Vivos — 6 octubre, 2016 at 10:48

Luther Dickinson, Moby Dick (Madrid)

 

l-dickinson_2

 

El pasado sábado Luther Dickinson dio el pistoletazo de salida a la temporada otoñal de conciertos en la capital. El polifacético músico, tan pronto nos bombardea con el intenso blues de sus North Mississippi Allstars, como demuestra su clase a la guitarra en los mismísimos The Black Crowes. Polivalencia nada sorprendente siendo hijo de Jim Dickinson, productor y músico de estudio de mitos como Bob Dylan, Ry Cooder o The Replacements, entre otros. Decidió esta vez sorprendernos de nuevo, presentando su último doble álbum (Blues & Ballads: a Folksinger Songbook), una visión íntima del cancionero tradicional americano.

Para tan noble misión, tan sólo contó con la ayuda de su colega Gianluca Giannasso a la batería, generando así un ambiente mucho más íntimo al que nos tiene acostumbrados. Pero Luther, junto con la variedad de guitarras que utiliza y los solos escandalosos que consigue con ellas, son capaces de llenar el escenario holgadamente. Incluso en ocasiones logró hacernos creer que su compañera de grabación Amy Levere estaba detrás del escenario tocando enérgicamente su contrabajo. Toda una demostración de virtuosismo con las seis cuerdas.

El de Tennessee dejó un repertorio variadísimo que sangraba blues a borbotones, mientras nos convencía con cada verso que la música tradicional americana fluye por sus venas.

Texto y foto: Pablo del Valle

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: