Encuentros — 5 mayo, 2016 at 13:21

Yellow Big Machine, nuevos colores para la máquina

yellow por Andrea Curruscu baja.RGB

Venimos siguiendo al cuarteto bilbaíno desde su gestación hace más de una década. Comenzaron fuertemente influenciados por el indie rock americano de los 80 y los 90 y bandas como Dinosaur J., Pixies, Superchunk, Sonic Youth, Pavement, Sebadoh o Girls Against Boys. Pronto demostraron también que en directo la cosa funcionaba y sus resultados sonoros tomaban mayor y más personal relevancia. También ganaron premios prestigiosos como en el Villa de Bilbao y eso les llevó a debutar de la mano del gran Paco Loco con el destacado “I’m Searching For Friends” en 2009. Un ligero parón por obligaciones varias se rompió con el ep “UPI-APA” que pasó injustamente desapercibido. Ya con sonido más personal aún nos volvieron a encandilar con su segundo disco, “Here Comes The Big Fun”. Pero es ahora cuando llega la auténtica diversión al presentarnos un flamante y precioso Ep en vinilo con el título de “Always With You” (Fiebre Amarilla Records) que merece la pena escuchar a fondo y  que contiene sus mejores melodías hasta la fecha además de una brusca innovación estilística. Esto fue lo que nos contaron sobre su historia y el nuevo y sorprendente disco .

¿Cómo empezó a rodar la máquina? ¿Veníais de otros grupos o fue esta vuestra primera experiencia seria?

Yellow Big Machine surgió como un proyecto entre amigos hace ya 12 años. Pablo y Álvaro se conocieron en la Universidad y por aquel entonces Sergio y Pablo ya ensayaban juntos en Bilborock. Álvaro se incorporó a esos ensayos y de ahí salió el nombre. Pero realmente Yellow no empezó a funcionar como tal hasta que Roberto (batería) se unió poco después. Nos agenciamos un local de ensayo propio y ahí comenzó todo a rodar. Se puede decir que Yellow es la primera apuesta sería de todos. Hemos tocado y colaborado en otros proyectos como Tan Them, Guerrero Inca, Bastardo, Jesucrista y otros, pero Yellow es la primera y la única apuesta seria.

Creo que mantenéis la misma formación prácticamente desde hace una década. ¿No es muy habitual, no? ¿Coincidís en gustos, metas y afinidades personales?

Somos cuatro amigos a los que nos une la música y si dejas de lado todo lo demás (expectativas, la banda como forma de vida, discográficas, el guaismo musical) de lo único que se trata es de tocar y disfrutar haciéndolo. Eso es lo único que nos interesa y hacemos todo lo posible por mantenerlo vivo. Los gustos, las metas y las afinidades personales van cambiando con los años y ninguno de nosotros es la misma persona que cuando empezó, pero es la adicción por seguir tocando y registrando nuestras canciones lo que nos une. Dentro de veinte o treinta años si seguimos vivos lo que molará es poder decir que cuando éramos unos niñatos hicimos todo esto juntos y nos lo pasamos de puta madre. Eso el lo único que importa, lo demás da igual, qué grupo se mantiene en auge de por vida, solo los grandes y al final todos perecen tarde o temprano.

Vuestro debut sonada al indie-rock estadounidense de los 90 con bandas como Sebadoh, Pavement o Dinosaur Jr. en vuestro código genético. ¿Sería un puntazo grabarlo con Paco Loco en su estudio?

Nuestro debut fue grabado con Paco Loco en su estudio y estuvo fuertemente influenciado por las bandas que mencionas, dando lugar al I’m searching for friends. Y todo fue muy causal por que una de las razones por las que fuimos es que Paco, a diferencia de otros estudios de la zona más cercanos, nos abrió las puertas. Lo que molaría es poder ir ahora con un montón de pasta, llevarnos a Aingeru y poder tirarnos ahí tres semanas grabando el disco que nos de la gana para luego ni siquiera sacarlo o compartirlo. Hacerlo solo para nuestro propio deleite, como los albums de foto de familia.
  “Here Comes The Big Fun” fue mucho más melódico y divertido. En directo sin embargo habéis continuado rockeando de lo lindo…

Entendemos el directo como algo distinto al disco. Muchos grupos se esfuerzan por reproducir el disco en directo y que sea lo más fiel a éste. Nosotros lo entendemos al revés, el disco es una escusa para tocar en directo y en el directo la ejecución es importante pero la energía lo es aún más. Nos encantaría poder tener todos los recursos tecnológicos de los grandes estudios y las bandas profesionales, incluyendo el tiempo que nos de la gana para tocar, grabar, ensayar, etc. Pero en Yellow se trata de hacer lo máximo con lo mínimo posible. Cuando ves bandas que mezclan una buena ejecución con mucha energía y espectáculo es cuando surge la magia. El directo es para terminar vacío una vez que acaba el concierto, una escusa para darlo todo.
foto de grupo del equipo del grupo. din tunear 

Y ahora vais y lo grabáis en vuestro propio estudio y sacáis cuidada edición en vinilo. ¿Ha sido está vuestra grabación más fácil o cómoda?

Ha sido una de las grabaciones más largas y más comprometidas con el cuidado del sonido y la producción. Ha sido cómoda por que el hacerlo en tu propio local y con Aingeru te da esa tranquilidad pero ha sido difícil de llevar, nos hemos tirado un mes para grabar seis canciones, lo hemos dado todo y hemos estado muy obsesionados. En este sentido, ha sido mucho más difícil de lo que pensábamos por que al final a uno se le agotan las ideas y la energía y lo único que quiere es terminar. Las otras grabaciones han sido más viscerales, hemos llegado vomitado todo y nos hemos largado, esta grabación, sin embargo, a pesar de la simpleza y la limpieza de las canciones, ha sido de las más reflexivas.

Además del vinilo de Fiebre Amarilla Records, la masterización ha sido con un experto como Mike Mariconda. ¿Se notan este tipo de ayudas en los resultados finales de un trabajo?

Claro que se notan. Mike Mariconda conoce este sonido mejor que nadie. El hacerlo con él fue una idea de Aingeru. Él ya había trabajado con MAriconda antes, además de hacerlo muy bien es un tipo muy honesto y muy buen profesional.
Por cierto, y hablando de ayudas, ¿Contar con Cris Lizárraga de Belako, supongo que será un buen empujón dado el alto nivel de popularidad que están, merecidamente, alcanzando, no?

Belako se lo merece todo y más. Es una pedazo de banda pero es que además (y esto es mucho más importante) son gente excepcional, con los pies en la tierra y una humildad de la que se aprende mucho. Es raro ver esto en la música, una banda que empezó sonando como un cañón desde sus primeros comienzos y que se mantienen fieles a sí mismos después del éxito que están teniendo. Además de todo esto, contar con Cristina ha sido un lujo, todo ha sido muy fácil, ella ha gozado de libertad para cantar como ella sentía que debía hacerlo y las canciones han mejorado mucho con su presencia y su energía. Le estaremos eternamente agradecidos, por que Give Me Fire y Wish you came back no so son lo mismo sin ella, tienen su identidad plasmada.

Los coros de Cris y el sintetizador de Javier Etxebarría le dan una sonoridad muy actual a la estupenda “I Wish You Came Back”. ¿Qué habéis escuchado en los dos últimos años que os haya motivado más? ¿Belako, por ejemplo?

Madre mía, hemos escuchado y escuchamos mucha música. A Álvaro le ha dado en los últimos años por el garaje y el soul y no le sacas de ahí, Pablo es el rey en el descubrimiento de bandas underground de todos los estilos y colores de las cuales ninguno en la banda hemos oído hablar y la escena local y nacional de hoy está llena de grandes grupos. Belako es uno de ellos. Lo que ha hecho WAS con Irrintzi es una maravilla (fusión de electrónica y guiños a la música tradicional vasca), Moby Dick, Señores, Los Limboos, Zá, Ubriel, León Benavente, Mcnroe, Last Fair Deal etc. No sé, muchas cosas que están realmente bien y que pertenecen a estilos musicales distintos, la escena actual es muy rica en estilos. El éxito de esta pantomima inventada del Indie (del que la industria factura millones y millones de euros) es que ha conseguido meter en el mismo saco a grupos de distintos estilos y registros musicales, y a todos los llama Indie.

El disco ha quedado una chulada tanto en compacto como en vinilo. ¿Quién ha sido el encargado del art-work? ¿Idea vuestra o el propio artista ha tenido libertad absoluta?

La encargada como en el resto de nuestros trabajos, ha sido Andrea Curruscu. Ella toma el liderazgo y la iniciativa en todo lo que al art-work se refiere, nos fiamos al 100% de ella, le dejamos total libertad y nunca falla. Gracias Andrea

Vamos a la cuestión más esperada. La transformación de sonido ha sido rotunda. Sonido más nítido y melódico e influencias más contemporáneas, pero también clásicas. Sorprendéis con destellos soul, pero también garajeros. Tenemos un riff de unos Beatles alucinados en “Things” y luego explosiones de raba garaje. La chulería de los Stones y de Primal Scream en “Fucking Lie”, pero manteniendo ese toque ácrata a lo Sebadoh. También mantenéis vuestra esencia inicial en la impactante y guitarrera “Point Of No Return” ¿Estáis en un punto sin retorno musical de libertad absoluta o este EP, que deja con las ganas, ha sido un experimento o divertimento puntual?

Este EP marca un antes y un después y además es una escusa para sacar otro disco más adelante. Seguir con la máquina bien engrasada para mantenerte en forma. Por primera vez nuestras influencias salen de forma espontánea sin tener que ser pensadas. Esa es la diferencia de este EP. Estamos en un punto de no retorno porque todo lo que grabemos en el futuro va a ir en esta dirección, no hay miedo a incorporar influencias y gustos diversos sin dejar de ser fieles a nuestro sonido. La madurez musical es esa, no tener que devanarte los sesos, las cosas salen de forma natural. Incorporas las cosas que realmente te gustan sin intención de copiar estilos y sonidos, es todo más instintivo y dejas de ver con los mismos ojos a aquellas bandas en las que te inspiraste para hacer música primera vez, simplemente te das cuenta de que amas la música en general.

Me encantan también el arranque punk y agresivo de “Give me Fire” que luego tiene momentos más oscuros y guapos coros y digresiones guitarreras muy a los Sonic Youth del “Daydream Nation”. ¿Creo que con ayuda en la letra?

Sí, efectivamente. Ahí Cristina estuvo sublime. Acordamos que ella sintiera y realizase su propia letra en esa parte. Fue una iniciativa y una propuesta de ella, tanto desde el punto de vista literario como melódico-musical. Ha quedado realmente bien, como decíamos antes, las canciones en las que ella está, ganan y ahora ya no te las puedes imaginar sin ella.

Siempre habéis sido un grupo muy comprometido y serio. Así que, por cierto, ¿de qué trata la “final” “Serious Compromise”?

Jajajaja. Serious Compromise trata de ese momento en la vida de cada cuál en el que tienes que asumir un compromiso serio con alguien al que quieres y al mismo tiempo te das cuenta que tienes que desarrollar métodos y técnicas para la convivencia que sin son mal gestionadas, puedes terminar durmiendo en la parte de atrás de tu coche, debajo de un puente o en el suelo del dormitorio. Pequeñas cosas que minan la voluntad del día a día pero que al mismo tiempo hace que merezca la pena vivir con el compromiso serio de compartir tu vida con algo o alguien.

En la pregunta anterior entrecomillábamos la palabra final porque añadís una canción oculta de aires muy techno ochenteros. ¿Es sólo una broma o puede haber más temas en esta onda?

Lo cierto es que esa canción salió igual que las demás, de forma muy natural y espontánea mientras nos preparábamos para grabar un tema, y como se salía un poco de la tónica general más rockera del disco decidimos ocultarla entre las demás. La electrónica ya ha sido explorada por Yellow en el pasado pero nunca sacada a la luz. Quien sabe…..

Los conciertos se han iniciado el 28 de abril en Arrasate y el 29 en Donositi pero ya hay confirmadas bastantes fechas más. ¿Qué va a haber novedoso en ellos? ¿Algún lugar dónde poder informarse en el ciber espacio?

Lo más novedoso es que salimos del botxo a que nos dé el aire. Nunca antes hemos tenido la posibilidad y las expectativas de poder hacerlo y ahora con Julen y Guille de Cuatro Barbas se nos ha abierto ese horizonte inexplorado. Estamos felices y nerviosos. Tocar fuera siempre es un reto ya que sales de tu zona de confort. De momento las señales irán llegando del espacio, como dijo algún uno de los imbéciles más destacados del planeta: “estamos trabajando en ello”.

Y por cierto, ¿cómo han ido esas dos primeras citas de público y acogida?

Muy bien. El Gaztetxe de Arrasate es lo más auténtico que te puedes encontrar en el rock n roll hoy. El sitio es increíblemente guapo (al estilo de la estética del documental Instrument de Fugazi) y el bolo sonó muy bien. La segunda cita tendrá lugar en unas pocas horas y de momento las expectativas para hoy son brutales. Ya estuvimos una vez en Bukowski y fue muy muy guapo!!!

Además creo que habéis entrado en el Ciclo de Artistas en Ruta. ¿Puede ayudaros a que se os conozca más y mejor fuera de aquí?

Esa es la idea. Es una convocatoria muy respetada y que te da mucha visibilidad como banda. No podemos estar más contentos. Te abre las puertas a tocar por todo el Estado, en lugares en los que no hemos estado nunca y en unas condiciones de acceso a salas e infraestructura de las que nunca hemos podido disfrutar. Es una suerte que existan este tipo de iniciativas y nosotros que somos hijos del BIlbo Rock y del Villa de Bilbao, las apreciamos mucho.

Una curiosidad final. ¿Por qué esa obsesión con el color amarillo en vuestro nombre, pero también en vuestros diseños, fotografías e imagen en general?

Porqué es el color que nos define. Ya habrá tiempo de atenuarlo. Es un color que llama la atención y es crudo, tiene un halo de locura y explosividad que define muy bien la identidad de nuestra banda.

Texto: Txema Mañeru

Foto: Andrea Curruscu

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: