Discomático — 13 junio, 2018 at 7:39

Th’Booty Hunters – Speaking of the Devil (Stash)

Que quién avisa no es traidor es un lema válido de Pekín a Pokón, y si alguien lo aplica con sangre por estas tierras amenazando ya desde una carpeta de póster de película del Lynch de aguijón largo y abriendo los primeros surcos a ritmo tétrico de paso de pascua sevillana tras los del pistolero en la cantina en busca de su último trago, estos son Th’ Booty Hunters. Porque lo que se va a encontrar uno en cada corte es la prueba del algodón de una banda sin complejos desde el parto, con la experiencia propia de un cuarto disco que supera un listón alto y el desparpajo de seguir haciendo lo que les viene en gana, porque les gusta y porque les divierte. Sin similitud alguna con aquella banda madrileña, si comparten actitud canalla a base de aptitud técnica adquirida perforando tímpanos con Black&Decker en mil tugurios que obliga a lamerse las orejas y darse colirio en los ojos para disfrutar de once balazos con mucho porcentaje de acierto. From the Llobregat to Nashville y vuelta a base de fiddles, banjos y sonidos nativos de las praderas donde se cultivan las mejores alcachofas del país sin obviar influencias de guitarras Flying V dentro del contexto del tercero de los Hank Williams, «Speaking of the Devil», y el tono de predicador oscuro vendiendo su elixir desde el carromato de Slim Cessna. Pero es al bajar el tempo con ‘’murder ballads’’ del calibre de «In a Holler» y al aplicar armonías femeninas haciendo más amable el tinglado, «20 Dollar Job», donde cabe convencerse de que a cada paso que dan estos forajidos de proximidad, siguen acortando al trote la distancia del Rocksound al Grand Ole Opry.

 

FRANK DOMENECH

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: