Vivos — 29 Enero, 2017 at 12:30

Stolen Rhodes, Rocksound (Barcelona)

Espléndidos. Definiendo a la perfección el concepto “bolazo”. Porque lo tienen. Son una banda perfecta para ver en las distancias cortas y me atrevo a decir que también poseen lo que hay que tener para triunfar en los grandes escenarios. Pero, ante todo, Stolen Rhodes definieron lo que ha de ser una banda de bar. Compactos. Rotundos. Levantando al público. Manteniendo un “in crecendo” constante. Cercanos. Confirmando las buena sensaciones que nos había transmitido su espléndido Bend with the Wind. Un álbum que, como no, se marcaron entero y del que brillaron con luz propia temazos del calado de «Sunshine Prophet», «Get on Board», «Save Me» o «Nowhere Fat». Recuperaron algún tema de su EP anterior, Slow Horse, como la magnífica «50 Miles to Richmond». Y nos recordaron por igual a Bob Seger y la Silver Bullet Band, a los Eagles, a la Marshall Tucker Band o a The Outlaws. Con un Matt Pillion simplemente magnífico en tareas vocales ¿Y qué decir de las versiones? Que no se podían escoger ni hacer mejor. «Good Times Bad Times» de Led Zeppelin, una sorprendente «Little Less Conversation» de Elvis Presley entre funky y sureña, un «Sympathy for the Devil» de los Stones que hicieron totalmente suya, y esa versión del «Rosalita» de Springsteen incluida en su disco que lo puso todo patas arriba. Firmes candidatos, sin duda, a concierto del año.

 

Texto: Eduardo Izquierdo

Foto: Pedro Haro

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: