Encuentros — 12 junio, 2018 at 12:56

Ripoff Raskolnikov, “el blues es la forma más directa, inmediata y emocional de expresarte a través de la música”

Detrás de este nombre tan peculiar encontramos a un músico austríaco que tiene en figuars como Tom Waits o Son House sus grandes referencias. El blues europeo está, sin duda, en un buen momento y el lanzamiento de su Lost & Found es una buena excusa para entender lo que se cuece en el país de Mozart y Strauss.

 

Creo que te gusta definir tu música como algo más amplio que blues.

Sí, es blues de una manera genérica, pero básicamente soy cantante y compositor de canciones, y me gusta tocar blues. Quizá eso me convierte en un músico de blues, pero no lo sé.

 

Difícil de contestar, pero ¿qué es el blues?

La manera, junto al folk, más directa, inmediata y emocional de expresarte a través de la música.

 

¿Eso es lo que te ofrece?

Eso y el mejor consuelo en los malos tiempos y la pura alegría cuando las cosas van bien.

 

Habitualmente citas a Tom Waits como una referencia para ti.

Él es uno de los mejores y más prolíficos compositores del mundo y, como tal, es una gran influencia para mi trabajo. A diferencia de mí, ha sido bendecido por una voz maravillosa también.

 

¿Has pasado algún momento que no te gusta recordar en tu carrera?

Bueno, lo peor fue en un festival en Holanda, hace unos diez años. Toqué delante de un grupo de hippies pies negros que simplemente se negaron a escucharme y a respetarme. Al final me enfadé mucho y les grité que se callaran. Es raro, pero no me han vuelto a invitar a ese festival (risas).

 

¿Y de los buenos?

Tocar con Big Daddy Wilson, The Holmes Brothers o Ian Siegal.

 

¿De dónde sale tu técnica con la guitarra?

Como muchos de mis colegas, aprendía a tocar la guitarra escuchando discos y cintas durante mi adolescencia. Escuchaba a músicos de blues de los años 30 como Skip James, Robert Johnson, Huddie Ledbetter, pero también a británicos contemporáneos como Bert Jansch o Nick Drake. Y, por supuesto, cantidades ingentes de Bob Dylan. Supongo que todos ellos dejaron huella en mi forma de tocar.

 

Venga, juégatelo. Recomiéndame tres discos.

Pues tres dobles. Exile on Main Street de The Rolling Stones, Blonde on Blonde de Bob Dylan y las últimas sesiones de Leadbelly. Bueno va, y Astral Weeks de Van Morrison y Drinkin’ Tnt ‘N’ Smokin’ Dynamite de Buddy Guy y Junior Wells con Bill Wyman al bajo.

 

¿Es el blues un estilo que se ha perdido y encontrado (NdA. Lost and Found)?

Espero que nunca se pierda y solos e encuentre.

 

¿Qué me dices de tu país? ¿existe una escena de blues en Austria?

Como en todos los países europeos, hay una pequeña escena, pero yo suelo tocar más fuera que aquí. Además, toda mi banda es de Budapest.

 

¿Conoces el blues de España?

Poca cosa. Conozco a Víctor Puertas y a la Vargas Blues Band, si es que aún existe.

 

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: