Discomático — 12 marzo, 2018 at 7:17

Bart & The Bedazzled – Blue Motel (Lovemonk-Légère-Burger)

Aunque este pequeño genio del pop minusvalorado siempre ha mantenido una unidad en su producción —su devoción por las melodías elegantes y brillantes—, el single «Someone2Dance» en  2012 abrió una etapa marcada por su acercamiento al pop británico de los ochenta y a la new wave, en la que los arreglos trabajados en el estudio y los sintetizadores se abrían paso entre las guitarras. El álbum Physical World en 2014 fue su confirmación en larga duración, algo que repite, depurando sus hallazgos, en este Blue Motel. Bien se podría entender como su continuación, porque ahí están de nuevo los tres músicos que formaron entonces el núcleo duro de aquella grabación: Wayne Faler (guitarra), Jessica Espeleta (bajo) y Andrés Rentería (percusión). En este caso, además del cambio de denominación por Bart & The Bedazzled, sorprende el saxofón de Billy McShane, acercándolo a los últimos discos de Destroyer, aunque lo cierto es que ambos miran de reojo a Prefab Sprout, The Bluebells o los primeros Aztec Camera y The Style Council. Entre su tono sofisticado y relajado resultan más inmediatos los momentos más claramente pop, como «The House that Built Itself», «What’s Your Secret (Cleo)» o «Blue Hotel».

 

XAVIER VALIÑO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: