Vivos — 11 junio, 2018 at 11:49

El Hijo Ingobernable – Sala Aliatar (Granada)

Después de toda una vida dedicada a la música, era lógico que la presentación del debut discográfico de Víctor Lapido contase con nutrida comparecencia de colegas de oficio. El todo Granada musical se dio cita en el viejo cine para degustar en vivo esa pequeña muestra de delicatesen folk pop que su autor ha empaquetado bajo el título de De Mis Soledades Vengo. La puesta de largo demandaba generosidad, y así lo entendió el protagonista de la velada, que no dudó en contar con la numerosa banda que le acompañó en el estudio: las chicas de Cosmotrío en las cuerdas, David Montañez a las teclas, Mafo de Pájaro Jack percutiendo y la presencia estelar de Daniel Levy y Tony Molina de Elemento Deserto, ojito con esta banda, configurando un todo que brilló tanto en los temas más sutiles y bucólicos, caso de ese sentido homenaje cinematográfico titulado “Para John Ford” o “A Mi Lado”, así mismo en los delicados arpegios guitarreros de “Así Lo Recuerdo”, emocionado recuerdo de la época en la que las producciones de Joe Boyd reinaban en el folk británico, nota alta también en el crescendo de “Exilio”. Con un sonido pulido y envolvente que se apreciaba mejor en las primeras filas, la escasez temporal de material propio fue subsanado echando mano de referencias actuales y pretéritas: en ese orden se recordó a Sufjan Steven y Gene Clark, que pusieron colofón a esta emocionante noche.

 

Texto: Manuel Borrero

Foto: Eva Fraile

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: