Vivos — 14 Junio, 2017 at 9:22

Primavera Sound: Jueves 1/06/17 – The Kings Angels & The Black Lizard Wizards

El primer día de programación central en el Fórum guardaba, a juicio de prácticamente todos los que me rodean, el mejor cartel rock del festival. Por SLAYER, que no los vi pero me contaron que fue pura destrucción masiva, y por THE DAMNED, que cometí el pecado de no ver por solaparse con The Black Angels, terceros en ristre y muy esperados en Barcelona, donde sólo habían tocado en la edición de 2011. A éstos hay que añadir a los actuales revolucionarios de la escena aussie y más allá, from Melbourne (Victoria), los lagartos King Gizzard & The Lizard Wizard. Ambos fueron el colofón de la velada que paso a relatar.

La jornada comenzó con los angelinos THE MOLOCHS, garajeros finos a la inglesa. Firman un pop muy bailable y una canción que hubiera tarareado el mismísimo Harrison: “No more Cryin’”. Para tener una copia en la maleta de pinchadiscos. A continuación la cita era con THE AFGHAN WHIGS, que contraprogramaba a Bon Iver. Nos hubiera encantado ver a Justin Vernon, pero hay grupos que no dejan lugar a la duda y los de Greg Dulli lo son. Y aún lo son más teniendo en mente la escucha de su último y desasosegante disco “In Spades” (Sub Pop, 2017), que revuelve el ánimo desde muy adentro. En directo exhibieron la prestancia y la distinción habituales, en el punto justo entre intensidad y conmoción. La sensación es que uno puede dejarse morir escuchando el disco en soledad como también lo podría hacer colectivamente, prestando los oídos entre unos miles de personas.

Silencio de expectación en la aproximación del público para ver a THE BLACK ANGELS en el escenario de las gradas. Los tejanos se presentan sin uno de sus componentes, Kyle Hunt, pero con una gran pantalla que abraza su liturgia psónica con geometrías desordenadas. Suena “Currency”, el primer adelanto de su nuevo elepé, y sentimos que debemos acercarnos al máximo para contrarrestar la amplitud del espacio. “The Prodigal Sun”, “Black Grease”, “The Sniper at the Gates of Heaven” y “Young Men Dead”, de su primer disco, se intercalan con más de la mitad de temas de su reciente “Death Song”, conformando un setlist intenso que les hace entrar en materia. Aunque hubieran reclamado una bóveda cerrada de poder hacerlo. El anfiteatro ovalado está ya hasta los topes y nosotros, poseídos, casi en la primera fila. También suenan “You on the Run” y “Bad Bibrations” dejando fuera de la elección al lp “Indigo Meadow”, su anterior trabajo. Estamos tan emocionados que se nos hace corto, monumental concierto.

Casi a continuación aguardaban los canguros King Gizzard &, que montan una alocada jam psych punk que no permite pestañeo. Sin trampa ni cartón: dos baterías, tres guitarras, bajo y teclados. Siete locos en escena tocando en los límites de la música popular. Hay quién dice que hacen psicodelia, pero a esos habría que mostrarles el vídeo del pogo que montaron. A algunos se les escapa la propuesta, a unos por su velocidad, a otros por el loop repetitivo; pero no se les puede negar un estilo propio con el que ya no pueden rescatar ni un solo tema de su primera etapa garajera. De hecho tocan seguidos dos, tres y hasta cuatro temas de cada uno de sus tres últimos discos, el postrero aún pendiente de edición: “Murder of the Universe”. Que ni pintado, el título. Al final encontraron lugar para tocar “Cellophane”, un corte de su quinta referencia, en la que quizá aceleraron rítmicamente hasta donde están ahora. A éste que escribe les parecen descomunales y su setlist perfecto para un festival al aire libre, a la hora que sea.

Gran noche de sonidos desbaratados, melodías venenosas y trasiego psicodélico, tanto, que uno se imagina a los miembros de las dos bandas, mezclados en una jam imparable, en un supergrupo lácteo de tres baterías y seis guitarras, con Stu Mackenzie, Alex Maas y Christian Bland al frente, tocando hasta un amanecer eterno. Quizá en el escenario de cuatro vientos que, acertadamente, montó la organización en una de las rampas que dan al Port Fòrum para acoger una actuación sorpresa. Desear es gratis e imaginar gratuito.

Texto: Pacus González Centeno

Fotos: Sergi Fornols (King Gizzard)  & Roger Estrada Martínez (Black Angels)

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: