Encuentros — 11 octubre, 2018 at 12:41

Anna Calvi, jugando con la idea de feminidad

Hunter, el nuevo álbum de Anna Calvi producido by Nick Launay – habitual de la banda de Nick Cave y uno de los miembros de Grinderman – es la excusa perfecta para sentarse a mantener una charla con Anna Margaret Michelle Calvi. Las letras que ha escrito la artista nos acercan conceptos poderosos, preguntas necesarias que arropadas por los sonidos más viscerales ya no saldrán de nuestra cabeza. Desde un sofá cómodo en un céntrico hotel de Madrid Calvi comparte pensamientos fuera de la norma sin levantar la voz. La podremos ver en los conciertos del 18 aniversario de Razz este domingo 14 de octubre (ver más fechas de la gira al final de la entrevista)En “Hunter”, tonada que da nombre a tu nuevo disco te escuchamos cantar: “One more taste, One more time, I open the door wide, I wanted to survive”. ¿Crees que es especialmente duro vivir el en mundo que hemos creado?

Anna Calvi: Creo que es una combinación de sentimientos un poco oscuros. Mucha gente están empezando a despertarse, a darse cuenta de que el mundo es como es y quieren más. Especialmente para las mujeres, al querer más, el mundo se torna complicado.

¿Te resulta complicado tratar con esa clase de sentimientos formando parte de la industria de la música?

(Ríe antes de empezar a responder). Yo soy muy afortunada pues el responsable de Domino (su casa discográfica) es un tipo encantador. Ellos no son el enemigo para mi. No me limitan en absoluto, me ayudan a encontrar el camino para llegar a más gente.

Sobre la importancia de ser una mujer empoderada. Si seguimos fijándonos en las letras de este álbum en “As A Man” escuchamos: “when you are not walking and talking as a man”. ¿Podemos considerar la canción una especie de ejercicio de género?

Si, el disco trata sobre lo que supone ir más allá del género, de esas pequeñas categorías que reducen nuestra existencia a ser hombre o mujer. No estamos restringidos a estas categorías, podemos ser lo que queramos ser. Limita tanto la experiencia humana tener que comportarse siempre de acuerdo a lo que se espera de cualquiera de las dos categorías. Intentar encontrar una posición en el medio y hacernos preguntas desde ahí eso es lo interesante. Que un hombre no tenga miedo de expresar su feminidad, que pueda hacerlo sin sentirlo una debilidad. Es poco realista esperar que una mujer sea siempre perfecta, pasiva, educada y sonriente. Todos pertenecemos a los dos lados por encima de las limitaciones de género. Sobre eso trata fundamentalmente este disco.

¿Crees que los feminismos, especialmente las ideas del transfeminismo pueden ser útiles para destruir los estereotipos?

Es asombroso como las políticas trans están haciendo siempre las preguntas apropiadas. ¿Porqué tenemos que definirnos como uno u otro cuando hay un lugar entre los dos? Eso es algo que yo siento. Yo nunca me he sentido completamente cómoda teniendo que identificarme como mujer y tampoco teniéndolo que hacer como hombre. Este disco me ha enseñado mucho sobre mi, sobre mi género, pues al desarrollarlo me he estado haciendo a mi misma todas estas preguntas.

Ya en otras entrevistas has dicho que desde pequeña tus padres te han animado a profundizar en tus pensamientos a no quedarte en la superficie. Sin duda es algo que has hecho grabando Hunter.

Ellos son gente muy introspectiva y siempre me animaron a serlo, a preguntarme a mi misma que significan las cosas, a no conformarme con lo superficial.

¿Cómo masa que es crees que le va resultar fácil al público escuchar este nuevo álbum?

En realidad no tengo ni la menor idea. No puedo pensar en ello. Para mi es un disco muy honesto y puede que no esté hecho para todo el mundo pero espero que la gente que valora la verdadero pueda sentir lo emocional y visceral que tiene.

Imagino que tratar con todas estas emociones de cara a subirse a un escenario tiene que ser algo agotador. ¿Qué tipo de ritual o ejercicios te sirven cuando tienes que prepararte para un gran tour?

Tiene más que ver con poder concentrarme antes de subir al escenario. Sobre un escenario puedes dar todo lo que quieras. La única limitación es la que te impones a ti misma. El público aceptará lo que tú le des y yo intento ir lo más lejos que puedo.

Si hablamos de canciones como “Chain” (“I´ll be the boy you be the girl”) o “Alpha” (“My body is till on, ”I wanna know are you satisfied”) hablamos de nuevo sobre sexualidad. ¿Crees que desde las redes sociales que obligan a tapar pezones se lleva a cabo hoy un nuevo tipo de censura?

Es muy loco pensar que debemos taparlos cuando los hombres también los tienen. Hay tantas cosas que hemos aceptado para ser aceptadas. Es muy jodido que todas las mañanas tengamos que maquillarnos para evitar sentir vergüenza, sentir vergüenza de tus piernas porque no cumplen con en el estándar y tener que prescindir de una parte de te misma para no desagradar. El sentimiento de vergüenza es el que lo estropea.

Desde la portada de tu primer single “Jezebel” has dejado claro lo importante que es para ti adoptar una estética determinada. Así te hemos visto subida al escenario vestida como un bailaor flamenco.

Siempre me ha gustado jugar con la idea de feminidad. Los bailaores flamencos siempre han mostrado su lado femenino conectado con las fortaleza de la mujer al tiempo que evocan el romanticismo y la pasión por la música.

¿Porqué tanto rojo y negro en las fotografías y diseños que envuelven tus canciones?

 Creo que hay algo poderoso en la simplicidad. Para mi el rojo sugiere lucha, peligro… Siempre he sentido que mi música es roja.

Hemos hablado del rojo, del negro, de los bailaores flamencos, nos falta hablar de Vivienne Westwood. Una de las principales responsables de la estética punk, alguien a quién en lo que tiene que ver con tu imagen has hecho referencia en anteriores ocasiones. ¿Crees que ahora el punk tiene que ver con otras músicas diferentes a las que en los 70´s eran consideradas como tal?

La ética del punk es cualquiera puede hacerlo. Hoy cualquier puede tener un programa para hacer música en su ordenador. El ordenador es la nueva guitarra. Esto democratiza mucho la música de la misma manera que lo hizo el punk.

Precisamente un poderoso riff de guitarra es lo que nos encontramos en “Indies or Paradise”. Un riff que al escuchártelo tocar nos recuerda a la energía de Jimmy Hendrix. ¿Qué guitarristas contemporáneos son para ti una influencia?

Conocemos todo el background de las rock star masculinas, su ego, su orgullo sexual pero nos falta explorar lo que quieren decir las mujeres cuando cogen una guitarra. Así que ahora ando muy centrada en lo que hacen artistas como Courtney Barnett quien es una gran guitarrista.

¿Cómo de importante es para ti a la hora de componer haber estudiado música clásica y violín?

Se va convirtiendo en algo cada vez menos y menos importante. Especialmente para este disco donde quería ser más visceral y emocional, romper con lo cerebral que me da haber estudiado música clásica. A veces un solo grito y una cuerda llegan más rápido al corazón que una gloriosa sinfonía. Es algo bastante nuevo para mi y me resulta excitante explorarlo.

¿Tienes que limitarte a ti misma para no caer entonces en los patrones de la música que has escuchado?

Si, creo que tiene que ver con sentir que no tienes que estar hablando todo el rato, que es preferible pararse a pensar y decir solo lo importante.

¿Cómo fue participar junto a Robert Wilson en la ópera basada en la historia homónima de E.T.A. Hoffmann The Sandman,?

Muy intenso e inusual, no teníamos guión, la música se improvisaba. Fue un gran reto. Y me sentí muy libre trabajando sobre la ideas de otros.

Ya para terminar “Swimming Pool”, la canción más operística del álbum nos recuerda a otra de tus influencias Maria Callas.

Ella es tremenda. Es lo opuesto a Jimmy Hendrix, ella es tan conmovedora pero asustada por poder resultar desagradable. Completamente fuera de la norma, es como un tono de guitarra súper cálido, como el terciopelo.

 

Texto: Daniel Acirónjugando

Fotos: Maisie Cousins

 

Fechas gira:

Viernes 12 de octubre Plaza Mariano de Cavia (Fiestas del Pilar)

Sábado 13 de octubre, Valencia, La Rambleta

Domingo 14 de octubre, Barcelona, Razzmatazz 2 (CRUILLA TARDOR/ 19 ANIVERSARIO RAZZMATAZZ)

Martes 16 de octubre, Madrid, Changó (SON Estrella Galicia)

Miércoles 17 de octubre, SANTIAGO, Capitol Club

 

 

12 OCT Zaragoza Plaza Mariano de Cavia (escenario exterior de Las Armas) (Fiestas del Pilar) GRATUITO
13 OCT Valencia La Rambleta Ticketing
14 OCT Barcelona Razzmatazz 2 (Cruïlla de Tardor) Ticketing
16 OCT Madrid Changó (SON Estrella Galicia) Ticketing
17 OCT Santiago de Compostela Capitol Club

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: