Vivos — 19 enero, 2018 at 9:15

David Ramírez, St Pancras Old Church (Londres)

Hace algunos años escribí sobre su concierto en un garito imprescindible del Lower East Side neoyorquino. Ahora, después de haber sacado su cuarto álbum de estudio, We´re Not Going Anywhere, vuelvo a la carga tras su concierto en una iglesia londinense. El lugar (como digo, una iglesia anglicana) era especial y el hecho de que se sirvieran cervezas hacía que los mejores pronósticos no fallaran.

El de Austin tiene una de las mejores voces de la Americana Music y sus letras, profundas y llenas de ironía, no pueden dejar indiferente al oyente. A lo largo de las cerca de dos horas sobre el escenario no se ciñó a su último disco, sino que interpretó temas de todos sus trabajos. Comenzó con “Find The Light”, la que, como él mismo explicó, es su única canción alegre y se debe a la insistencia de su madre (presente en el auditorio). Desde el primer minuto, Ramírez encendió la llama de la introspección más delicada y sublime.

Él solo, con su guitarra acústica, fue, tema tras tema, introduciéndonos en su propio mundo, repleto de desengaños, verdades como puños, alcohol y otras sustancias. “Communion” o “That Ain´t Love”, de su anterior disco, Fables, nos dejaron con la boca abierta. “Twins” y “Watching From A Distance”, de su último álbum, hicieron que empezásemos a mover los labios con cierto reparo, ya que el lugar imponía. “Telephone Lovers”, que habla de una relación amorosa entre dos sujetos que se encuentran en lados opuestos del océano, uno en Texas, otro en Londres, era absolutamente imprescindible en una noche en la capital inglesa.

Cerró con “Harder To Lie”, el tema por el cual quien esto escribe descubrió al susodicho. Ya lo dije en su momento y lo repito ahora. Hace dos años se trataba de que David Ramírez cruzase el Atlántico y lo hemos conseguido. Ahora solo falta que algún promotor patrio se ponga las pilas para lograr que esta bestia de la música popular nos visite. Dijo que volvería a Europa en verano y, esta vez, con banda. Las oportunidades ocurren por algo. Salud.

Texto: Pepe Maza
Foto: María Orueta

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: