Encuentros — 12 noviembre, 2018 at 13:08

Dolorosa, “el futuro está muy acotado, vivimos en la cuerda floja”

En un registro musical muy dispar al de sus colaboraciones más conocidas (Loquillo, Lapido) Raúl Bernal lidera uno de los proyectos musicales más atractivos del panorama nacional, donde da rienda suelta a su faceta más pop. La sutileza y elegancia instrumental del quinteto no debe ocultar la profundidad que encierra la parte lírica, donde salen a la luz las relaciones humanas despojadas de almíbar alguno, sin olvidar una perenne crítica al sistema y una continua llamada a la acción colectiva, por tanto un claro rechazo a ese egoísta individualismo a que nos empuja el sistema. Para mí, los más claros representantes del sonido Laurel Canyon del estado español. Nos citamos con Bernal y la vocalista Natalia Muñoz para pormenorizar en las canciones y temáticas que nutren “Un Gran Presentimiento” (Wild Punk, 2.018).

El pasado mes de abril cerráis con un concierto en La Corrala de Granada el ciclo del anterior disco, e inmediatamente os encerráis a grabar los nuevos temas…

 Si, estuvimos primero tres días en Producciones Peligrosas grabando bases, y luego nos fuimos a casa de un amigo en el campo donde se grabó todo lo demás; allí llevamos el equipo mínimo, la idea era crear el ambiente propicio para estar a gusto y al mismo tiempo poder desconectar, mientras uno grababa guitarras otros dos podían jugar al pin pon o hacer la comida, todo con luz natural; creo que logramos que todos nos encontráramos a gusto y eso se refleja en las canciones. Raúl se curra mucho las maquetas, por lo que llegamos al estudio con todo bastante perfilado, así logramos acabar el disco en menos de diez días, más tiempo encerrados es un coñazo.

Esta nueva etapa viene respaldada por una apuesta fuerte por parte de vuestra agencia de management, ¿sentís alguna presión al respecto?

En el sentido de responsabilidad quizás sí, a la hora de interferir en nuestra manera de componer canciones e interpretarlas en absoluto. Estamos encantados de que alguien crea en este proyecto y que se ocupe de los detalles materiales del funcionamiento del grupo, propiciando que los directos se hagan en condiciones en salas apropiadas, apoyándonos económicamente y nosotros solo nos tengamos que ocupar de la música

Entremos en materia musical, la escucha del nuevo disco transmite una sensación que no sé si calificar de continuista o de fidelidad a unas ideas; hay muchos nexos de unión en cuanto a ideas con el anterior

Si que hay continuidad en cuanto a las ideas que defendemos, con temáticas que siempre están presentes en las canciones de Dolorosa como la injusticia social… por otro lado todos hemos cambiado con el tiempo, yo he sido padre, otros han cambiado de pareja… circunstancias que te hacen plantearte nuevas cuestiones. Cuando me siento a componer no me planteo donde van a acabar las canciones, me salen como me salen y luego se encajan en un sitio u en otro, por lo que es lógico que se note una línea estilística, llamémosla así; de hecho el primer tema del disco la compuse mucho antes de iniciar la grabación, por lo que es natural que recuerde a canciones que se han publicado con anterioridad.

Una de esos argumentos que apuntas como permanentes es vuestra reivindicación de la canción protesta, un formato que a veces se ve como retro o pasado de moda, en todo caso más vinculado con determinados cantautores de los setenta…

Hombre, somos de una generación diferente de la que creó ese concepto, pero nosotros estamos viviendo cosas que vivieron nuestros abuelos, por otras razones pero muchos de nuestra generación se han visto obligada a emigrar como ocurrió entonces y hay una persecución clarísima contra el altavoz que supone el arte, no hay libertad como lo certifican tantos casos, los tirititeros, Valtronic, Willy Toledo… la única diferencia es que ahora no nos matan, nos encarcelan. A ese respecto me preocupa el pasotismo de los más jóvenes, una generación muy preparada que no actúa, que ve una y otra vez como nos gobiernan quienes recortan libertades y derechos y permanecen indiferentes ante tal situación.

En “Cobertizo y Faltriquera” ahondáis en ese costumbrismo granadino que también es una de vuestras señas de identidad…

Esa canción es un juego, yo vivía al lado de esa calle y pasaba por allí siempre que iba a la plaza a comprar pan, me parecía un nombre precioso aunque el sitio es horrible, no da la luz del sol nunca. El que lo escuche debe de pensar esto que coño es esto (risas)

Ya lo habéis mencionado antes, nunca os olvidáis de estos amigos que han tenido que emigrar para buscarse la vida, presentes ahora en “Inglaterra”, una especie de tira y afloja entre el amor al terruño y la crítica al inmovilismo propio de una ciudad de provincias

Efectivamente esta canción recuerda al disco anterior, en el que hablábamos de la gente que se va fuera. El tema aborda esa dicotomía eterna, hay cosas que te pueden ir bien, pero sabes que el futuro está muy acotado para nuestra generación, vivimos en la cuerda floja sin ninguna seguridad, lo que te lleva a plantearte que quizás estuvieses mejor en otro lado, rodeados de otras costumbre y maneras de ver la vida, de valorar el dinero… y por otro lado piensas que leches hago yo en un sitio con el que no tengo ninguna conexión más allá de poder ganarme el pan, a mí lo que me gusta es esto. Al final es como todo, estás contento por vivir en un sitio que conoces, pero tienes una gran incertidumbre sobre el futuro tan incierto que te aguarda aquí, con este estado policial que se ha establecido y que curiosamente casi nadie menciona.

Pero esta rabia contra el sistema la revistes de una elegancia formal que parece que hace más asequible digerir el peso de la parte lírica, “Pasar La Tarde” representa bien esta idea

Está claro que somos más los que somos buenos que los que son malos (risas). El ser humano es bueno por naturaleza, nadie quiere hacerle daño a alguien. Nos sigue sorprendiendo que haya gente con tan buena voluntada, gente que quiere cambiar las cosas por que si no esto se va al garete, y siguen ganando los que piensan lo contrario. El sistema de voto no funciona, o no vale para cambiar la sociedad, otra manera de expresión política es echarse a las calle, con el riesgo de que te abran la cabeza. Al final hay dos salidas, o largarse o pelear, y nosotros lo hacemos con nuestras canciones, esas son nuestras armas.

El tema que cierra el disco, “Canción De Amor Para La Ciencia” contiene estrofas quo sorprenden por su dramatismo, ¿de donde os viene ese sentimiento trágico de la v ida?, no parece que sea de vuestra experiencia vital.

Realmente es una canción de amor, quizás llevada al extremo expresivamente hablando, documenta ese amor puro llevado a sus últimas consecuencias, hasta el final, de ahí esa estrofa que dice “quien echará un puñado de tierra en mi tumba”. Tiene la intención de quitarle el rollo sensiblero a las canciones de amor, ya que para mí el amor es algo real y cotidiano, es ver envejecer a tu pareja, como te vas consumiendo, engordando, quedándote calvo y lo que envejecer conlleva. Creo que hay un valor de gran peso en llegar hasta el final de tus días con la persona que amas, es el cariño si quieres llevado a su punto final, a los suburbios, hasta el último suspiro de mi vida quiero estar al lado de la persona que he elegido.

Percibo que en un mercado musical tan peculiar como el español hay quien ve difícil etiquetaros estilísticamente, tampoco ayuda que no hagáis versiones ¿contempláis esto como un factor desfavorable para el desarrollo del grupo?

No sé que decirte, quizás sea contraproducente, pero no nos gusta hacer las cosas de una manera predefinida, desde el comienzo hemos funcionado de una manera libre, que nuestras composiciones fluyeran de la mano de nuestros sentimientos. Coincido contigo en la absurdidad de clasificar las reseñas de los discos bajo un epígrafe, más aún cuando en nuestros trabajos hay de todo, pop, folk, y lo bueno es que no nos da miedo que alguien nos diga que tal o cual canción parece un bolero.

A nivel personal, ¿sois más de escuchar clásicos o estáis muy pendientes de las novedades discográficas?

Creo que los dos estamos pendientes de las novedades, pero yo soy más de escuchar cosas antiguas (Natalia). Yo (Raúl) intento escuchar todo lo que puedo, procuro oír mucha música antigua que no he podido escuchar en su momento y ponerme al día, pero me gusta estar enterado de lo que sale, incluso de géneros que no consumo habitualmente, a ver que pasa, con el ritmo de lanzamientos que hay ahora tengo la sensación de que si estás dos meses desconectado te pierdes mogollón de cosas. Me gusta escuchar todo los nuevos discos de los grupos que cantan en castellano, para ver el nivel, y no me preguntes cual es el nivel, que me lo guardo para mí (risas)

Con vistas a esta gira, ¿habéis introducido alguna novedad en cuanto a vuestra presentación escénica, demasiado solemne para algunos paladares?

Si que es cierto que es un aspecto que hemos querido cambiar un poco, pero siempre que no sea nada artificial, nosotros somos como somos y encima de un escenario exponenciamos un poco más nuestra personalidad, pero no la cambiamos. Al ver videos de nuestras presentaciones nos hacemos cargo de que debemos romper esa especie de barrera que a veces hace parecer que estamos actuando para nosotros mismos, de hecho en el concierto de Madrid (sala Costello) ya se aprecia un cambio de actitud. Pero efectivamente somos serios, solemnes, pero estamos intentando que la actuación, que no deja de ser un espectáculo, sea más fluida, cuidando mucho la secuenciación de los temas, la comunicación con el público…

Antes, a micro cerrado, hemos estado comentando la preocupante situación de la música en los medios públicos, ¿algún comentario acerca de La Hora Musa?

Obviando que es mejor algo que nada, lo cierto es que los artistas que están saliendo son más de lo mismo, pero quizás si solo se prestara atención a grupos emergentes el programa duraría un par de semanas.

 

Texto: Manuel Borrero

Fotos: Fabián García

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: