Vivos — 2 enero, 2018 at 10:24

Norton Money, Aces And Eights (London)

 

La presentación del tercer álbum de Norton Money fue un rotundo éxito. Abarrotaron el Aces And Eights londinense. No nos engañemos, no es precisamente el Wembley Arena, pero aún así, todo lo que hoy en día sea llenar un habitáculo más grande que el salón de tu casa para cantar tus composiciones, ya se puede considerar de alguna manera un éxito. Si además los congregados llegan casi al centenar, bailan, aplauden y vitorean cada tema durante casi dos horas… hablamos de éxito rotundo. Son una banda totalmente underground por el momento y que, si hubiera justicia en este mundo…voy a parar aquí. Esto lo habéis leído ya demasiadas veces y creo que conocéis la cantinela. En fin, esperemos que con este disco consigan llegar a más gente, porque lo merecen. Por canciones, por calidad interpretativa y por un brillante directo, que es de lo que quería hablaros aquí.

Tres buenísimos cantantes: Dan, Jeremy y Anna. Unas harmonías vocales deliciosas, que interpretan con precisión absoluta sin por ello resultar fríos. Esta vez en particular se vio aún más entrega y dedicación que de costumbre. Rieron y sudaron junto con la audiencia mientras tocaban su último álbum al completo, el buenísimo “The Ballad Of High And Lo”, más algún tema de sus dos anteriores (igualmente recomendables). Incluso la combinación de su indumentaria, roja, verde y azul, les hacía brillar más intensamente que en otras ocasiones. Tapado por este mini arco iris: Jamie Shaw.

Uno de los mejores baterías jóvenes de la escena underground londinense. Cuando ves a un batería moverse así al tocar suelen ocurrir tres cosas:
1. Que te recuerde a Levon Helm
2. Que haga que todo suene compacto y fluya a la vez
3. Dado que no abundan, que te den ganas de robárselo a la banda si tu tienes la tuya propia y          carece de este ingrediente mágico.

Mención especial también a la pedal steel de Greg Holme, que dota a las canciones de ese extra de delicadeza que las eleva unos cuantos metros más arriba. No imprescindible, pero, para este tipo de música, se echa bastante de menos cuando no está. Os imagináis a los Flying Burrito Brothers o a Riders Of The Purple Sage sin este toque? Pues eso.

Como definir un clásico no es tarea sencilla. Si te vas a lo fácil pues sí, esta claro, temas que han vendido la de dios y han sonado en la radio desde que gateábamos. Pero luego está la sensación personal, algo que se te mete dentro desde la primera vez que lo escuchas y que te da la impresión de que debería formar parte de la otra definición para las generaciones venideras. En mi opinión tienen unos cuantos y esa noche sonaron muchos de ellos.

Abriendo el bolo nos calzaron ya uno del primer álbum, “Continental Divide” y otro del segundo “My Dream Home And My Dream Girl”. El último álbum cayó entero, pero si hablamos de joyas me quedo con “Midnight Queen”, “Boat” y “Lie Awake”, pero solo por abreviar, porque hay más y me estoy alargando más que un día sin pan. Ahora para variar voy a resumir. Norton Money: tremendos músicos, compositores y una banda que jamás falla en directo. Descubrirlos es amarlos. Ojalá les deis una oportunidad. Se la merecen.

 

Texto: Javier H. Ayensa

Fotos: Aurélie Martini

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: