Discomático — 5 diciembre, 2017 at 7:25

The Pains of Being Pure and Heart – The Echo of Pleasure (Painbow-All Points)

Surgieron en el lugar preciso y en el momento adecuado. A finales de los 2000 Brooklyn era un hervidero indie, ‘’the place to be’’, el sitio de donde salieron Vampire Weekend y Grizzly Bear, entre otros. Su homónimo debut era un refrescante compendio de himnos pop, a medio caballo entre el indie-pop amable de C-86 y el shoegaze domesticado. Un álbum brillante que tuvo un digno sucesor, Belong (2011), y que supuso el fin de la primera etapa del grupo. ¿Qué pasó después? ¿Por qué se desinflaron? Sufrieron una espantada —de hecho, solo sigue Kip Berman— y no les salió bien devorar pop de los ochenta tipo Prefab Sprout y The Go-Betweens. The Echo of Pleasure supera de largo al insulso Days of Abandon (2014), pero tampoco estamos ante un regreso por la puerta grande. El principio —la inspirada «My Only»—, esa especie de «Lips like Sugar» que es «The Garret» y el final —«Stay», una balada emocionante— son las mejores del lote. Un disco con solo nueve temas que patina en la vertiente electro-pop («So True», «When I Dance with You»), pero que mantiene las virtudes de sus comienzos (estribillos pegadizos, buenas melodías). Un trabajo irregular que coloca a los Pains en la zona templada de la tabla.

 

JON PAGOLA

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: