Encuentros

The Magic City Trio, historias de hace 100 años

Habitual colaborador de diversas bandas indies británicas (Felt, The June Brides, Primal Scream) Frank Sweeney y su actual pareja Annie Holder se lanzaron hace algunos años a recorrer los Estados Unidos dispuestos a desenterrar viejas grabaciones con más de un siglo de antigüedad y darles contemporánea vitalidad.

Después de casarse en Las Vegas y sobrevivir tocando en las calles pasando el gorro, vuelven a su tierra natal y nos sorprenden con Amerikana Arkana (Kailua Recording, 2.018) honesto rescate emocional de una manera de cantar y contar historias poco habituales en estos tiempos de escuchas espasmódicas.

Es curioso que os llaméis trío siendo cuatro músicos

Pues sí, te diré que realmente lo elegimos como pequeño homenaje a Dyke´s Magic City Trio, del que encontramos un single de 1.920 con una versión de “Staggerlee”. En principio solo íbamos a usar este nombre una vez, pero cuando intentamos sustituir cuarteto por trío nos pareció que no sonaba tan bien, por lo que lo dejamos como estaba. De hecho algunas veces somos 5,6 o hasta 10 músicos sobre el escenario (risas)

He estado chequeando tu pasado musical, y tanto The June Brides como Primal Scream están en otra órbita, nada que ver con este nuevo proyecto

Tienes razón, pero aquellos discos siguen sonando de puta madre, aunque algunos los grabé hace más de 30 años. Phil Wilson, líder de The June Brides, ya incorporó country al sonido de la banda. Personalmente siempre me he sentido muy identificado con el pop orquestal y el folk, y he intentado implementarla en las bandas en las que he estado involucrado, pero con los Brides, también cuando toqué en Felt, los presupuestos estaban muy ajustados, no nos daba para muchos arreglos. Ahora la tecnología ha avanzado mucho y te puedes permitir escribir una banda sonora completa y grabarla en tu Tablet, de hecho esa es la manera que he compuesto Amerikana Arkana

¿Y esa fijación por la música americana siendo ciudadanos británicos?

Como ya sabes mi país siempre ha estado enamorado de la música americana, desde que en la década de los 40 empezaron a llegar discos de jazz, no te digo ya con la invasión del rock & roll. En todo caso, además de la música de pre guerra americana, nuestra propuesta también se fija en compositores europeos como Ennio Morricone. Durante los últimos 10 años hemos podido viajar por los Estados Unidos y tocar en garitos de open mike, en sitios tan remotos como la isla hawaiana de Maui o el bar de Willie Nelson. Curiosamente allí nuestras canciones no suenan muy americanas, de hecho en Nashville nos dijeron que sonaban muy punk, comparados con algunos artistas locales (risas)

¿Y por qué de este salto a formas musicales arcaicas, no estáis interesados en la música contemporánea o quizás os aburren las bandas actuales?

Es que realmente aunque la música que oigamos se compusiera hace casi cien años, para nosotros es nueva (risas) ya que al descubrirla la oímos por primera vez. Creo que nos atraen esas canciones por su lenguaje, su manera de contar historias, cosa que no se encuentra ahora. En principio hacíamos versiones, luego empezamos a escribir nuestras propias canciones, usando historias de ahora mismo como base argumental. Nunca me aburro cuando oigo un buen tema, aunque sean artistas recreando estilos que hayas oído antes. Últimamente me he comprado los nuevos discos de Jack White, The Handsome Family, The Low Athem, Lillie Mae Riche, The Bara Bara Band o Beth Ditto, no me digas que no estoy al tanto de las novedades (risas)

Parte de la temática de vuestras letras hablan del periodo de entreguerras, también de la Depresión del 29; salvando las distancias ahora sufrimos otra gran crisis del sistema capitalista, con muchas víctimas inocentes, ¿ves coincidencias entre ambas coyunturas?

Absolutamente, pienso que la gente que ostenta el poder parece que no ha aprendido nada de la historia y siguen obsesionados con perpetuarse en su posición, volver a ganar las elecciones. Ahora es peor que nunca, hay tanta gente dispuesta a tragarse las mentiras que se publican en internet, dejándose convencer por los políticos más corruptos y sus tremendas manipulaciones de la verdad.

Es una de las cosas que más me joden de internet, y son unas cuantas.

Puede que algún oyente os identifique erróneamente con el movimiento Americana, con el que pienso no tenéis nada en común. ¿Os interesan bandas como Jayhawks o Wilco?

No tenemos efectivamente nada que ver con el americana, más bien nuestra inspiración viene del country de los cincuenta, aunque también me interesa el sonido Bakersfield, que se parece mucho a como sonamos en directo, aunque no nos podamos permitir llevar una orquesta completa.

Podemos decir que “Trav´ler” es lo más parecido que tenéis a una canción contemporánea, de alguna manera se acerca al sonido de bandas como Calexico

Pues mi intención era que sonara más a Forever Changes, aunque al principio se titulaba “Chinese Traveler” y estaba inspirado en la serie de televisión Kung Fu, y las letras robadas al Captain Beefheart. Pero al añadirle las trompetas no sonaba muy chino, por lo que le cambiamos el título. He de reconocer que apenas conozco a Calexico, lo tengo que investigar.

Hay un par de temas, de los que más me han gustado, “Black Dog Following Me” y “A Prayer For Hope And Happy Times” en los que recreáis con tremenda elegancia el dúo formado por Lee Hazlewood y Nancy Sinatra, no sé si es premeditado

Es absolutamente intencionado, Bill Strange fue un enorme arreglista y guitarrista de sesión. El disco que Nancy y Lee grabaron juntos es una gran combinación de talentos. El primer tema al que te refieres, “Black Dog” no paró de crecer en términos de acoplarle arreglos desde la idea inicial, y llegó un momento en que lo despojé de todos esos ornamentos y comencé a construirlo desde el principio, creo que es de las canciones más redondas del disco, por eso abre el disco.

Y la que lo cierra, “Sun Comes Shining Through” brilla por su frescura, a modo de las viejas jug bands, muy Lovin Spoonful

Pues también fue premeditado cerrar el disco con una canción alegre, en este caso fue idea de Annie, le pareció oportuno dar un toque de optimismo al final de tantos temas que tocan temáticas más bien infelices. Hay unas percusiones metálicas que le añadimos, creo que le aporta un matiz muy cercano a los disco en solitario de Van Dyke Parks. Me alegro que trasmita esa sensación de felicidad y un pelín despreocupado.

Texto: Manuel Borrero

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter