Discomático — 10 octubre, 2018 at 12:00

AVEC – Heaven / Hell (Earcandy Recordings)

Conviene apuntarse el nombre de esta joven austriaca de 23 años. Con esa edad este es ya su segundo LP y ha ganado también 2 Premios Amadeus en su país. Su voz es muy personal y privilegiada y te puede llevar a pensar en mujeres como PJ Harvey o Kristin Hersh (en sus momentos más delicados), pero también a Will Oldham o Bill Callahan. Heaven / Hell (Earcandy Recordings) Trae en sus sonidos y en sus autobiográficas historias lo que su título indica.

Concibe su música y lo que nos cuenta como medio para exorcizar sus fantasmas internos aunque le ayudan en ello su formación como violinista clásica y la producción de Tommy McLaughlin (Villagers, Soak) que ayuda también con programaciones adicionales y sintetizadores. En su sonido es trascendental también la presencia de Andreas Häuserer, que, como ella, se ocupa de la e-guitar y de los coros, pero que además aporta un montón de teclados analógicos y sintetizadores.

A pesar de esta amplia presencia de sintetizadores y programaciones el sonido es claramente orgánico y natural. Es así desde esa apertura con el tremendo single «Love» que llegó al número 1 en la radio alternativa de su país y que ya nos presenta su peculiar y atractiva voz. Preciosos y emotivos lentos como «Underwater» pueden cautivar a quienes sigan a artistas cercanas a nosotros como Joana Serrat y en otros más desnudos como «Close» a los momentos más íntimos de Kristin Hersh o Dayna Kurtz. No teme a la experimentación como demuestra el tema titular con sus aires a PJ Harvey incluidos. «Still» es otra maravilla melancólica de logrado estribillo que también debiera llamar la atención de seguidores de propuestas como The xx o Beach House. En «Alone» tenemos una bella fragilidad con hermosura y desnudez total, aunque le acompaña un sensacional piano para engalanar más aún su peculiar voz. El disco cuenta además con una gran presentación en digipack y liberto con todas las buenas historias que nos cuenta. La guinda la ponen dos bonus tracks entre los que me quedo con un «Dear» también reposado y melancólico que me recuerda al más taciturno Will Oldham o Bonnie “Prince” Billy.

Texto: Txema Mañeru  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: