Artículos

Rock in Town, cartelazo en el festival urbano de Avilés

 

Si algo tiene o ha de tener la cultura popular, y la música que nos ocupa es tal vez su mayor expresión, es flexibilidad y amplitud de miras, más aún si lo que toca es ofertar una experiencia total, inmersiva, en lo que sería una ciudad tomada por el rocanrol. Rock In Town, bisoño y por tanto descarado, se adapta a un lugar geográfico, Avilés, a unas fechas determinadas, 22, 23 y 24 de Marzo y a un formato que admite los afluentes que van a dar a la mar, o la ría, que en este caso no es el morir, no de primeras al menos. Y lo hace a la sombra de una serie de nombres de esos que de tan conocidos se pueden mover entre relamerse los labios o arriesgar un mohín de pereza. Esto último normalmente hasta que se llevan diez o quince minutos de concierto, claro.
Rock In Town tira de clásicos nacionales, ya sea Carlos Tarque en su versión más cruda, Burning manteniendo la llama, los ilegales en modo anfitriones o santas súbitas como Nikki hill, pero a la sombra nutritiva de estos nombres, crecen una serie de propuestas que van de lo local a lo universal, de los tientos a los consolidados.

Lo bueno de lanzar semillas por toda la ciudad es que cualquier esquina es susceptible de ofrecernos algo, no es este un festival que se ciña al recinto de turno, sino que pone a nuestra disposición una serie de opciones, algunas de ellas gratuitas. Diferentes zonas para diferentes modos de llegar al mismo sitio. La Factoría Cultural, un edificio al servicio de la creación artística, el aprendizaje y la música en directo, es más, un edificio público, dedicado a la creación artística, el aprendizaje y la música en directo, será la primera piedra de toque con Levi Parham & Them Tulsa Boys And Girls.

El Parque de las Meanas, un pulmón amplio y multidisciplinar, que da para canchas y praos, se antoja la versión primaveral y asturiana del latido clásico del Rock al aire libre, y por ahí pasarán (el viernes por la patilla) nada menos que Burning e Igor Paskual, el tornado que se crió, precisamente, en Avilés, a la vera de una industria pesada que se diluye.

Levi Parham (foto: Phil Clarkin)

Y como los bares son parte del latido, pues Pájaro, Mad Rovers y Green Desert Waters, estarán a tiro de barra en formato nocturno, porque para formatos vermú está la Antigua Pescadería, otro ejemplo de reconversión (palabra maldita en esta tierra), de la mano de la mencionada Factoria Cultural, aquí sonarán frescos y vermutantes The Nap, calidad asturiana, los tremendos The Soul Jackets y unos tal Sex Museum. Toma vermú. Y el formato festival-propiamente-dicho quedará , de nuevo, para El Parque de las Meanas, ya de pago, con el grueso del cartel, Tarque, ilegales, Nikki Hill… sin solaparse (muy importante) y una vuelta a la pescadería para rematar, literalmente, el festival en un domingo de hilo fino Nat Simmons, hilo fuerte Trashtornados y un desfile Pin Up.

Volveremos con las bandas y las actividades paralelas, pero para abrir boca, un festival que se despliega, se adapta al medio y se abre a las aceras, es un festival que merece ser vivido y visitado.

http://www.rockintown.es/entradas/

Texto: Jorge Alonso

Parque de las Meanas

One Comment

  1. Winchester y los Deltonos también participarán en el festival el sábado 23 a partir de las 19:00hrs.
    Un saludo

Responder a Gildanz Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter