Papel — 12 marzo, 2018 at 9:01

Memorial Device – David Keenan (Sexto Piso)

En la escena post punk de Airdrie buscar 1969, el directo de The Velvet Underground, es cosa de novatos. En esa pequeña ciudad cercana a Glasgow ya han ido más allá, en busca de 13th Floor Elevators, Can, Sun Ra o John Fahey. De hecho, Memorial Device, su banda de cabecera, no sonaba a nada conocido, sino más bien “como sonaría un puto agujero negro.

Todos los amaban o los odiaban, y la gente que los odiaba los amaban el doble”. Eran esa clase de grupo que Sonic Youth pedía como teloneros al tocar por allí cerca… Si hubieran existido, claro está, porque esta minuciosa reconstrucción del ambiente, los personajes y la música en el Airdrie de fines de los 70 y primeros 80 es una invención de su autor.

David Keenan se crió allí y utiliza sus recuerdos como punto de partida de una historia oral que los protagonistas le cuentan años después a un tal Ross Raymond que se resiste a que todo aquello quede en el olvido. Así, grupos de nombres imposibles (e hilarantes) y música indescriptible conviven con estrellas del porno metidas a performers punk, miembros del IRA escondidos, motoristas con colecciones de discos alucinantes y una salvaje troupe de chavales obsesionados con la música y el arte radical.

El empeño en dotar de verosimilitud al relato lleva a Keenan a incorporar incluso unos apéndices con listados de bandas y personajes y una puntillosa discografía de Memorial Device. Fascinante en principio, Memorial Device va no obstante decayendo según ciertos testimonios se hacen más farragosos y pretenciosos. Una idea excelente, en definitiva, que aunque Keenan no acaba de redondear proporciona una lectura estimulante.

 

Texto: Carlos Rego

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: