Discomático

The Doors – Box Set 50th Anniversary (Warner)

 

Continuando la celebración del 50 aniversario de The Doors, por primera vez en vinilo y en edición limitada de 10.000 copias aparecerá este Abril el concierto que en Marzo de 1967 ofrecieron Jim Morrison y los suyos en el club The Matrix en San Francisco. Forma parte de un box set con el CD original y dos CD’s más con versiones en mono. El vinilo en directo es el reclamo ideal para coleccionistas de la banda angelina ya que es la única ocasión en que se registró alguna de sus primeras actuaciones y además ahora, como guinda, surge en versión LP.

Tras innumerables bootlegs y lanzarse luego una primera versión oficial en doble CD en 2008 de tercera generación de grabaciones, el ex-ingeniero de Doors, Bruce Botnick, logró encontrar recientemente las cintas originales de aquella legendaria actuación californiana y las ha remasterizado para la ocasión; recuperando una histórica muestra, sonoramente, mucho más fiable.

El repertorio, naturalmente, está basado en canciones de su primera obra como los clásicos ‘Light my fire’  ‘The End’, ‘ The Crystal Ship’ , ’20th Century Fox’ o ‘Soul Kitchen’, además de sus habituales versiones de ‘Alabama song’ o ‘Back door man’; es decir, un total de 7 temas de aquel directo.

Por todos estos cumpleaños, le mando un correo electrónico de felicitación especial a Jim Morrison y compañía:

E-MAIL INFINITO Y ESPIRITUAL PARA EL REY LAGARTO 

(Mensaje que viajará por electricidad espiritual)

Para: jim-morrison@poet.es

De: txus-iglesias@poet.es

Asunto: Nadie cantará como tú lo has hecho.

Hace justo ahora cinco décadas que, en directos como este de The Matrix, tres excelentes intérpretes como Ray Manzarek, Robbie Krieger y John Densmore acordaron que debían arropar tu figura; la cual era tan descomunal como la pirámide de Keops: demasiado imponente e imperecedera como para vencerla.

Jim Morrison, no puedo saludarte ni despedirte porque nunca viniste o te fuiste. Siempre estuviste aquí como una calle sin principio ni final. Infinito. Me ha costado nombrar una efemérides sobre ti porque siempre estás de actualidad como un filme que gira una y otra vez ó como tú dirías: una película sobre la vida de cualquiera.

Así pues, de modo personal, voy entretejiendo todas tus personalidades como si fuera un viaje fácil mientras te abres camino hacia el otro lado. Fuiste niño salvaje de los años 60 (cuando los días eran tan extraños que la gente se volvía extraña) y lo tomaste todo como venía hasta alcanzar el Fin en las latitudes del caballo. Eras el soldado desconocido cuando la música terminó. Esperando al sangriento sol rojo de la fantástica L. A. mirabas el estúpido y blando desfile. Desde el cristalino barco de los locos espiabas a tu preciosa amada, Pam Courson, reina india. Cambiante y cambiable fuiste en aquel continente paralelo: L’america. Pero. ¿porqué te jugaste la última sota de corazones en la casa del Jacinto…?, ¿sucedió eso porque eras un jinete tormentoso? Y es que tus consejos, para conductores padres de familia acerca de autoestopistas temibles siguen vigentes: “Si subes a bordo a ese hombre, la dulce familia morirá”.

Y como reflexión sobre todo esto: hay tantas maneras de visionarte líricamente como seguidores de tu música existen y es que como tú bien recitaste: “La verdadera poesía no dice nada, solo sugiere las posibilidades”. Seguro que éstas son muchas.

Y esa manera tuya de cantar que no deja ni una sola rendija al subjetivismo. Tu voz es hipnótica porque la tomes como la tomes, la absorbas como la absorbas… ella te absorbe. Hiciste algo más que cantar, Jim, proyectabas un ciclópeo imán vocal que atraía, sin remisión, a toda neurona melómana que se moviese.

Y es que nunca habrá nadie que haga lo que tú haces. Hirvieron, no ríos cualquiera, sino Nilos de Tinta y no simples colinas, sino que hubo Himalayas de libros sobre ti, centenas de escritores experimentados que buscaron en tu alma de chamán de L.A.: Greil Marcus, Alberto Manzano, Stephen Davis, Inés Vega, Dylan Jones… o los propios Manzarek y Densmore (si yo te envío un simple e-mail al Paraíso, tu batería te mandó longevas cartas al Olimpo en su libro “Jinetes en la Tormenta”). Por ello, ya no redactaré nunca más nada sobre ti; no hace falta. Es la promesa óptica que te hago y por eso únicamente me quedo observando, mudo, las imagenes sobre tí: esas en las que a las mujeres no les eres extraño y te desean y en las que -al verte- los hombres quieren ser tú. Bono, Iggy Pop, Enrique Bunbury, Ian Astbury, Ian Curtis, Michael Hutchence -e incluso el actor Val Kilmer- anhelaron (y no se lo reprocho a ninguno) heredar tu esencia. Pero, aún con todo eso, nadie cantará nunca como tú lo hacías.

Texto: Txus Iglesias

 

 

3 Comments

  1. F. Xavier Gállego

    Gracias, Txus Iglesias, por capturar y transmitir con innegable magnetismo en este artículo, a través de tu prosa lírica, no menos hipnótica que la forma de cantar de Jim, la esencia de su figura y su indiscutible influencia, que no ha cesado de emanar desde estos justos 50 años. Siempre es un inmejorable momento para redescubrir esta obra (fantástico, el aparentemente sencillo párrafo en el que sin embargo engarzas con maestría los emblemáticos títulos que nos dejó el inigualable combo) y el legado que deja, imposible de superar, pues no admite parangón. Un saludo para l@s melóman@s de Ruta 66.

  2. Txus Iglesias

    Muchas Gracias a ti Xavi, por tu positivo comentario hacia mi artículo y tú entusiasta apoyo hacia Jim y su imborrable leyenda, tan trascendente e influyente la misma. 😉 Gracias igualmente a la revista Ruta 66 por transmitir temas de The Doors y sobre ese mago y chamán de la música rock que era el propio Morrison; junto a los fenomenales Krieger, Manzarek y Densmore. Un saludo a los fans de la banda de Los Ángeles.

  3. Una idea original ésta de enviar un imaginario correo a JIm citando buena parte del cancionero de The Doors. Enhorabuena.

    Y en otro orden de cosas, creo que ya sería hora que se publicaran de forma oficial las cintas completas de The Matrix, ahora que parece que han aparecido los masters.

Responder a F. Xavier Gállego Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter