Vivos — 4 julio, 2017 at 12:47

Nashville Pussy, Sala La Boite, Índico Rock Mallorca Hotel (Mallorca)

En la historia del Indico Rock Mallorca Hotel, hay un antes y un después. A las 23:30 horas exactamente despegaba la intro que acompañaría la entrada de Nashville Pussy a sus siguientes pepinazos. Una arrolladora Ruyter Suys y un aparentemente discreto Blaine Cartwrigh acompañados de Bonnie Buitrago (bajo y coros) y Ben Thomas (batería).

Empezaron con “Everybody´s Fault But Mine” rompiendo el escenario a base de un salvaje pero elegante rock´n´roll continuando con temas como “Hate and Whiskey”, “Go to Hell” o “Pussy´s not a Dirty Word” consiguiendo que con la rota voz de Blaine, la punzante guitarra de Ruyter y la actitud enérgica de la base del grupo, arrancar ovación tras ovación al público que en un principio se mostró un tanto distante.

Los de Atlanta ofrecieron muy buen rollo entre ellos y un espectáculo con su actitud de auténticos rockeros, donde poco a poco consiguieron un sobresaliente feeling con todos los asistentes. De tal forma que en apenas una hora consiguieron enloquecernos a todos.
El apoteósico final fue con Ruyter retorciéndose en el suelo mientras el resto de la banda blandía sin perdón guitarra, bajo y batería a la vez que ella arrancaba, sin dejar de tocar, las cuerdas de su guitarra. Esperamos que el buen sabor de boca que nos dejaron podamos volver a disfrutarlo en la isla nuevamente.

Texto y fotos: Ani y Josep

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: