Artículos — 5 junio, 2018 at 7:07

Hay un nuevo forastero en la ciudad: Abe Partdridge

Nueva semana y nuevo artista de raíces por descubrir. Esta vez nuestro “forastero” surge de Alabama, tierra de mucho más que rock sureño.

 

Hay quien habla de Abe Partdridge como la unión imposible entre Townes Van Zandt y Tom Waits. El de Mobile, Alabama, no es un músico tan joven como otros que han pasado por esta sección. Él tiene 37 años, pero Cotton Fields And Blood Days, recién editado, es solo su segundo disco. Tremendamente religioso en sus inicios, Abe empezó en la música tocando el banjo en la iglesia. Eso le llevó a dedicarse a estudiar teología en diversos centros hasta que decide dejarlo todo por la música. Rápidamente se dio cuenta que sus canciones calaban y que su manera de explicar las cosas le hacía llamar la atención del público. “Hay mucha historia aquí y mucho que considerar”, dice Partridge. “A la gente le gusta aferrarse a ciertas cosas, y algunas son hermosas y vale la pena aferrarse a ellas. Pero hay algunas cosas que son … no tan bellas, y que también deben ser vistas. Puedes ver eso caminando por Mobile, donde hay maravillosos edificios antiguos, y luego a unas pocas cuadras de distancia, total destrucción “.

 

El músico no olvida su época religiosa y se gira hacia ella con cierta sorna. “Es gracioso, una vez que llegué a ser parte de la comunidad religiosa, todos esos discos de rock tenían que desaparecer, ya que eran malvados, pero no tenían ningún problema con los viejos temas del blues, a pesar de que el material no era tan diferente”. Aunque no solo eso marcaría su vida y su música. Abe Partridge fue reclutado y participó en la Operación Libertad Duradera en Irak, intentando liberar a un pueblo que no tenía muy claro si quería ser liberado. Su suerte fue que, a su regreso, Shawn Byrne, productor habitual de algunos artistas de Nashville lo vio en un garito de mala muerte, actuando ante una decena de personas, y decidió apostar por él. El resultado es su primer trabajo, White Trash Lipstick al que seguirá ahora Cotton Fields And Blood Days. Según el periodista especializado Alan Harrison, “Partridge suena como el prodigio de Townes, Guy y Rodney, por la forma en que sus letras se retuercen poéticamente y giran a través de una voz candente y reflejada en una guitarra acústica irregular”.

 

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: