Artículos — 8 mayo, 2018 at 11:18

Hay un nuevo forastero en la ciudad: Garrett T. Capps

Sigue Eduardo Izquierdo, uno de nuestros redactores, especializado la música de raíces, descubriendo de manera periódica a aquellos nombres que amenazan con dominar el amplio territorio de la la roots music y el americana. Nombres la mayoría desconocidos, pero con intenciones de dejar de serlo. Esta vez, se sale de los parámetros clásicos y nos subraya el nombre de Garrett T. Caps.

 

En 2016, con 28 años de edad, Garrett T. Capps ponía en circulación su primer disco, Y Los Lonely Hipsters, titulado con el nombre de su banda de entonces y utilizando la conjunción castellana. Algo que, evidentemente, proviene de su origen, San Antonio, Texas. “Los chicos y yo nos considerábamos lo más parecido a unos hípsters que había en San Antonio. Además, no encontrábamos otra gente como nosotros. Tipos que tuvieran en una oreja el tex-mex y en la otra a T-Bone Walker”. Ahí está la génesis de su música, aunque alguno acusará su propuesta de demasiado moderna y ecléctica. Tanto que en su primer disco se atrevía a versionar el «Running Back» de Thin Lizzy. “Tengo más mierda para el camino” aseguraba en las entrevistas de presentación de aquel trabajo y esa mandanga parece haber llegado con In The Shadows (Again), aparecido el 4 de mayo, en el que se presenta sin el apoyo de su banda de siempre, al menos en cuanto a figurar como titulares del trabajo. A Doug Sahm lo-fi, si eso es posible, suena este tipo de gafas inauditas para el género.

 

El tejano quiere mantener su pasado oculto. No le interesa demasiado hablar de cómo empezó en la música, ni de sus primeros grupos, y eso otorga a su carrera cierto halo de misterio. Eso sí, le encanta la definición que ya le han dado como “el pinche gringo del country espacial”.  Él cita a Sturgill Simpson y Michael Martin Murphey como sus grandes referencias actualmente y, como en el casod e ellos, su música ya ha sido puesta en duda por los talibanes de un género tan irascible e inmovilista como el country clásico. Es raro, muy raro a veces, pero tiene algo especial que le puede permitir salir adelante ¿lo conseguirá?

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: