Artículos — 30 octubre, 2018 at 8:21

Hay un nuevo forastero en la ciudad: Drake White

 

Vamos a la parte más mainstream del negocio, aunque no exenta de calidad. Con solo 35 años, Drake White lo está petando.

 

No es fácil acabar abriendo conciertos para alguien tan multitudinario en los terrenos cercanos al country como Zac Brown Band o una banda mítica como Lynyrd Skynyrd. Drake White lo ha hecho. Nacido en 1983, en Alabama, debutaba en 2014 con el single Simple Life, en 2015 publicaba el segundo, It Feels Good y a este seguía ese mismo año Livin’The Dream. Algo que, en el fondo, era lo que estaba haciendo, vivir un sueño. Porque el ascenso de White fue fulgurante, y más tras publicar en 2016 su debut largo, Spark. Aunque sería justo recordar que, de manera independiente, White ya había lanzado en 2011 el inencontrable 50 Years Too Late.

 

La música de White, que este mismo 2018, concretamente el 4 de mayo, lanzaba el mi LP Pieces, se mueve a medio camino entre el rock sureño, el country rock, el blues rock y el boogie rock. Está pensado para triunfar en las listas y, de momento, lo está consiguiendo. “Creo que la mejor música es imprudente y peligrosa. Odio las canciones domadas o a las que se quitan las aristas, porque las aristas son lo que hacen grande la música. Eso es lo que hace que los Rolling Stones sean los Rolling Stones. Así que espero que cuando escuches mi música no suene domada”.

 

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: