Encuentros — 16 mayo, 2018 at 16:30

Edredón, visite Europa central en 7 días


Edredón están fuera de época, y de escena incluso. Edredón operan ahora desde Limbo Starr, quien edita su tercer álbum. Un viraje hacía ese maridaje de pop y electrónica añeja, de esa que deja en el éter rastro de su fisicidad. Como unos Trans Am que hubieran dejado el rock duro o Sonic Youth, Yo La Tengo y Kraftwerk dejándose los euros en las cubetas de música disco a 2 euros. Idiosincraticos, y una rara avis por su decidida apuesta impertérrita por un pop, de formas sintéticas no exentas de un clasicismo, no vetusto, que pueden hallar en grupos como Stereo Total y demás exegetas de la ecuación maquinismo y pop en su sentido quimérico.

Un producto humano al fin y al cabo. Sin duda, “Modo humano” (Limbo Starr 2018) es su mejor disco, un concienzudo tapiz donde Giorgio Moroder dejó la cocaína, luce flequillo, viste casual y se encierra los fines de semana con sus amigos Derribos Arias en el local de ensayo. Todo ello en un eventual pasado que nunca tuvo lugar.

¿Lleváis varios años en activo y discos editados, sé que es típico, pero podrías contar las vicisitudes más relevantes de Edredón hasta ahora?

Hay muchas vicisitudes ya, tenemos una edad…. hemos tocado en festivales enormes como el Sonar, el Primavera Sound o el Sonorama y en las salas más recónditas de la geografía española. Hemos hecho muchos kilómetros en furgoneta, incluso en un Renault Clio cargado de trastos. Hemos tocado en museos, tiendas de zapatos, el Hipódromo de la Zarzuela…. El denominador común es que lo hemos pasado realmente bien y que siempre hay alguien que después de un concierto ha sabido apreciar nuestra música. En nuestro ánimo está el que aún tenemos todo por hacer, estamos con muchas ganas de que salga ya el disco y girar con él.

En vuestro sonido siempre hay un nexo de unión, ciertamente intangible, y es que vuestra utilización de la electrónica tiene un poso melancólico. ¿Echa de menos Edredón una idea de futuro que nunca llega o es insatisfacción por la falta de expectativas que presenta el futuro, hoy solamente reducido a la aparición de una nueva app?

Hasta el título del disco, Modo Humano, trata un poco de lo que dices, de una pérdida de lo humano que por un lado nos fascina y por otro nos aterra. Es algo así como el encanto irresistible la distopía, que por cierto, no parece situarse en un futuro cercano o lejano sino en nuestros propios huesos en forma de esas apps nuevas a las que haces mención.
La pérdida de poder de decisión en un mundo tan tecnificado, la mediación tecnológica en el trato con los demás, la infantilización y aturdimiento social desde las redes…..son cuestiones que aparecen como hilo conductor claro en este disco.
Aunque diría que el tono general del disco es más festivo que melancólico. Estamos jodidos, si, pero con ganas de que lo pasemos bien juntos.

Esa melancolía, a la que aludía anteriormente, me viene a la cabeza al oír el adelanto de vuestro nuevo disco, al que encuentro concomitancias con el Technique de New Order, algunas sonoras pero mayoritariamente una sensación de congoja típica del final de una fiesta y el consecuente amanecer comatoso. Incluso en ese guiño en “Susan” al Radioactivity de Kraftwerk ¿Contarme como ha sido la creación del disco?

Interesante lo del final de una fiesta, creo que lo inevitable de ese final, la amenaza de la vuelta a la realidad sale por las rendijas de ese tono festivo que te decía antes. “Susan” es un buen ejemplo de viaje por diferentes estados de ánimo. Y desde luego Krafwerk nos flipan, también New Order, claro, y sin buscarlo seguro que puede aparecer su influencia. Y que nos encantan esos sonidos rollo calculadora estropeada, para que negarlo.

El disco ha sido una creación colectiva en nuestro local de ensayo, ha sido un proceso largo y costoso, pero hemos disfrutado mucho estos tres años. Funcionamos a partir de ciertos sonidos o texturas, generalmente de algún sintetizador y a partir de ahí vamos construyendo lo demás. Al principio nos costó un poco hilvanar las ideas que fueron surgiendo pero poco a poco fuimos construyendo lo que tenéis ante vosotros. Cabe decir que es un disco hecho en su mayoría en Viernes noche, de ahí lo del tono festivo.

Lo va ha editar Limbo Starr ¿Como habéis recalado allí?

Conocimos a David López durante la grabación del disco y a partir de ahí fue surgiendo la posibilidad de editar el disco con ellos y finalmente así ha sido. Creo que es interesante para ambas partes, para el sello porque somos bastante diferentes de las otras bandas que están en Limbo, y en la variedad está el gusto ¿no? Para nosotros porque Limbo Starr es un sello con una trayectoria muy grande y con un poso de indie de verdad, de el de los 90, que va bastante con nuestra manera de entender la música., ya que es con lo que nos hemos criado.

Tú, Julian, eres argentino ¿Ha girado Edredón por allí alguna vez? ¿Mantenéis contacto o relación con grupos de allí?

No, aunque nos encantaría. Tenemos una relación muy estrecha con una banda de Buenos Aires que se llama La Amnesia con los que nos sentimos hermanados aunque su propuesta musical tenga otros referentes más punkies. Incluso toqué con ellos en un concierto que dieron en Buenos Aires.

También ahora en Limbo compartimos sello con Él Mató un Policía Motorizado, una excelente banda indie argentina que conocimos en el Primavera, donde compartimos escenario cuando se estaban dando a conocer en España allá por el 2010.

Este último disco suena más compacto en cuanto a que hay menos giros estilísticos, o más bien de tono de las canciones. En vuestro primer grabación del 2010 tenía cabida la ironía, como por ejemplo en canciones como “Sopena” cuyo vocoder acentuaba esa sensación. Pero grabaciones posteriores han ido ensombreciendo vuestras canciones. ¿Algún motivo relevante o simple decisión estética?

No creo que sea una decisión consciente, de hecho en algunos títulos se mantiene lo irónico e incluso lo descabellado. ¿Qué te parece a este respecto llamar a una canción “Menudo Salmón”? Hay que ser un poco desvergonzado para ello y nosotros aún lo somos.

En vuestro sonido se puede detectar un árbol genealógico que va desde Stereolab hasta los Cure del Pornography, pasando por la interacción entre electrónica vetusta, incluso algo de la primeriza música disco, versión europea, y pop. Ese es mi mapa mental sobre vuestro sonido. Contarme cual es el vuestro a la hora de abordar las canciones.

Pues te diría que has acertado de pleno, creo que en este disco predomina un poco la electrónica más clásica, lo que se podría llamar Synth-wave de los años 80, quizás también influye que muchos de nuestros instrumentos son sintes analógicos. Pero también hay música de baile, algunos sintes incluso cercanos al acidhouse, algo de música disco en los bombos y las palmadas, también en las voces con falsete…. En fin, habiendo más unidad, siendo un disco más compacto que los anteriores, creo que hay aún bastante eclecticismo. Abordamos las canciones con mucha apertura desde luego, no tenemos idas prefijadas sobre lo que queremos hacer.

Debido a la utilización de la voz, no solo con filtros, sino incluso armónicamente en forma de mantra, las letras se hacen inteligibles en forma de ráfaga. Vamos que solo pillo frases sueltas ¿Que nos podrías decir de las letras? ¿O es la voz un mero adorno para el estuco de Edredón?

Esta vez la voz es mucho más importante y no la consideramos un instrumento más, creemos que en muchas canciones la voz es la parte central del tema.Es cierto que es difícil entenderla, usamos muchos efectos, pero es que éstos son parte también de la canción. Habrá que leerlas en el libreto del vinilo para poder entenderlas mejor, porque además estamos muy contentos no solo musicalmente sino a nivel del propio contenido de las letras. Ahí Samuel ha hecho un trabajo increíble como letrista en este disco.

El disco ya está en la calle. ¿Qué planes hay tras su salida?

El disco salió el 4 de Mayo en LP de Vinilo con descarga digital y todas las plataformas digitales. Saldrá junto con un videoclip de lo que será el single, “Sistema Operativo”. Tenemos pensado además más adelante publicar un documental que ha estado haciendo Iván Sánchez, bajista del grupo, durante estos tres años, que está quedando muy muy bien y en el que podréis ver todo el proceso que ha llevado a hacer Modo Humano.

Por supuesto los planes son tocar en directo todo lo que podamos. Para empezar ya tenemos una cita ineludible que es el Sábado 12 de Mayo en la Sala Siroco de Madrid, donde presentaremos el disco. Os esperamos a todos allí. Va a ser una gran fiesta.
¡Muchas gracias y saludos edredónicos!

Texto: Iván López Navarro

Foto: David Melchor Díaz

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: