Encuentros — 31 enero, 2018 at 9:27

Steven Wilson, “tenemos la responsabilidad de mostrarnos positivos”

El Rey Midas del rock progresivo, el británico que revitalizó el género con sus Porcupine Tree, el cerebro que hay detrás de un sinfín de proyectos y que además ha remezclado diversos discos clásicos de artistas de renombre, publica su nuevo trabajo en solitario, “To the Bone”, un disco que vira hacia el pop y que despierta pasiones encontradas. Nos visita esta semana, el jueves 1 de febrero en Madrid (Wizink Center) y el día 3 en Barcelona (Auditori del Fórum).  Sin más preámbulos…

Has dicho que con tu nuevo álbum querías un enfoque más positivo. Quizás estabas harto de que mucha gente te considere una persona pesimista.

No creo que esa fuera la razón para hacer canciones más alegres. De hecho, creo que el 80% del disco sigue siendo bastante melancólico. Sigo sorprendiendo a la gente, porque esperan que sea de una determinada manera, basándose en la música que han escuchado de mí, que es bastante oscura y está llena de melancolía, reproches, pérdida… Todos tenemos dentro luz y oscuridad, y creo que lo bueno de ser creativo al hacer canciones o poemas o lo que sea es que puedes canalizar esa energía oscura y que sea catártico, casi como un exorcismo. Normalmente he utilizado mi música como un vehículo donde poner mi rabia, mi miedo, mi depresión, todo eso que la gente intenta sacarse yendo al gimnasio o como sea. Pero tienes razón, este disco tiene canciones más alegres, quizás como reacción a la idea que tiene la gente de mí de persona triste, pero también como reacción al estado del mundo actual. Creo que es muy fácil mostrarse sólo negativo ante el mundo en el que vivimos hoy en día, así que quería ofrecer otra perspectiva, casi me he obligado a mí mismo a decir también algo positivo. En realidad soy una persona positiva, creo que el regalo que es la vida es algo extraordinario y el planeta en el que vivimos es absolutamente hermoso. Ahora mismo hay mucha mierda en el mundo, con la política, los fundamentalismos religiosos, el tema de los refugiados, etc. pero creo que tenemos la responsabilidad de mostrarnos positivos ante este mundo. En el disco hay una canción, ‘Unborn’, que trata mucho de todo eso, está dedicada a un niño que todavía no ha nacido. Al final depende de ti hasta qué punto quieres que tu vida sea profunda. Creo que todos podemos hacer algo estupendo con nuestras vidas y con este increíble planeta”.

“To the Bone” tiene un acento más pop, algunos de tus fans te acusarán de “traición” por haber dejado atrás tus influencias metálicas y progresivas…

Creo que si la gente se siente molesta probablemente es que estoy haciendo lo correcto. El tipo de artista al que siempre he aspirado ser es alguien que está en constante evolución, no alguien a quien se pueda categorizar fácilmente. Fíjate por ejemplo en David Bowie, Kate Bush o Neil Young, están fuera de cualquier clasificación. Siempre que cambias habrá gente a la que no le gustarás, y eso es una buena señal de que te sigues reinventando. No creo que Picasso pintara cuadros para contentar al público. Pero cada vez que pierdo viejos fans espero ganar nuevos. No puedes esperar que la gente te acompañe siempre en el mismo viaje. Eso es la definición de un artista: la evolución constante y los retos. Sin retos sería un aburrimiento.

“Permanating”, con ese aire de música disco bailable, es toda una sorpresa.

Desde que era pequeño me ha gustado el buen pop, y para mí el buen pop son los Beatles, Abba, Bowie, Donna Summer, Daft Punk… y hacer una buena canción pop no es fácil, no es algo que me salga de manera natural. Lo mío son las baladas oscuras y las piezas largas y complicadas, más que un buen tema pop de tres minutos. Lo he intentado a lo largo de los años y he fracasado muchas veces, no ha sido hasta ahora que he conseguido un tema pop que me ha entusiasmado. He estado escuchando mucho a Abba, el último disco de Tame Impala, con ‘Let It Happen’, Daft Punk y ‘Get Lucky’, etc. Y me ha salido una canción pop que tenía muchas ganas de publicar para disgustar a algunos de mis viejos fans.

Y “Refuge” podría figurar en un disco de Peter Gabriel. ¿Es uno de tus héroes particulares?

Sin duda. Mucha gente habla de los 80 de manera negativa pero para mí fue una época con un pop muy inventivo, con gente como Kate Bush, Peter Gabriel y Prince. También grupos como Depeche Mode y Tears for Fears. Yo era adolescente durante los 80, con esas producciones de Trevor Horn con Frankie Goes to Hollywood o Propaganda. Y también tienes el ‘Thriller’ de Michael Jackson. Todo eso está en mi ADN.

La letra de la canción “To the Bone” la escribiste junto al ex líder de XTC, Andy Partridge. De hecho, “My Book of Regrets”, de tu anterior disco “4 ½”, suena muy XTC.

Me lo tomo como un cumplido. XTC es una de mis bandas preferidas. He tenido la suerte de poder remezclar algunos de sus discos, así que era cuestión de tiempo acabar colaborando con Andy, uno de mis compositores favoritos.

También has mezclado discos de gente como King Crimson, Yes, Jethro Tull o ELP. ¿Qué otro disco te gustaría remezclar?

Lo interesante de estas remezclas es la versión surround, en 5.1, para conseguir un sonido envolvente con los altavoces. Tears for Fears y King Crimson son increíbles con ese sonido surround. Y aunque ahora no tengo mucho tiempo, claro que me gustaría remezclar los discos clásicos de Kate Bush, Peter Gabriel o Prince.

Has estado en diversas bandas, como Porcupine Tree, Blackfield, Storm Corrosion, etc. ¿Has pensado en otro proyecto?

Ahora prefiero centrarme en mi carrera como solista, porque puedes hacer todo tipo de música. Fíjate en gente como Frank Zappa o Neil Young, han hecho muchos estilos sin cambiar de nombre. Pero sigo abierto a colaborar con otra gente.

¿Pero podrías imaginarte estar en un súper grupo con músicos de tu elección?

Difícil, porque los grandes grupos suelen estar dirigidos básicamente por una persona, Jimmy Page en Led Zeppelin, Pete Townshend en The Who o Paul McCartney en The Beatles. Además, ¿cuántos súper grupos buenos de verdad conoces? Casi siempre son decepcionantes. Fíjate en Asia, la peor banda que ha habido jamás, hicieron ese disco que es la peor mierda del mundo. Los súper grupos no funcionan, los músicos suelen pisarse unos a otros.

¿Has escuchado a alguna banda nueva, del estilo que sea, que recomendarías?

Soy un gran fan de Max Richter, ha hecho la banda sonora de ’The Arrival’, por ejemplo, o Nils Frahm, un pianista alemán, gente con formación clásica pero con sensibilidad electrónica.

Tienes un gran abanico de influencias, así que ésta es una pregunta difícil: ¿puedes decir tres de tus discos favoritos de todos los tiempos?

“Zeit” de Tangerine Dream, con el que crearon la música ambient… ‘Seeds of Love’ de Tears for Fears… y ‘Bitches Brew’ de Miles Davis, nunca me canso de escucharlo”.

¿Qué consejo le darías a alguien que esté empezando en la música?

No necesitamos más música, tenemos suficiente para mil años más, así que haz música para ti, porque te encanta, y si puedes tener una carrera por accidente, perfecto, pero hoy en día es muy complicado poder vivir de la música.

 

Texto: Jordi Planas & Daniel González

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: