Encuentros

Eli Paperboy Reed, reinventa su repertorio con una brass band

Hagamos memoria… Eli Paperboy Reed nos dejó noqueados a un buen número de aficionados al soul con el salvaje “Roll With You” (Q Division, 2008), un álbum que sonaba a clásico y que le dio a conocer en la escena rutera. Incluso le llevó a nuestra portada y se coló en la lista de favoritos del año de más de un redactor; seguro que también en la de muchos lectores. Su poderío sobre el escenario y sus implacables actuaciones junto a los True Loves le convirtieron en una aclamada figura que siguió girando varias veces por nuestro país, incluyendo festivales. A finales de mayo inicia nueva gira, consulta las fechas al final de la entrevista.

Pese a su sonido evidentemente añejo, el entonces veinteañero se ponía a la defensiva, e incluso mordía, en las entrevistas en cuanto aparecían las palabras “retro” o “revivalista”. Él tenía su propio plan: estaba determinado a modernizar su sonido y convertirse en un artista actual, y con “Come And Get It” (Capitol, 2010) lo consiguió, aunque fuera sacrificando parte de su encanto. Lo que nadie esperaba es que quisiera ir más allá, y el estupor fur generalizado cuando cayó en nuestras manos el inclasificable “Nights Like This” (Warner, 2014), un pastiche arambí (nada que ver con el R&B clásico) cargado de loops imposibles y maquinitas infernales que le distanciaron de su público de base y le situaron en tierra de nadie.

El fin de la aventura multinacional implicó un dichoso retorno materializado en “My Way Home” (Yep Roc, 2016), con un Eli pletórico que exploraba esos sonidos con los que había crecido y donde poder explotar a conciencia su portentosa garganta. Ahora ha emprendido un viaje sonoro que a llevado su alma hasta Nueva Orleáns, basta con escuchar “Eli Paperboy Reed Meets High & Mighty Brass Band” (Yep Roc, 2018) para sentirte paseando por su barrio francés o en un garito de Tremé.

He leído que este disco surgió después de unos cuantos shows con la High & Mighty Brass Band. Quizá habría que preguntar entonces: ¿por qué decidiste tocar con ellos?

En realidad ya habían tocado conmigo unos cuantos conciertos cuando se editó “Nights Like This”, en 2014. Siempre me impresionaron y me encantó la idea de tocar con una banda como ésta, con dos baterías y una tuba. Arrancaban ellos tocando fuera del escenario, entre la gente, y luego se nos unían a nosotros en la primera canción. Así que hicimos algunos bolos en Nueva York y luego nos fuimos a Las Vegas. A la gente me encantó. La idea de hacer un álbum con ellos siempre estuvo en un segundo plano, pero este pasado verano se presentó la oportunidad y ¡lo hicimos!

Parece que está grabado en directo…

Sí, fue grabado en vivo en el estudio.

¿Y por qué no grabasteis entonces sin más un concierto?

Quería grabarlo analógicamente y logísticamente no era sencillo trasladar un equipo así a una sala. También queríamos tener la posibilidad de hacer más de una toma y trabajar en los arreglos en el estudio. Así que nos encerramos tres días a tocar juntos, incluso grabé mi voz en vivo. Las únicas cosas que doblamos fueron alguna percusión adicional y algunas armonías vocales. Fue muy intenso… ¡Imagínate a los diez en un pequeño estudio sin aire acondicionado tres días de julio!

The True Loves también tenía una buena sección de vientos, más allá del número de instrumentos, ¿cuáles son las principales diferencias entre las dos bandas?

El sonido es muy muy diferente. La tradición sonora de las Brass Band de Nueva Orleáns va más allá de los vientos que tengan, lo importante es cómo los tocan y la batería. Los metales -especialmente los trombones- prácticamente forman parte de la base rítmica, el saxo barítono tiene unos bajos muy potentes y la tuba mantiene las notas de una manera que el bajo eléctrico no puede. La High and Mighty y otras similares (Rebirth, Dirty Dozen…) tienen más en común con las bandas de música que desfilan por Nueva Orleáns que con los grupos “eléctricos” de música, aunque sean de R&B o soul. Por ejemplo, con los True Loves nos sería posible tocar todo sin amplificación, pero con la High And Mighty podríamos salir a tocar a la calle con batería, vientos y un megáfono para mi voz y simplemente tocar. Que mi voz esté al frente de una banda como ésta es algo novedoso, con un sonido original, emocionante. Me encantó arreglar algunas de mis canciones más antiguas para que funcionasen con el estilo de una Brass Band.

Después de este fantástico resultado, imagino que estarás deseando escribir nuevas canciones, un álbum completo, pensando en ser grabado con esta banda, ¿no?

¡Por supuesto! De hecho, en cuanto te responda, saldré hacia el estudio. Lo vamos a grabar en abril en Memphis, con Matt Ross Spang, del que todo el mundo está hablando por haber producido a la cantante country Margo Price. Además vendrán a acompañarnos Michael Montgomery (bajo) y J.B. Flatt (órgano) de los True Loves. Estoy muy emocionado por volver a grabar.

El álbum en realidad podría considerarse una especie de “grandes éxitos” reinterpretados, ¿era eso lo que querías?

Sí, eso es lo que buscaba; he disfrutado reinventando todas estas canciones, buscando arreglos para compartir protagonismo con la Brass Band: si escuchas bien la mezcla notarás que los vientos están al nivel de las voces; necesitaba funcionar con ellos de igual a igual. Fíjate en la versión de “Come And Get It”, es totalmente distinta a la original, con ese estilo tan de Nueva Orleáns en los tambores, parece que estamos desfilando por la calle, con la sensación de una segunda línea [N. del A. los músicos que en los desfiles de Nueva Orleáns siguen a la banda principal, añadiendo matices y bailando de una manera desenfadada y casi espontánea]. Me encantó poder cantar estas canciones desde una nueva perspectiva y hacer que la High & Mighty se convirtieran en su columna vertebral. Hay que ovacionar al saxofonista Morgan Price por escribir unos arreglos tan tremendos para las canciones.

Si no me equivoco, en este nuevo trabajo hay canciones de todos tus discos excepto del anterior, «My Way Home», ¿por qué?

«My Way Home» prácticamente acababa de salir y sentí la de necesidad de sumergirme en mi repertorio un poco más allá. Tampoco tenía claro si encajarían, porque es un disco bastante diferente a los anteriores, aunque al final hemos acabado incorporando a los conciertos algunas de sus canciones.

¿Tocáis en vivo más versiones aparte de este «Love On The Top» que habéis incluido en el disco?

¡Tendrás que venir al show para descubrirlo!

¡Lo haré, por supuesto! Ya que he mencionado a Beyonce… ¿Qué te pareció “Cadillac Records»?

Creo que la película es horrible, pero me encantó ella. En realidad todo lo que hace.

Has producido a varios artistas, ¿no te gustaría trabajar con ella? ¿Qué probarías?

Honestamente, no creo que esté en condiciones de decirle a Beyonce qué hacer, ¡ella puede hacer lo que quiera! Sin embargo, ¡por supuesto!, me encantaría colaborar en alguna canción con ella.

Una vez escrita una canción, generalmente con piano o guitarra, los artistas decidís con qué arreglos vestirlas, y el resultado varía mucho según esa elección. Viendo como suenan en este disco “WooHoo” o “Well Allright Now” no puedo evitar preguntarte por las causas que te llevaron al sonido de “Nights Like This”. No sé si era un reto artístico, una ambición comercial, presiones de la compañía multinacional…

Ya hablé suficiente sobre ese álbum en las entrevistas que hice cuando salió, dije todo lo que tenía que decir. Sólo quiero añadir que trabajé muy duro en «Nights Like This» y estoy muy orgulloso de cómo salió. Yo, y nadie más, decidí hacerlo así. ¡Creo que las versiones de esas dos canciones que están en este nuevo disco son súper divertidas y espero que los fans las disfruten!

Pese a que grabaste “Roll With You” con equipo vintage y reconocías la influencia de artistas de soul de los sesenta, por aquel entonces se te veía bastante molesto cuando nos referíamos a ti como “retro” o “revivalista”.

¡Por aquel entonces yo era joven y un poco arrogante! [N. del A. la palabra exacta que utiliza es “uppity”, que también puede entenderse como “engreído” o “pedante”, que aportarían distintos matices]. Evidentemente no puedo evitar mis influencias, pero mi objetivo (y la meta de cualquier artista, creo) es ir más allá de las influencias y crear algo que sea propio. Quiero que alguien ponga un álbum de Eli «Paperboy» Reed y sepa de inmediato que se trata de mi voz y mis canciones. Por eso estoy muy emocionado de comenzar a trabajar en mi nuevo álbum, creo que a los fans les va encantar. Es un poco una vuelta a las raíces, pero ahora -que soy un poco mayor y más sabio- intentaré no alejarme demasiado de mis influencias, al revés, beberé todo lo que pueda de ellos mientras sigo intentando crear canciones con mi propio sonido.

Después de «Nights Like This» se reeditó tu -hasta entonces inencontrable- debut bluesero e hiciste una gira como trío tocándolo. ¿Fue antes la idea de la gira o la reedición del disco te empujó a ello?

Fue todo cosa mía, porque yo hice la reedición de «Walkin ‘y Talkin'» y me apetecía mucho tocar algunas de esas canciones por primera vez en muchos años. Para mí fue gira muy divertida y emocionante, pero creo que la gente se sorprendió de verme actuar respaldado solamente por bajo y batería. Me influyó para decidirme a grabar «My Way Home», un disco mucho más sucio, claro y directo, que los anteriores.

“My Way Home” no sé si simplemente es el título de un álbum o si además es una metáfora musical intencionada.

No estaba en mi mejor momento -recién despedido por una multinacional- y las canciones casi salieron solas, muy rápido. Lo grabé con amigos y personas con las que he estado tocando durante años, así que podemos decir que sí fue un regreso a mi hogar musical, pero al mismo tiempo se convirtió en una plataforma de lanzamiento para hacer algo nuevo, diferente.

¿Quedaste contento con el resultado?

Me encanta ese álbum, también cómo suena.

Has estado trabajando con diferentes tipos y tamaños de sellos discográficos. ¿Has sacado alguna conclusión respecto a lo que es más ventajoso para artistas como tú, talentosos pero sin el reconocimiento vuestra música merece? ¿No afectan ciertas presiones a vuestra creatividad, aunque sea de una manera indirecta?

Honestamente, realmente no me ha afectado demasiado estar en un sello u otro y he tenido la suerte de haber gozado de libertad para hacer lo que me ha ido apeteciendo. Con mi sello actual, Yep Roc, me siento realmente apoyado creativa y financieramente, ha sido una excelente opción. Siempre han estado receptivos a lo que les he ido proponiendo, ya no sólo este disco y con el que he empezado a grabar, sino además con la reedición de “Roll With You”, así que no tengo quejas. De todos modos, si la pregunta fuera si volvería a firmar de nuevo con una multi la respuesta es que creo que sí, porque gozas de más oportunidades para sacar tu música y que sea escuchada, y eso es lo que todo músico quiere.

No sé si todavía vives en Brooklyn … Después de «Roll With You», y viviendo allí, pensé que antes o después acabarías haciendo algo con ellos.

Sí, llevo diez años en Brooklyn y conozco a Gabe [N. del A. Bosco Mann, compositor, productor y fundador de Daptone Records] desde hace mucho tiempo y también me llevo muy bien con Neal Sugarman, pero creo que su sonido y el mío no encajan. Son los MEJORES en lo que hacen, pero no es para mí.

¿Qué piensas del trabajo que están haciendo con James Hunter? ¿Te gusta?

Conozco a James desde hace mucho tiempo también y creo que suena genial. Está grabando excelentes discos, grandes canciones. En cualquier caso, James prácticamente me dobla en edad, ¡así que no es comparable! Quiero poder hacer diferentes cosas, con más registros, explorar diferentes sonidos y cosas por el estilo.

Tu próxima gira europea es prácticamente una gran gira española, también has trabajado con Right Ons y The Pepper Pots…

España es mi país favorito en el mundo. La comida, los fans, el estilo de vida… ¡me encanta todo! ¡Estoy emocionado de traer a los muchachos de la High and Mighty Brass Band y hacerles probar el jamón, el pulpo, la tortilla y todo lo demás que amo!

Fechas de gira 2018:
Viernes 25 de mayo: Murcia, Sala REM
Domingo 27 de mayo: Granada, Palacio de Congresos -Sala Falla – Estrella Galicia
Lunes 28 de mayo: Sevilla, Sala X
Miércoles 30 de mayo: Valencia, Loco Club
Jueves 31 de mayo: Valladolid, Porta Caeli – Estrella Galicia
Viernes 1 de junio: Leganés (Madrid), Leganés Blues Festival ‘Southside’
Jueves 7 de junio: Girona, Festival Insomni
Viernes 8 de junio: Santander, escenario Santander Sábado
9 de junio: Lanzarote, Sonidos Líquidos
Jueves 14 de junio: Bilbao, Kafe Antzokia
Viernes 15 de junio: Vitoria – Gasteiz, Helldorado
Sábado 16 de junio: Ferrol, Auditorio …

Texto: J.F. León

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter