda parte de la pregunta, eran Mudcrutch una vía de escape o un refugio, como si tocar rock’n’roll fuese la única cosa que podía hacer para escapar de allí?

El rock’n’roll salvó la vida de Tom Petty. Dicho así suena a tópico, pero yo me lo creo. Este es el motivo por el que le importa tanto. Lo escuchamos en su música ¿El lado oscuro? Bueno, todos tenemos uno. Es una cuestión de cuánto lo ocultemos o lo usemos. Yo creo que es mejor usarlo. Petty es un buen ejemplo de ello. Hay mucho sentimiento en él, muchas ciudades arrasadas por la tormenta, pero cuando escribe, cuando llega allí, pasea por esas calles y sale de ellas con canciones. Y sí, los lados oscuros siempre se remontan a la niñez. El tuyo, el mío, el suyo. El milagro es ver cómo una persona encuentra una manera razonablemente saludable para lidiar con esa oscuridad. No quiero decir que la vida tenga que ser todo bádminton y risas. Quiero decir que se puede sobrevivir sin acudir a la represión o los medicamentos. La salvación fueron, en su caso, las canciones.

Tom, a pesar de su ambición y algunas decisiones cuestionables, se ha dejado la piel para proteger a los Heatbreakers. ¿Siente que no ha sido suficientemente reconocido por ello?

Todos queremos un poco más, ¿no? Puede ser cenar con la familia o aparecer en el Rolling Stone. Es así cómo somos. No creo que tendamos a sentirnos perfectamente comprendidos o apropiadamente reconocidos. Pero ¿está Tom gastando su tiempo con ese tipo de pensamientos? No me lo parece. Creo que prefiere estar pensando en el siguiente disco.

 

Texto: Jordi Pujol Nadal

Artículo publicado en el nº 343 de diciembre del 2016

Lee más artículos clásicos en: https://www.ruta66.es/tag/enrutaencasa/

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter