Vivos — 19 Marzo, 2017 at 11:49

Shawn James – Koitton Club (Barcelona)

Noche de aquellas que se recuerdan. Ver la sala llena hasta la bandera para recibir a un artista como el de Chicago no entraba en los parámetros que uno podía trazar previamente. Así que primer K.O. antes siquiera de empezar el combate. El club del barrio de Sants acogió a un público variado que creó el ambiente adecuado para que el concierto funcionara de maravilla del primer al último minuto.

Desde que Shawn piso las tablas su vozarrón se adueñó de todos los ángulos del local durante una hora y media en que el blues del delta, el góspel pagano y el folk fantasmal marchaban de la mano entre pantanos de bruma y cruces de caminos. Alternando guitarra acústica y dobro, para los temas de más profunda raíz blues,  demostró que la expectación estaba más que fundamentada.

Su garganta es expresiva, comunica, tiene el mojo de los que sienten profundamente lo que hacen, de los que el arte les brota de las entrañas y son capaces de transmitirlo a la audiencia de manera casi física. Como si te tocara con las canciones. Repasó sus tres discos en solitario con especial énfasis en los temas de Shadows (2012) y de On the Shoulders of Giants, su última referencia editada el pasado 2016, con emocionantes interpretaciones de «Hellhound», «Snake Eyes», «Delilah», «Throug the Valley» o «The Wanderer» antes de finalizar con una escalofriante lectura a capella del clásico «John The Revelator».

No tengo ninguna duda de que el de ayer va a ser uno de los conciertos del presente año. Por calidad, por intensidad (pese a tratarse de un recital en solitario) y por el especial sentimiento que flotaba en la sala. Prometió volver a finales de año, pero esta vez acompañado por los Shapeshifters. Con los que grabó hace un par de años el espectacular The Gospel According to… Yo ya estoy contando los días damas y caballeros.

Manel Celeiro

Foto: Edu Chinaski

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: