Discomático — 7 marzo, 2016 at 21:50

En Casa del Herrero – Tradicción

 

EN CASA DEL HERRERO

Bautizado con el resultado de cruzar las palabras adicción con tradición el tercer disco de los gallegos comandados por Eduardo Herrero ha resultado toda una (agradable) sorpresa para un servidor. Desconocía su existencia y no he escuchado ninguna de sus dos anteriores grabaciones, tema al que pondré remedio en cuanto pueda, pero esta lleva ya un par de semanas reposando muy cerca del reproductor y no hay intención de momento de que abandone ese lugar.

Hecho con un mimo increíble el doble disco tiene dos partes diferenciadas que se complementan a la perfección. En la primera ofrece once canciones que alternan inglés y castellano y que cruzan los amplios territorios del rock de raíces de inspiración norteamericana con una elegancia exquisita y unos arreglos instrumentales muy cuidados y con detalles, el violín de «No Tener más que Perder», los teclados de «Don’t You Dare», la armónica de «Renglones Torcidos», los apuntes de guitarra de «Lighthouse On the Cliff», el piano de «Vals en Capilla», que enriquecen las composiciones. Un estupendo trabajo donde destacan por mérito propio las canciones cantadas en el idioma de Cervantes. Por sus bonitas letras y por la mayor facilidad para que el oyente sintonice con ellas.

HERRERO LIVE

La segunda galleta recoge las particulares lecturas que hacen, excelente el trabajo de Mar Blanco aportando segunda voz femenina en algunas de ellas,  de una docena de canciones clásicas o tradicionales que han sido entonadas por múltiples artistas. Desde desconocidos trovadores de bar hasta titanes como Cash o Dylan. Cantos de trabajo, «Take this Hammer», amores imposibles, «Lakes of Pontchartrain», «Long Black Veil», himnos del sur, «Dixie», o melodías irlandesas que tanta influencia tuvieron en el folk, «The Wild Rover», «I’m a Man You Don’t Meet Everyday». De nuevo destaca una adaptación al idioma local, la translación al gallego de «Rough & Rocky»,  tema tradicional de las Montañas Rocosas con la emigración como protagonista que se convierte en una preciosa canción, delicada, melancólica, entonada en la lengua de un pueblo que lleva en sus genes la emigración y el adiós a la tierra como medio de buscarse la vida.

Manel Celeiro

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: