Vivos — 14 mayo, 2018 at 11:08

Willie Nile & Los Tupper – Kafe Antzokia (Bilbao)

¡Menuda velada nos ofrecieron Los Tupper y Willie Nile en el Kafe Antzokia! El ambiente previo ya era de esos días que se va nota que algo “gordo” va a pasar. ¡Y pasó, vaya si pasó!
Abrieron con ganas y la energía que les caracteriza Los Tupper. Tenían una deuda pendiente interior porque no quedaron del todo satisfechos del último concierto ofrecido recientemente en Bilbao. Aunque para los que les seguimos, aquella beoda noche estuvieron sembrados. Arrancaron con la siempre contagiosa “Nadine” y ya nos hicieron ver que la cosa iba en serio con “Fool on the Ground”, y en este caso en el Antzokia. Siguieron joyas como ‘”14 Days”, “Don’t Tell Me Goodbye”, “Sad Afternoon” y muchas perlas más de “Yesterday’s Pizza” y de “Hotel Debris” que nos dejaron con más ganas de comer algo caliente o ir algún día a ese hotel de los Faces, Kevin Junior o Dave Kusworth.

Los Tupper (foto: Lucía Aparisi)

Manu vino de gala con ese traje blanco robado a Gram Parsons de su tumba que lució en la portada del debut de los Flying Burrito Brothers. Raúl estaba eufórico y se notaba. Cantó con ganas como siempre y derrochó simpatía y saber estar. Muchos de esos veteranos asiduos a Bruce Springsteen, Wilie Nile o Elliott Murphy se fueron a casa pensando para sus adentros. ¿Por qué cojones nos quedamos limitados a dos o tres cosas cuando hay tantos buenos grupos haciendo fantástico rock’n’roll hoy en día. Me consta que más de uno, azuzado por esta vieja ladilla que soy, ya se ha hecho con alguno de sus últimos vinilos.

Lo de Willie Nile y su fantástica banda ya no tiene nombre. Está a punto de cumplir los 70, pero, como ocurrió hace pocos meses, también en el Atnzokia, con otra leyenda muy viva llamada Ian Hunter, no se les nota la edad para nada. Viven el r’n’r y viven sus canciones como si fuera la última noche y aunque “sólo” llenen salas entre 400 y 800 espectadores, se entregan como si estuvieran en el mismísimo Madison Square Garden de Nueva York. Conectó con todo el mundo arrasando con el “Runnin’ Down a Dream” de Tom Petty sin decir nada. ¡No hacía falta!

Willie Nile

Demostró que es y será “Forever Wild”. Habló en euskera y castellano. Nos emocionó contándonos que “Heaven Help the Lonely” y nos hizo sentirnos más acompañados que nunca. Nos dio un hoy y un “mañana” y se perdió con el piano en las “Streets of New York” haciendo que vaciáramos nuestras copas. No faltaron sus palabras de elogio para el “Shakespeare del R’n’R” y demostró su amor diciéndonos que “Everybody must be stoned”. Nos emocionó con la dedicatoria de su “Magdalena” a una chica que le vio la noche anterior en León. Está en la gira del disco “Positively Bob. Willie Nile Sings Bob Dylan”. No es, positivamente, el mejor disco sobre la obra de Bob, pero sí uno de los más certeros y sinceros. Por eso también hizo un eufórico “Blowin’ in the Wind” y nos dejó con las ganas de su emotivo “Every Grain of Sand” o de su potente “Subterranean Homesick Blues”.

Danny Montgomery volvió a demostrar que sigue siendo un coloso del ritmo. Juanjo Zamorano se salió con el bajo y puso alguno de esos coros que tanto le gustan y sabe hacer. Por cierto que nos comentó que pronto tendrá su segundo disco en solitario ayudado por Hendrik. Jorge Otero, sin palabras. Se salió con la slide en el colgado “Rainy Day Women” pero estuvo sembrado a lo largo de todo el concierto. Siempre discreto pero con algunos solos concisos de esos que calan adentro. Stormy Mondays han llegado a la luna por él y es una pena y una injusticia poética que no congregue a más gente en sus conciertos o que no escuchen sus magníficos discos. Los bises fueron solicitados hasta la extenuación como en las grandes noches y nadie quería que eso acabara nunca, pero solo quedar buscar en la agenda cuando será la próxima fecha.

 

 

 

Texto: Txema Mañeru

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: