Papel — 24 enero, 2018 at 7:51

Paul McCartney: The Biography – Philip Norman (Malpaso)

Durante siglos, Shout!, su libro sobre los Beatles publicado en 1981, ha sido considerado la biblia por los enfermos. Yoko le abrió las puertas de su apartamento en el Dakota, y su corazón,  tras la muerte de John y suya fue la frase de que John era tres cuartas partes de los Beatles. Para dejarlo claro, tras las biografías de Ray Coleman y Albert Goldman,  presentó en 2008 John Lennon, The Life, autorizada por Yoko, ochocientas y pico páginas.

Leyéndole sabías de qué pie cojeaba y que Paul, precisamente, no era su preferido. Por todo ello,  existía mucho interés en saber qué publicaría  sobre McCartney y más al conocer que el Sir había dado su bendición para que el anticristo escribiera sobre él. Bueno, tras también ochocientas páginas, notas el jabón para leer lo ya sabido, y admitido, por Norman: que Paul cuando pequeño  también hacía caricaturas, escribía y pintaba, que lo de los collages sonoros fue cosa suya, que esto y lo otro, esto y aquello, que era muy ‘’in’’ y que era igual, y no menos, que John.

Detallado eso, sí, todo el asunto Apple y los litigios frente a los otros tres y contra Allen Klein, habiendo reconocido John que, tal vez, les hubiera ido mejor con el cuñado de Paul y no con el Robin Hood del pop, al que al final también demandaron. Igualmente destacable la narración del lío de Northen Songs y como sus canciones pasaron a las manos de Michael Jackson. Si quieres más, todo el periodo Wings se ventila rápidamente, y poca entrevista parece que hay de la gente que fueron pasando a sueldo, poco, por la banda.

El arresto en Japón en 1980 se analiza con  reflexiones de lo tonto que fue por llevar hierba encima. A partir de ahí, ya se adentra en terreno tabloide: su vida en la granja y recuento de su actividad terrateniente a base de comprar cuanta granja quedaba cerca de la suya,  información sobre la vida y muerte de Linda, su día a día familiar, su matrimonio y posterior divorcio con la Mills, su actividad febril en los escenarios, y su tercera boda con Nancy. Mucho trabajo de hemeroteca y videoteca, se me antoja. Norman ni muerde, ni profundiza, es amable y decepciona, la verdad. No es ‘’la biografía’’, si no otra biografía.

Texto: Josep Barbará

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: