Encuentros

Los Estanques, Veni, vidi, vinci

Surgida de las cenizas de los brillantes Crayo Laser, la banda cántabra está pegando fuerte en un Madrid que los ha acogido con los brazos abiertos. Los amantes del Sonido Canterbury, la psicodelia y el progresivo no han tardado en darse cuenta de que estamos ante unos verdaderos fenómenos. Podremos verles en la programación de Get Mad! Festival en Madrid los próximos 14 y 15 de septiembre. http://getmadfestival.es

Liderados por el alma creativa de Inigo Bregel, Los Estanques dejaron patidifusa a la escena con un extraordinario debut lanzado el pasado verano (Contiene Percal), que no pilló por sorpresa a los que ya los conocían por sus logros artísticos con Crayo Laser. Pero el cuarteto se sentía algo aislado en su Cantabria natal y se ha mudado a la capital en busca de oportunidades, decisión que se ha mostrado acertada en cuestión de semanas: Ya han lanzado su segundo álbum (II) con el sello capitalino The John Colby Sect y han debutado en la ciudad con llenazo y varias rondas de aplausos por canción. Y atención porque su fertilidad es digna de algún grupo de las antípodas… ya tienen listo su tercer asalto y están a punto de preparar el cuarto.

Los Estanques es algo más que un grupo de colegas que se juntan para divertirse. ¿Con qué objetivos nació la banda?

El proyecto nació como una excusa para encerrarme un mes en casa de Borja Juanco para grabar un disco. No teníamos nada pensado, ni siquiera el estilo, cada uno tenía sus gustos. Yo venía del rock progresivo, la psicodelia y la música clásica y el venía del reggae, del soul, de jazz… de la música negra. Habíamos tocado juntos en una banda de versiones de música negra que se llamaba Lions In The Purple Shade. Cuando se disolvió la banda él y yo teníamos pendiente todavía una cosa: grabar un disco. Con el disco ya grabado tuvimos que buscar una banda para poder llevar los temas al directo. Al final tirando de viejos amigos, nos quedamos Germán Herrero, Andrea Conti y Fernando Bolado y yo para conformar la banda. Y así nacieron Los Estanques.

El modus operandi “unipersonal” en cuanto a composición y grabación, ¿qué ventajas y qué inconvenientes tiene?

Son todo ventajas, ahorras tiempo, no discutes con nadie, vamos en definitiva que haces lo que te sale de las narices y no tienes que rendir cuentas a nadie. Aun así el estudio está abierto a quien quiera venir y aportar su toque en cualquier tema. Sí que es verdad que los solos de guitarra últimamente es Germán quien se los hace, no se pierde una grabación. Seguiremos así para los próximos trabajos, de hecho es lo que estamos haciendo.

¿Qué importancia tienen la formación académica y los estudios de música en el resultado final de lo que ofrecen Los Estanques?

Hombre, a la hora de hacer un arreglo, de salir de un atolladero o en definitiva de un problema siempre uno tiene sus recursos gracias a la formación recibida. Aun así, yo estudié composición clásica pero me adentré en la música de crío por el rock progresivo que escuchaba mi padre, él ha sido el culpable de todo esto, jeje. Con esto quiero decir que es en realidad haciendo rock de cualquier tipo donde me siento verdaderamente cómodo.

¿Y la música clásica? ¿Y la literatura y el cine?

Por supuesto que hay influencias de música clásica en mi música, pero no es nuestra intención que escuches a Vivaldi en nuestra música, ni mucho menos. Sí viene bien tener una visión amplia de la música, sea del estilo que sea, a la hora de componer. Y lo mismo se puede decir del cine y la literatura, en general de la cultura; tener una amplia visión con muchas influencias que contrastar viene bien para todo, tanto en el arte como en la vida misma.

Las letras parecen muy trabajadas, ¿siguen un proceso intuitivo, o hay mucho curro detrás?

Las letras se tienen que amoldar perfectamente a la música, prima su sonoridad antes que su significado. De ahí que salgan letras con contenido bastante sugerente, si te pones a excavar, cualquier canción podría estar hablando de cualquier cosa. Es muy gracioso ver cómo la gente te viene diciendo que si un tema habla de tal o de cual, yo digo a todo que sí, pero me descojono por dentro.

Ahora estáis afincados en Madrid, ¿cómo están siendo vuestros primeros pasos en la capital??

Pues de momento no nos quejamos. Madrid nos ha acogido muy bien, estamos muy agradecidos a Juan e Inés del sello John Colby sect, a Niki de HRB, a Manu de Ola la Meta, a Sam nuestro técnico y a otros muchos. Esto es otro rollo comparado con Santander. Santander es la hostia, pero culturalmente no está a la altura de Madrid. Lo peor de Madrid es que no hay mar.

Vuestro primer disco es más “late 60’s”, el segundo “early 70’s”, ¿qué onda tendrá el tercero?

Continuaremos con el orden cronológico hasta llegar a los dosmiles y a la neopsicodelia. Seguimos en la misma línea: engañamos a la gente diciendo que es pop, pero en realidad es progresivo camuflado. No tenemos fecha para el tercero, pero en febrero empezamos con el cuarto.

¿En las redes sociales compartís materiales inéditos verdad?

Lo solemos colgar en el canal de Inbophonic Records de Youtube, animamos a la gente a que se suscriba si les mola el rollo, ya que hay colgamos no solo nuestra música sino también otras bandas que estoy grabando, hay diversidad de estilos ¡aunque sí que es verdad que el rock es el punto en común de todas!

 

Texto: Nacho Serrano

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter