Vivos — 13 febrero, 2018 at 12:11

Frantic Amber & Expel The Grace, Monasterio (Barcelona)

 

Noche que se preveía de sensaciones fuertes para los aficionados al metal en su vertiente extrema. Dos bandas que practican lo que se denomina death metal melódico y que venían a demostrar que el género aún está vivo y con cosas que decir. Los encargados de inaugurar la velada fueron los locales Expel The Grace, al que servidor ya hace tiempo que les tiene en su punto de mira. Su trayectoria es corta y consta de dos únicos EP’s, el último lleva por nombre ‘Disharmony’, y como reciente tarjeta de presentación se las basta y se las sobra para percatarse uno de las posibilidades de la banda. Llegaba el momento de catarles sobre las tablas y si bien hay que reconocer que empezaron titubeantes y con algún que otro problema de sonido la cosa fue tomando cuerpo rápidamente. Su estilo que puede hacer pensar un poco a los primeros In Flames combina perfectamente la agresividad con las dosis justas de técnica.

Así canciones como «Famine», «Severed Hope» sonaron demoledoras y contundentes a rabiar. El público asistente así lo percibió y cada vez estaba más volcado con la banda, que se fue creciendo hasta llegar a un rotundo final con «(Miss) Erable» que levantó una sincera ovación de la audiencia. Impecable, quizás sólo una mácula y es que considero que una música de este calibre y agresividad debe ir acompañada de una actitud escénica más aguerrida, pero son muy jóvenes y a base de comer escenario tomarán la actitud correcta.

Tras la esplendorosa exhibición metálica local era el turno para el quinteto cuasi femenino sueco Frantic Amber. Y prácticamente no falló nada, desde el primer instante tomaron las tablas con una actitud y mala baba a prueba de bombas, especialmente por parte de la vocalista Elisabeth Andrews que interactuó con el público, se mostró entregada y enajenada a partes iguales cautivando al instante a la audiencia presente. Sonaros correosas, agresivas, casi hirientes y no dieron tregua descargando a piñón y con furia las canciones de su único trabajo discográfico hasta la fecha Burning Insight. «Bleeding Sanity», «Entwined» o «Lagertha» sonaron mucho más agresivas que en sus versiones de estudio haciendo olvidar de inmediato cualquier comparación que se les haya podido hacer con Arch Enemy.

La banda respaldó de manera impecable y sobradas de ganas a la infatigable vocalista, sacrificando incluso algo de técnica en pos de velocidad y lesividad. Con «Ghost» parecía que terminaba el recital, pero viendo que quizás se les había quedado algo corto (cincuenta minutos) y ante la insistencia del público de más cera metálica decidieron finalizar con una lograda revisión de «Hammer Smashed Face» de Cannibal Corpse. Impecable, sólo unos problemas con el sonido de una de las guitarras consiguieron lastrar un poco un recital que dudo que dejara insatisfecho a ninguno de los asistentes. Para la próxima ocasión, se aconseja estar atentos parafraseando a aquel título de película de la España más rancia y remenida; ¡Que vienen las suecas!

Texto: Xavi Martínez

FOTOS: Josep Mª Llovera

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: