Discomático — 10 noviembre, 2018 at 7:56

Jesse Dayton – The Outsider (Rough Trade)

Resultado de imagen de Jesse Dayton - The OutsiderCuando empezó su carrera discográfica Jesse Dayton era un francotirador fino. En sus primeros discos, ahora pienso en Hey Nashvegas! (2001) o Country Soul Brother (2004), había un muy bien encontrado equilibrio entre lo acústico y lo eléctrico, entre la chispa de los arreglos y el cuidado de la melodía. Veinte años después las cosas han cambiado. El tejano se ha hartado de perseguir un éxito que le ha pasado de largo injustamente una y otra vez y, cansado de esperar, ha endurecido su estilo. El anterior The Revealer (2016) ya nos avisaba de que había puesto una marcha más. The Outsider, el título habla por sí solo, presiona el acelerador al máximo. Aunque hay un par de honky-tonks de corazones rotos, como la muy George Jones «Changin’ My Ways» o el dueto con Brennen Leigh «We Lost It», ambos exquisitos, lo que predomina en esta su décima entrega es el “country-badass”. Es decir, mala leche, riffs poderosos, guitarras que huelen a cerveza, actitud rebelde y coros de ADN forajido. Quienes han llegado a la música de raíces a través del rock duro disfrutaran de lo lindo del gospel metalizado de «Jailhouse Religion», el trash campero de «Hurtin’ Behind the Pine Curtain» o el bluegrass enfurecido de «Charlottesville». Quienes, como yo, prefieren al Dayton estilista de los inicios, se quedaran algo fríos. El álbum, a pesar de todo, se cierra con nota con la adictiva «Killer On the Lamb». Produce uno de los productores de moda, Vance Powell.

JORDI PUJOL NADAL

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: