Encuentros — 13 febrero, 2018 at 9:00

Hard Days, “nos comunicamos a través de la música”

A finales de 2016 nos llegaba Hard days, el debut homónimo de una banda sevillana que se mueve como pez en el agua por los sonidos del rock duro, el progresivo y la psicodelia de los 70s. Veteranos de la escena hispalense, estos amigos que se reunían para realizar interminables improvisaciones, han grabado un excelente disco que ve la luz nuevamente en una versión de verdadero lujo en vinilo. “No hemos querido cambiar simplemente de formato”, explica su batería Carlos Ruiz, “es un nuevo proyecto creativo, aprovechando las posibilidades del vinilo al máximo. La carpeta gatefold era fundamental para ver la portada y contraportada como un todo, un paisaje lisérgico lleno de historias que descubrir, e imágenes en 3D, con sus gafas, para poder sumergirte de verdad en el trabajo”. Un trabajo con más de un año en el mercado, pero que aún tiene recorrido para la banda, “desde que empezamos a plantear este disco siempre hemos pensado en su edición en vinilo, pero hasta ahora no la habíamos podido realizar, es cuestión de momentos y este está siendo uno muy bueno, ahora mas gente conoce nuestra música con lo que el vinilo está siendo muy bien acogido”, apunta Luis Gómez, guitarra de la banda…

Contadnos un poco de dónde viene Hard Days y qué ha pasado con la banda hasta llegar a día de hoy.

Carlos: “Hard Days nace de los encuentros informales de unos amigos que quedan para hacer jams de forma incontrolada. De estas sesiones empezó a salir material base para trabajar y decidimos tomarlo más en serio. Hemos ido despacio, pero siempre con la máxima de hacer las cosas lo mejor posible dentro de nuestras posibilidades, y eso está dando sus frutos.

El disco mantiene un equilibrio muy sólido entre toda la instrumentación y el trabajo vocal. A la hora de grabarlo, ¿cuál fue vuestro principal reto?

C: “El principal reto en sí fue grabarlo. Ha sido el primer disco para casi todos y estábamos totalmente perdidos… la forma de trabajar, la cantidad de horas encerrados, los nervios, imprevistos, atascos, etc. Desde luego hemos aprendido muchísimo y logramos sobrevivir gracias a Fernando Zambruno, de Pancake Analog Recording. El captó nuestra idea desde el principio y se convirtió en el sexto Hard Days, hubo conexión y eso se refleja en el resultado”.

El hecho de grabar en analógico y, por tanto, de manera más orgánica y artesanal, ¿os conecta de alguna manera especial con el disco cuando lo escucháis ahora? ¿Sentís que os refleja mejor que si lo hubierais trabajado en digital?

Luis: Esa Studer 24 pistas nos dejó a todos hipnotizados. El soplo de cinta está ahí, es algo que se nota y que la primera vez que lo escuchamos fue como, ¡oh sí, eso es, ahí está! Era como si no nos creyéramos que iba a ser como los discos que hemos escuchado toda la vida, pero sí ahí esta envolviendo todo con su magia”.

Ese retorno a los antiguas maneras de trabajar, con lo que supone a nivel de tiempo y económicamente, ¿os implica un mayor compromiso aún con la banda a nivel de ensayos, trabajo de las canciones, etc.?

L: Puede ser, en los ensayos a parte de machacar estructuras trabajamos mucho la conexión de la banda, creemos que es algo esencial en nuestro estilo, improvisamos en directo y esto es una apuesta arriesgada que requiere conexión. Nos comunicamos a través de la música, así se hacía en los 70s y eso aporta una magia que envuelve al público y lo hace disfrutar al máximo”.

C: “También tenemos un trabajo extra en cuanto arreglos y producción, pensamos en el espacio sonoro, en el cerrar los ojos y situar los instrumentos, intensidades, presencia…es algo que consideramos muy importante”.

Vuestra propuesta pone el foco claramente en el hard rock y blues con toque ácidos de los años setenta. ¿Qué le puede aportar Hard Days a un género en el que parece todo dicho?

C: “Es un género musical en el que se ha dicho mucho y muy bueno, pero la música es algo infinito, hay mucho que decir sea cual sea el genero. Cada banda es una eclosión de influencias, síntesis, imaginación, estados anímicos donde se pueden dar combinaciones únicas, hay que estar atentos para cazar las buenas e ideas y ser exigentes para que no se cuele la paja. No se puede renunciar a pensar la música con el corazón y sentirla con cabeza, el espacio, el soplo, la madera y por supuesto… un buen Hammond”

Esta reedición le da nueva vida a vuestro primer disco, pero ¿estáis ya trabajando en los temas de la continuación?

L: “Por supuesto, nunca hemos dejado de pensar en el nuevo disco, ya tenemos bastantes temas planteados y nos gustaría entrar en estudio a finales de este año. El próximo disco tendrá un enfoque diferente, menos canciones y más pasajes instrumentales”.

¿Qué se puede esperar de Hard Days en el futuro más cercano?

L: “Seguir con paso firme y trabajando duro, el que venga a nuestros conciertos, o compre el disco, tiene que salir al 150% satisfecho, todo está pensado para disfrutar”.

 

Escucha a Hard Days en: https://harddaysrockband.bandcamp.com/releases

 

Texto: Sergio Rodríguez

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: