Discomático — 12 octubre, 2017 at 7:02

Turrones – Bi (Potencial Hardcore)

Ni alternativo, ni marginal, ni punk chachipiruli, lo que el madrileño Kike Turrón ha encerrado en los diez temas que conforman el segundo álbum de Turrones es la justa perspectiva de la madurez. Mitad junto a Kike Babas del dúo de reporteros dicharacheros Buitre No Come Alpiste, que sin duda recordarán los lectores más viejóvenes, y ejecutor de electrizante roña undergrún en los desaparecidos Kink Putreak, aquí se ve en lo alto de la colina y mira hacia atrás, a esa madre que se deslomó para sacarle adelante («Los Caminos de la Vida»), oteando al otro lado un presente que ya se está haciendo futuro y aprestándose a ponerles GPS en la boina a esos jóvenes obligados a emigrar («Mis Hijos Se Marchan Fuera»), a los que de ningún modo debemos traspasar nihilismo, si no la necesidad de aprender y hacerse fuertes. Acompañado de un rumboso combo —Carlos Saurón (guitarra), Sergio Mayo (bajo) y Fernando Moreno (batería)— el cantautor urbano puede bañarse en costumbrismo, banjo y violín incluidos, en «De Tripas Corazón», y luego retomar el pálpito roquero en «La Garganta Rugirá» o «Calientes y Crujientes», donde le echa una mano Rosendo. Hay pintoresca crónica social en «La Fauna», sentido homenaje en «Janis Winehouse», y un tango que haría bizquear a Tom Waits, «Tentados». Pero sobretodo la voluntad de que ‘’las canciones que eran chivatos inoportunos de las esquinas sombrías de la vida’’ den paso a una actitud más serena. Los caminos vitales no serán los que imaginamos —y el ‘’ser o no ser’’ del bardo es solo un contrato que garantiza el final— pero… qué bien despertarse cada mañana, ¿eh?

 

IGNACIO JULIÀ

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: