Rutas Inéditas — 26 mayo, 2016 at 10:09

Más vale Iggy bien acompañado…

 

iggy-624-1361807088 

Seguramente Iggy Pop sea uno de los nombres propios que más y mejor demuestran que la imagen del artista creando en solitario es solo eso, una imagen. Aunque no hubiera compuesto una sola nota de las que forman su discografía seguiría mereciendo el mismo lugar que ocupa en el panteón de la música popular (Frank Sinatra tampoco componía ¿alguien quiere discutirle su trono?), pero el hecho de que a su vera estuviesen tipos como los hermanos Ashethon, James Williamson o David Bowie, supuso una forma de trabajar que dejaba el terreno abierto a una de las suerte más bellas del Rock, las colaboraciones. Rastrear todas estas, externas o internas, es decir, aquellas en la que Iggy es anfitrión y aquellas en las que él es recibido en casa ajena, se sale de los límites de este rincón, destaquemos entonces algunos de los nombres que han dejado su sello en este camino que resultó no ser un camino a perdición.

Apenas hubo abandonado el apellido Stooge, del que (chico listo) nunca renegó, Iggy supo atraer a su regazo nombres que aportaron gotas significativas a la mezcla que iba removiendo. En el New Values (1979) aparece Scott Thurston, o lo que es lo mismo, el tipo que como músico de estudio ha rondado a Jackson Brown, Nils Logren, New Order o los propios Iggy & The Stooges, y que es parte fija de los Heartbreakers de Tom Petty, nada menos. En este caso, el de New Values, toca y firma cuatro canciones, “Angel”, “Curiosity”, “African Man” y “Billy Is a Runaway”, y si este no es tu disco favorito del terrario, tampoco es culpa suya. Para Soldier (1980) el invitado fue nada menos que Glen Matlock, o lo que es lo mismo, de los dos bajistas de Sex Pistols, el que sabía tocar. “Ambition”, “Mr Dynamite”, “Take Care Of Me” y “I Need More”, una de esas canciones tan reconocibles de nuestro hombre, llevan el sello Matlock, esta relación podría haber sido más duradera, tal vez entonces Zombie Birdhouse (1982) hubiera resultado algo más equilibrado, aunque no deje de ser un disco interesante, tal vez por la participación de Chris Stein y Clem Burke, de los Blondie, ya un poco de capa caída por entonces.

Sex+Pistols+500x365_sexpistols_getty1

A mediados de los ochenta Iggy Pop decidió cambiar el rumbo, buscó y consiguió cierta resonancia comercial, pero sin dejar de lado el tuétano que le define. En esta ocasión quien se dejó caer por el Blah, Blah, Blah (1986) fue otro ex Sex Pistols, el guitarrista Steve Jones, quien pone su talento en “Fire Girl”, “Winners & Losers” y “Cry For Love”, en el resto está de nuevo David Bowie, así, como sin querer. Pero el disco que reunió la esencia de Iggy y el éxito comercial, el que seguramente sea su disco más redondo, coherente y accesible, llegaría en 1990, se mostraría perfecto desde la portada y respondería al nombre de Brick By Brick, una obra maestra. Por este disco pululaban Slash y Duff McKagan, de esos Guns `N´ Roses tan brillantes entonces, la guitarra del primero quedó bien plantada en “Home”, y su firma a compaña a la de Pop en “My Baby Wants To Rock And Roll”, también está “Something Wild”, del imprescindible John Hiatt, y por supuesto Kate Pierson, la voz inmaculada de B-52´s, acompañando el hormigón armado de Iggy en la maravillosa “Candy”. Casi nada.

de3559b1_15-kate-pierson--large-msg-130048127291

Siguiendo la estela del éxito del Brick By Brick, y del empujón que supuso su presencia en la banda sonora de Trainspotting (Danny Boyle, 1996), Iggy transitó con soltura por los noventa, apoyado además en discos notables como el American Caesar (1993), donde, además de refrescar el “Louie Louie”, vuelve a aparecer Steve Jones firmando a medias con el interesado “Beside You”, donde por cierto canta Lisa Germano (puro lujo). Y también está el bueno de Henry Rollins cantando en la icónica, o iconoclasta, “Wild America”. Como anillo al dedo. Más allá de la década noventera encontramos hitos como el reposado y necesario Avenue B (1990) o Skull Ring (2003), una fresca maravilla en la que podemos paladear el terremoto Peaches en “Rock Show”, o el punk norteamericano de nueva era, Billie Joe Amstrong canta en “Private Hell” y compone junto a Iggy “Supermarket”, y los Sum41 se suman (claro) al Little Know It All”. Además de unos tal Asheton que vuelven a transitar el camino de la Iguana en el que tal vez sea su último gran disco en solitario. Al menos hasta la venida de la depresión Post Pop de la mano del gigante Josh Home, por supuesto.

 

Texto: Jorge Alonso

Fotos:

-Stooges: Scott Thurston, Steve Mackay, James Williamson, Iggy Pop, Scott Asheton and Mike Watt of The Stooges.(Foto: Jim Spellman/WireImage)

– Sex Pistols: Glen Matlock, Johnny Rotten, Steve Jones y Paul Cook

– Kate Pierson

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: