Encuentros — 14 junio, 2018 at 16:44

Uriah Heep regresan muy vivos al RockFest (Barcelona)

Tras muchos años de ausencia (demasiados) Uriah Heep vuelven a los escenarios de Cataluña dentro del marco de la nueva edición de Rock Fest BCN (5 a 7 de julio, Can Zam, Santa Coloma de Gramanet). Si hablamos de hard rock setentas ellos estarían en ese podio imaginario del género con discos como Look At Yoursef, Demons & Wizards o Abominog. Mucho ha llovido desde entonces, han tenido sus altibajos e ingentes cambios de formación, pero a día de hoy parecen volver a estar consolidados y paseándose por los escenarios como lo que son; unos clásicos en vida. Phil Lanzon el hombre detrás de los teclados desde 1986 y desde entonces también componente básico en la formación accedió a responder a nuestras preguntas con motivo de la visita del combo a Rock Fest BCN. Y esto es lo que dio de sí la charla en la que incluso recordamos sus días como ídolos de masas en la antigua URSS.

Vais a tocar en Rock Fest BCN este verano. Hace mucho tiempo que no actuáis en Barcelona. No recuerdo vuestro último concierto en Barcelona pero igual hablamos de finales de los ochenta.

(Risas) Ni yo lo recuerdo, hace tanto tiempo. Aun así tengo recuerdos de la ciudad, me gustó mucho y recuerdo estar hospedado en un hotel al lado del mar. Tenemos muchísimas ganas de volver.

Me gustaría preguntarte por los dos últimos diez años de historia de la banda. Parece que el álbum Wake The Sleeper (2008) fue el detonante para la constante actividad que habéis tenido desde entonces.

De hecho el nombre del disco viene porqué durante unos años Uriah Heep estábamos como dormidos (Sleepy en el original). Ese disco fue muy bueno para nosotros y creo que la música contenida en él así lo refleja. Es un disco muy enérgico.

De hecho antes de Wake The Sleeper habíais estado diez años sin publicar ningún álbum de estudio.

Eso fue debido a problemas con las discográficas. Seguíamos girando pero no encontrábamos a ninguna para poder grabar nuevas canciones. No fue algo muy agradable para nosotros, afortunadamente al final todo se solucionó y me gusta el poderme haber olvidado de todo aquello.

Creo que tenéis previsto publicar un nuevo disco de estudio este mismo año.

Efectivamente, en Septiembre.

Se va a llamar Living The Dream ¿No?

Así es, y va a estar producido por Jay Ruston, un productor canadiense que nunca antes había trabajado con nosotros. Se ha grabado en un ambiente muy bueno, con toda la banda tocando a la vez en el estudio y sobra decir que estamos muy contentos con el resultado.

Ahora querría volver atrás en el tiempo y preguntarte por cuando entraste en la banda, que creo que fue en 1986. Me da la impresión de que debió ser una época muy turbulenta para Uriah heep con multitud de cambios de formación y ventas de discos muy escasas.

Efectivamente, mi entrada en Uriah Heep fue en 1986, y más o menos es como lo cuentas. Todo era un poco caótico, Peter Goalby el vocalista de aquel entonces les dejó plantados para volcarse en otro proyecto y estuvo temporalmente Steff Fontaine. Yo entré entonces y lo hice con muchas ganas, quería aportar algo fresco y nuevo al grupo. Mi primera aportación fue hacer una gira americana con Uriah Heep que a nivel personal y musical nos dejó muy satisfechos. Al volver de ella ya nos planteamos seguir trabajando juntos, hicimos algunas canciones que finalmente acabaron en el disco Raging Silence (1989).

Pero antes vino la gira por la antigua Unión Soviética que fue un éxito enorme para la banda y que en cierta manera os volvió a establecer un poco.

Créeme, aquello fue como ir a otro planeta. Fue un shock absoluto porqué era algo a lo que no estábamos acostumbrados. El recibimiento por parte de los fans fue abrumador pero también se hacía extraño tener al ejército siempre merodeando por ahí. Pero las cosas ahí funcionaban así y teníamos que hacer nuestros conciertos. Empezábamos cada concierto con «July Morning» que ahí es un himno, y la gente se volvía loca. Muy, muy impresionante. Una experiencia irrepetible.

Podríamos afirmar que en la URSS había una Uriah Heep manía.

Por supuesto, no lo dudes. Cada noche en el estadio era inenarrable, y eso que hacía muchísimo frío. Era tan emocionante la gente a las puertas soportando ese frío para vernos a nosotros.

Realmente fuisteis unos pioneros en la Unión Soviética.

Creo que sí. A ver, tampoco fuimos los primeros en tocar allí, ya habían ido otros músicos, pero que no eran estrictamente rock. Y de eso creo que ya hacía veinte años, imagínate las ganas que tenía esa gente de escuchar rock.

Desde que tú y Bernie Shaw os unisteis a Uriah Heep me da la impresión de que junto a Mick Box os habéis convertido en el núcleo de la banda.

Creo que sí, sería correcto decir eso. Los dos hemos dado una estabilidad en la que ya no hay que pensar en reemplazos para sitios clave.

Si uno se mira los créditos de los discos Mick Box y tú os habéis convertido en el tándem compositor en Uriah Heep.

Es algo que Mick y yo ya descubrimos en los ochenta, que funcionábamos muy bien juntos y así hasta el día de hoy. Lo podrás comprobar de nuevo en nuestro próximo disco de estudio, Mick y yo quedamos para componer como siempre y la creatividad sigue fluyendo.

De todos los discos que has grabado con Uriah Heep ¿cuál sería tu favorito?

Pues me quedaría con Sea Of Light (1995). Creo que las canciones son muy sólidas y después de más de veinte años creo que sigue sonando fantástico.

También habéis publicado recopilaciones en las que la formación actual de la banda ha regrabado clásicos pretéritos del grupo ¿Cuál sería el motivo?

Es una manera de seguir haciendo cosas para no estarse quieto. Además piensa que en directo las llevamos tocando desde hace tanto tiempo que por qué no ofrecer nuestra propia versión de ellas también en estudio.

Y se podría afirmar que tú eres el sustito de Ken Hensley, aunque antes tuyo estuviera John Sinclair, el compositor de la mayoría de esas canciones ¿Sientes mucha responsabilidad al ocupar ese puesto?

La verdad es que no, me considero el teclista de Uriah Heep y hago lo que hago y no me siento en deuda con nadie.

Volviendo al concierto que ofreceréis en Rock Fest BCN imagino que será una especie de grandes éxitos.

Correcto, creo que tocaremos durante una hora y básicamente nos concentraremos en los clásicos.

¿Puedo hacer una petición?

Claro, adelante.

«Too Scared To Run»

(Risas) Me resulta curioso que me pidas esa canción ya que en América es muy popular entre nuestros fans.

Puedo entenderlo, es una pieza de hard rock melódico muy del gusto del consumidor americano. ¿Y del nuevo disco que tenéis preparado pensáis incluir alguna canción?

Lo más probable es que no. La razón es que no tenemos la agenda muy apretada y no tendremos tiempo para ensayarlas. Nos las guardamos para la gira europea que hay prevista en octubre.

¿Sabes si España está incluida?

Me temo que no, pero ya sabes esas cosas no dependen de nosotros. De momento tenemos los festivales y esperamos no defraudar a nadie.

Para finalizar quería preguntar tu opinión sobre las comparaciones que siempre ha habido entre Uriah Heep y Deep Purple.

Yo no las veo con mucho fundamento, aunque Deep Purple ha tenido más de un cantante para mí es un grupo con una única voz reconocible mientras que en Uriah Heep ha habido unos cuantos vocalistas y eso ha dado mucha variedad. También pienso que nosotros construimos las canciones de una manera diferente a Deep Purple. Los teclados también son diferentes, en Deep Purple percibo influencia del jazz, que en Uriah Heep no la hay para nada. Obviamente las similitudes nos las da el género que tocamos ambos grupos, pero para mí ahí finaliza todo.

 

http://rockfestbarcelona.com

Texto: Xavi Martínez

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: