Discomático — 14 abril, 2018 at 7:04

The Decemberists – I’ll Be your Girl Rough (Trade–Popstock!)

Cuando Wilco presentó a su sello Yankee Hotel Foxtrot, los responsables del mismo les pidieron que hicieran el favor de escribir canciones con otro talante, menos complicadas y accesibles a todo el mundo. Por los caprichos que tiene el destino, quienes renunciaron a esa obra luego la distribuyeron mientras crítica y público abrazaban a ese disco como a la octava maravilla del mundo.

Con The Decemberists y este I’ll Be your Girl dudo que haya pasado lo mismo, pero de mediar la gente que rechazó a Wilco entonces, seguramente también se hubieran puesto las manos en la cabeza tras escuchar esta secuencia de canciones. No es un caso exagerado, ni un cambio radical, pero si que hay suficientes apuntes y argumentos que confirman esa teoría que dice que más vale renovarse que morir. Si el curso pasado, ellos se reunían con Olivia Chaney para registrar viejas canciones de folk bajo el paraguas de Offa Rex, ahora le dan un lavado de cara a su sonido, cuentan con John Congleton, artífice a la producción de St. Vincent.

El resultado es un disco en el que el espíritu sigue intacto, su fiabilidad también. Incorporan detalles que a simple vista enriquecen el producto —sintetizadores camuflados, arreglos más modernos, y alguna guitarra con poso post-rock como en el caso de «Severed»—, y ciertamente, de momento le da otro brío. Pero que no cunda el pánico, en esencia es otro disco de The Decemberists, como conviene Colin Meloy, todo tiene un sentido más democrático, algo palpable en la inicial «Once in a Life». Y, como siempre en su caso, notables alianzas, el saxo de Joe Cunningham en «We All Die Young», las voces conocidas de Kelly Hohgan y Nora O’Connor, y un coro con nueve miembros entregados a la causa. Y como curiosidad, en «Once in a Life» hay elementos de «Barnaby Hardly Working», con el consentimiento sellado de Yo La Tengo. Para que no se diga.

 

TONI CASTARNADO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: