Papel — 4 abril, 2018 at 10:30

Nick Cave: Mercy on Me – Reinhardt Kleist (ECC)

Lo primero que uno piensa al enfrentarse a este cómic, o a esta novela gráfica, es que Nick Cave ha conseguido definitivamente convertirse en aquello que ansiaba, un personaje. La cuestión es ¿será un personaje o una caricatura? Ciertamente Reinhardt Kleist se mueve en un terreno pantanoso, como no podía ser de otra manera, pero lo solventa con arte, oficio, maestría. Construyendo una historia mutante que se aleja del relato lineal y mezclando de un modo imponente los lugares comunes, la imagen que Cave ha querido subrayar desde artefactos tan lustrosos como 20.000 Days on Earth, y añadiendo interpretaciones de las canciones o del retorcido valle recreado en Y el asno vio al ángel. Kleist borda el lenguaje del cómic con aire cinematográfico y plasma con elegancia la imaginería de Cave, su aire gótico, su zulo berlinés, sus genios, el creador y el malencarado, y sus vicisitudes amorosas y geográficas. Acierta, además, al recrear el paisaje australiano de los primeros Boys Next Door, y al hilar la narración de un modo entrecruzado y aderezado con las canciones recreadas ya sea de un modo casi literal o como recurso para  ir contando la historia de Nick Cave y, en menor medida, The Bad Seeds. Tampoco faltan cierto retrato psicológico de la persona, ni el paso y el poso de Anita Lane. El australiano lo ha conseguido y el alemán lo ha logrado, Nick Cave ya es un personaje, pero no una caricatura.

 

JORGE ALONSO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: