Artículos

Listas «lo mejor de 2019»: Los mejores discos de Americana (puestos del 30 al 11)

Vamos con los puestos del 30 al 11. Y si te estás preguntando si alguien que está en el 21 podría estar en el 22 o viceversa, la respuesta es que sí, peor ha salido así. Nos acercamos al top ten y las diferencias en cuanto a calidad, en muchos casos y desde mi subjetivísimo punto de vista, son mínimas.

 

  1. Chuck Mead – Close to home

Variadísimo disco del líder de BR5-49 que demuestra una vez más que es uno de los dominadores del cotarro. Chuck Mead es uno de esos cracks de cualquier sonido americano, y vuelve a dejar constancia de ello.

 

  1. Hayes Carll – What It Is

Tras su anterior trabajo, de corte totalmente acústico, había mucho interés por mi parte en ver por donde salía el tejano Hayes Carll en su siguiente entrega. Y aquí está la respuesta. Enfrentado públicamente con Steve Earle, tras haberle levantado a la parienta, Carll ha contado con esta, Allison Moorer, no solo como coproductora del disco sino también como coescritora de algunas canciones. Doce cortes en los que se alternan temas que parecen surgidos de su anterior grabación, con otros más acelerados, donde el músico luce más, moviéndose en terrenos donde sí me parece que se desmarca de otros artistas del estilo. Hayes haciendo canciones acústicas es bueno, pero es uno más. Haciendo temas cercanos al honky tonk o con guiños al rock puede ser considerado un jefazo del cotarro

 

  1. Eilen Jewell – Gypsy

Noveno trabajo de la Jewell tras sus devaneos blues con el que vuelve al folk y al americana con muchos guiños al country clásico.

 

  1. Don Gallardo & Lilly Winwood – In the name of good intentions

Una auténtica maravilla este pequeño disco a dúo entre Gallardo y la hija de Steve Winwood. Álbum muy top del año con versión incluida de Creedence Clearwater Revival y temas de genuino americana, pero del que te enamora.

 

  1. Owen Stroud – If There Are Other Places

Su concepción soul del country y su espléndida manera de cantar lo hacen especial. De formación clásica, Stroud llegó a hacer sus pinitos en ese ámbito, aunque fue dando clases por la autopista 183 cuando decidió que quería dedicarse a algo más profano. Viajero incansable, Stroud asegura que ha recorrido más de 100.000 millas solo para ir ganándose la vida como profesor de piano.

 

  1. Jesse Malin – Sunset kids

Algunos dicen que es el mejor disco de Jesse Malin, pero yo no lo creo. Eso sí, pienso que es un muy buen trabajo de rock americano con la habitual prestancia compositiva del firmante. Malin es una debilidad, lo reconozco.

 

  1. Gospelbeach – Let It Burn

No había dicho nada por aquí del disco de GospelbeacH pero, a día de hoy, me parece su mejor trabajo. Además, en todo el disco, se huele un aroma a Tom Petty que pone la carne de gallina.

 

  1. Orville Peck – Pony

No hay duda de que con una imagen que llame la atención, ya tienes ganado, al menos un pequeño porcentaje de atención. Imagino que eso es lo que llevó a Orville PEck, artista de Nevada a aparecer ataviado siempre con unas extrañas máscaras que, sinceramente, me recuerdan a las borlas de las cortinas antiguas. Excentricidades al margen, acompañado de Duncan Hay Jennings, Lucas Savatti, Kris Bowering y Tina Jones, el tipo se ha marcado un soberano disco que se mueve entre el country y el croonerismo con una habilidad innata. No serán pocos los que verán en él una copia de parte de la carrera de Chris Isaak, pero quedarse solo en eso nos hará perdernos un muy buen trabajo.

 

  1. Bryan Estepa – Sometimes I Just Don’t Know

A mí el disco del australiano me parece Americana ¿qué quieren que les diga? Con su inseparable Brian Crouch como escudero, Estepa demuestra que su voz brilla más que nunca con los años, y que hacer temas luminosos y pegadizos no tiene secretos para él. Lo suyo es pura magia en diez canciones. La que tienen además los grupos que te vienen a la mente con su escucha. De Beatles a Jayhawks, pasando por Big Star, Wilco, Tom Petty o Elliott Smith.

 

  1. Tom Russell – October in the Railroad Earth

Debilidad personal, Russell ha vuelto a acertar de pleno con este álbum. Como si Johnny Cash cantara a Jack Kerouac reza la nota de promo. A partir de ahí, ya me dirán. Encima incluye colaboración con mis queridos Texmaniacs.

 

  1. Tim Barry – Road To Richmond

Tim Barry es de los pocos que sigue emocionándome a pesar de que sus discos sean casi siempre acústicos. Me parece un escritor de canciones inconmensurable, y aquí lo demuestra en más de una ocasión.

 

  1. The Yawpers – Human Questions

Su forma de entender la música americana mezclada con el punk ya es muy especial. En este disco dan un paso más y se marcan, quizá, su mejor trabajo. Además, en los escenarios se muestran infalibles, como vimos el año pasado.

 

  1. The Vandoliers – Forever

Otros que vienen del punk y que consiguen con este su mejor disco. Su producción anterior era irregular y solo daba pinceladas de lo que podían hacer. Aquí lo clavan.

 

  1. Jesse Dayton – Mixtape Volume 1 / The Mavericks – Play The Hits!

Se que es un disco de versiones pero ¡qué disco! Entre que las revisiones son espléndidas, y que Dayton es otra gran debilidad personal, no podía faltar aquí. Igual que los Mavericks. Doblamos el puesto ya que son discos de versiones, y quizá eso les quita algo de mérito respecto al resto.

 

  1. The Three Timers – Sounds of San Antone

El disco de Garrett T. Capps fue de mis favoritos del año pasado. Ahora, antes de venir de visita tras el verano, se ha montado un proyecto de música tejana y fronteriza, en el que le acompaña el acordeón de Josh Baca de los Texmaniacs. Como para que no me tenga robado el corazón.

 

  1. The Cactus Blossoms – Easy Way

Podemos seguir empeñados en acusar a Cactus Blossoms de ser la reencarnación de los Everly Brothers en el siglo XXI. Podemos también insistir en que lo suyo no tiene nada de original, y que los citados hermanos ya hacían lo mismo hace sesenta años. Pero entonces los árboles no nos van a dejar ver el bosque. Vamos a caer en minucias, y no nos vamos a dar cuenta que este par de hermanos —también, aunque no compartan apellido— han vuelto a marcarse diez grandes canciones, grabadas en los Reliable Recorders de Chicago

 

  1. Theo Lawrence – Sauce Piquante

De la cercana Burdeos, en Francia, llega este hombre que ha ocupado de manera casi completa la parte de mi cerebro que dedico a la música. Porque su segundo disco, tras la publicación el año pasado de Homemade Lemonade y el EP Sticky Icky es bueno. Buenísimo. Ahora firma en solitario, sin aquellos The Hearts con los que compartía protagonismo en su debut, pero mantiene sus fuentes de inspiración. Entre ellas podemos citar a Sir Douglas Quintet, Tony Joe White, The Beatles, Tom Russell, Merle Haggard o hasta Creedence Clearwater Revival.

 

  1. Son Volt – Union

Hace ya unos cuantos trabajos que los discos de Son Volt me llegan más que los de Wilco. Probablemente son incomparables en cuanto a estilos, pero el origen de ambas bandas me lleva a ello. Nuevo álbum de genuino rock americano que entra de maravilla desde la primera escucha.

 

  1. Shawn James – The Dark & The Light / Justin Townes Earle – The Saint Of Lost Causes

Se ha de ser fan de Shawn James. Solo hace falta escucharlo una vez. Su nuevo disco sigue por ese rock & heavy & country & soul ya conocido. No hay sorpresas ni sobresaltos, solo un puñado de buenas canciones y una voz que definitivamente no es de este mundo. Pero por si hay gente que no lo metería en este género, dada sus conexiones con el metal, doblamos también puetso con otro excelente trabajo (y van…) del vástago Justin Townes Earle, hace tiempo por encima de papá.

 

  1. Josh Ritter – Fever Breaks

Jason Isbell se encarga de producir lo nuevo de Josh Ritter. Con esos nombres juntos no deberíais tener dudas del resultado que, por cierto, confirma lo esperado de cabo a rabo. Rock Ameicano de nivel. Nivelón, más bien.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter