Vivos — 14 mayo, 2018 at 12:13

Shirley Davis & The Silverbacks – Sala Príncipe (Granada)

Elegantemente envuelta en multicolores sedas, la cara de la imponente Shirley dibuja una leve mueca de desilusión al salir al escenario, al comprobar el escaso público que ha atendido a su racial llamada: apenas treinta personas un jueves a 10 euros el tiquete. Quizás se pueda achacar este pinchazo a que el fin de semana siguiente se celebraba en la ciudad un festival con nombres tan originales y poco frecuentes en este tipo de eventos como Lori Meyers, Sidonie, Viva Suecia, Niños Mutantes dj… lo que se dice un torrente de emociones en estado puro. Aunque este no el foro adecuado, invito a los lectores y aficionados a una reflexión acerca del devastador efecto que la proliferación de festivales está provocando en la música en salas, antes de que este sea irreversible.

Solidamente respaldada por los numerosos Silver Backs, Davis puso toda la carne en el asador para levantar la noche, y lo cierto en que en no pocos momentos lo consiguió: bajándose al la platea para incitar al público al baile, cantándonos desde el borde del escenario, invitando a todas las féminas presentes a compartir con ella el micrófono en la reivindicativa “Woman Dignity”, empapándonos de su pasión por una música que traspasa fronteras, mezclando funk, toques soul y una original aportación afrobeat.

Se les podría achacar que su puesta en escena, en algunos momentos, tira más de la técnica que de la pasión, pero no será este reportero quién ponga pegas a una actuación febril y convincente que logró con creces su objetivo, si este era hacer sudar la camiseta y compartir con su público dos horas de frenesí rítmico.

Texto: Manuel Borrero

Fotos: Eva Fraile

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: