Discomático — 12 diciembre, 2017 at 7:04

Metz – Strange Peace (Sub Pop-Popstock!)

En menos de diez años el trío canadiense se ha aposentado en su sello y en su género, además de en los festivales más importantes del planeta. Con dos discos a sus espaldas —siendo II más de lo mismo, pero mejor—, sorprenden ahora con un tercer elepé sereno y maduro, además de potente. Porque se abre a nuevas sonoridades, a nuevos terrenos sin dejar de sonar a Metz, y esto es una especie de grunge del siglo XXI. Basta con escuchar «Cellophane» para entender que es una de las composiciones más melódicas de su carrera, y «Drained Lake» para comprender que lo han hecho sin renunciar a su contundencia. Cierto es que la sombra de Nirvana es alargada —y acechante, pues buena parte de las guitarras de este álbum podrían sonar en un directo de los de Aberdeen—, pero también lo son sus flirteos con Sonic Youth («Sink», «Caterpillar»), el rock más stoner («Lost in the Blank City») y el punk («Mr. Plague» es a Strange Peace lo que «Territorial Pissings» a Nevermind). Y todo ello sin perder un ápice de su identidad hasta la joya de la corona: «Raw Materials», que se descubre como su corte más atrevido. Serán las tablas o la experiencia adquirida en estos nueve años. Tal vez sea esa extraña paz de la que hablan, pero este es sin duda su trabajo más logrado hasta la fecha.

 

BORJA FIGUEROLA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: