Encuentros

Jerry Leger, “tomé como referencia a Lou Reed y Nick Lowe”

 

El enésimo “nuevo Bob Dylan” es este tipo canadiense que no esconde su devoción por el minesotarra en ninguna de sus respuestas. De hecho, incluso la portada de su último disco, Time Out For Tomorrow tiene ese aroma. Nos dejamos de preámbulos y le preguntamos directamente por eso. No podremos verle en directo como estaba previsto porque estamos ante otra de las giras que se han tenido que ver canceladas en el mes de abril.

La presencia de Bob Dylan en tu música es indiscutible ¿qué me dices de ello?

Crecí escuchando la música de mi padre, así que Dylan ha sido una influencia desde que empecé a escribir y a tocar, pero se volvió más intenso en mí cuando cumplí 14 años. Discos como Another Side Of Bob Dylan tuvieron un gran impacto en mi forma de escribir. Su manera y la de Neil Young de capturar la música en estudio también me influyó. Como ya dijo Warren Zevon, “Dylan inventó mi trabajo”.

Igual que su música, la tuya tiene un componente poético.

Siempre me han gustado las palabras y lo que puedes hacer con ellas para expresar ciertos estados de ánimo y sentimientos. Realmente pueden empujar la música en cierta dirección, y viceversa.

Este es un disco cortito, especialmente si lo comparas con tu trabajo anterior.

Bueno, el disco anterior eran dos juntos realmente. Aunque es verdad que quería que este fuera más conciso, y las canciones y los arreglos ayudaron a que así fuera. Es un disco corto, sí, pero muy bonito y dulce, muy cálido. El disco doble era más crudo y oscuro.

Vuelves a trabajar con Michael Timmins de Cowboy Junkies ¿cómo es estar con él en el estudio?

Me encanta. Ambos nos tomamos muy en serio lo que hacemos. Como productor, se asegura de intervenir solo cuando tiene sentido, y si no se mantiene en segundo plano. Me gustan los productores cuyo objetivo es mejorar tu disco, no hacerlo suyo. También es un gran ingeniero y mezclador. Son otros de sus grandes talentos. Cada disco que hemos hecho ha sido diferente, algo bueno, pero no forzado. Me gusta rodearme de gente así.

¿Qué tiene en común tu música con la de Cowboy Junkies?

Diría que alguna de las cosas que ya hemos mencionado, como la poesía, la creación de estados de ánimo con música y palabras. Hay integridad en lo que hacemos porque creemos en ello, al menos en el momento. Nos gusta capturar algo, y no jugar con el sentimiento y la actitud. Nuestra música no está dictada por lo que la industria o el público quiere. Por supuesto, quiero que a la gente le guste lo que hago y si lo consigo es genial, pero lo más importante para mí es mi voz. Mike Timmins es un gran compositor y busca un enfoque en las palabras para que signifiquen algo. También es importante generar el ambiente musical para esas palabras e historias. Creo que para los Cowboy Junkies es igual.

Me dicen que cuando grabaste el álbum pensaste en Lou Reed y Nick Lowe, ¿Cómo es eso?

Solo había unos sentimientos y un sonido en un par de álbumes en particular que pensé que se adaptarían a lo que quería hacer con las canciones de Time Out For Tomorrow. Por un lado, Coney Island Baby de Lou Reed, que he escuchado miles de veces en los últimos veinte años. Es mi álbum en solitario favorito de Lou. Y luego The Impossible Bird de Nick Lowe, que está en esa categoría de discos que pongo para levantar el ánimo cuando me meto en la rutina. Quería hacer un disco así, como esos.

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter