Vivos — 13 marzo, 2018 at 16:54

Phil Campbell And The Bastard Sons – Bi Nuu (Berlín)

Es bueno saber que Phil Campbell sigue recorriendo los escenarios de este mundo manteniendo vivo el espíritu de Motörhead, y que mejor si esto es con tres de sus hijos. La motivación original de muchos para acercarse al Bi Nuu el martes por la noche puede haber sido la nostalgia, pero ya con los primeros acordes de “Big Mouth” queda claro que de nostálgico esto no tiene nada y que se trata en realidad de Phill Campbell -un veterano de mil batallas- pasando la posta a las nuevas generaciones, preservando para el futuro las enseñanzas que aprendiera en sus años junto a Lemmy.

Sin embargo, el gran acierto de esta formación es no querer sonar a Motörhead y así ir forjando su propio estilo en el cual las composiciones nuevas como “Freakshow” o “Welcome to Hell” fluyen naturalmente en el setlist junto a los temas de Motörhead. Si bien el obvio “Ace of Spades” tiene que estar, el resto de los temas sorprende, particularmente “Rock Out” y sobre todo “Cradel to the Grave” y “Just ‘cos you got the power” las oscuras cara B del single “Eat the Rich” de 1987.

Estas son valientes elecciones por parte de Phil, en las cuales se luce con su característico estilo en los solos, exquisito elogio a la pentatónica menor. Uno de los mejores momentos fue -nada menos- que “Silver Machine” de los legendarios Hawkwind, banda por la cual Lemmy transitara antes de formar Motörhead y que es uno de los mejores ejemplos de rock psicodélico pesado. En las manos de Phil y sus bastardos suena hoy en día con la misma magia, frescura y rebeldía con la que el original sonaba en 1972.

El verdadero regalo viene cerca del final: la excelente “Rock n’ Roll”, canción que en los setlist de Motörhead se había hecho rara y que no dejó a un alma parada en el lugar. Phil Campbel And The Bastard Sons revindican todo lo que nos gusta en el rock n’ roll: convicción, volumen brutal y sobre todo, mucha diversión. Quedémonos tranquilos, el futuro del Rock está en buenas manos.

Texto y fotos: Nicolás Coitino

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: