Encuentros — 10 febrero, 2016 at 18:34

Robert Coyne, al servicio de la buena música

RobertCoyne_069

Robert Coyne no es otro que el hijo del legendario Kevin Coyne. Pero lejos de entablar una continuación al inmenso legado de su padre, Robert es un músico con talento propio, un ente aparte. De hecho, ni su voz ni su forma de tocar la guitarra se parecen en nada a la de su padre. Ambos coincidieron en algunos de los discos que Kevin hizo en su etapa alemana, entre ellos los brillantes Sugar Candy Taxi (99), Room Full Of Fools (00) y One Day In Chicago (02). Fue también parte de la banda de su padre durante esos años en los que Kevin era residente fijo en Núremberg. Pero ahí se acaba la conexión puramente musical.

La voz de Robert es delicada, sutil, hermosa para un día tranquilo y apacible. Su forma de tocar la guitarra se asemeja más a los antiguos postreras del folk británico de finales de los sesenta, algo del tipo Bert Jansch pero sin la complejidad de aquél. Hago una pequeña comparación con un guitarrista de corte acústico, porque tanto Death Is Not My Destiny (97) como el recomendable Woodland Conspiracy (2010) están tallados a guitarra y voz, sin más acompañamiento que esos dos instrumentos. Para escucharlo con distorsión y en la vertiente rock habrá que esperar a Last Lion, todavía sin fecha de edición. O eso o pasar por taquilla en alguno de los próximos bolos que los Barracudas darán por España el próximo mes de mayo. Pues forma parte de la banda desde su reformación en el nuevo milenio.

Robert también ha grabado ya tres discos (el tercero, a publicarse en menos de un mes bajo el título de I Still Have This Dream) junto al baterista de Can, Jaki Liebezeit, para el sello Meyer Records. Escuchados los dos primeros, The Obscure Department (13) y Golden Arc (14), resulta curiosa la combinación de la guitarra acústica con la forma tan minimalista que Jaki tiene de tocar la batería. Las canciones, muy bellas en algunos casos, no difieren de lo escuchado en Woodland Conspiracy.

Por último y no menos importante, Coyne ha ejercido de ‘side man’ para artistas de la talla de Sky Saxon y Chris Wilson de los Flaming Groovies. En esta entrevista exclusiva nos habla de todo ello y más. Estén atentos, Robert quiere venir a nuestro país a presentar sus canciones. Que así sea.

RobertCoyne241109TDK_011

Al margen de la influencia que Kevin (Coyne) pudo ejercer en tu vida, ¿cuándo descubriste que la música era tu primer amor?

Gracias a mi padre la música fue siempre una parte enorme en mi vida. Él ponía discos constantemente y tocaba y cantaba encima de ellos cuando se encontraba de buen carácter. Por ese motivo no recuerdo un momento en particular en el que decidiese que me iba a dedicar a esto… Fue algo natural.

Has tocado con mucha gente variopinta, cambiando el instrumento dependiendo de la situación. ¿Con qué instrumento debemos relacionar principalmente a Robert Coyne?

La guitarra es definitivamente mi instrumento favorito y debo decir que probablemente la toco mejor que cualquier otro instrumento.

De los Barracudas a Chris Wilson, tu padre, Eric Burdon, Sky Saxon… Parece que no te falta el trabajo. ¿Te considerarías a ti mismo un músico a sueldo? ¿Qué puedes contribuir a la música de cada uno de esos artistas?

Aparte de los Barracudas, cuya música he apreciado más a lo largo de los años, era un fan de toda esa gente antes de tocar con ellos. Así que nunca me ha supuesto una gran dificultad el poder contribuir a ello. ¡No soy, en absoluto, un músico de sesión si a eso te refieres! Algunas cosas han funcionado mejor que otras, pero solo hago la música que me gusta, más o menos… Esa es la razón por la cual nunca he hecho dinero.

¿Con quién de ellos te sientes más cómodo?

Adoro hacer el material de los Groovies junto a Chris. Las canciones son enormes y la banda estaba formada de viejos amigos. Obviamente, tocar con mi padre era algo totalmente distinto. Era maravilloso por muchos motivos, pero en el momento no siempre era una situación cómoda para mí y me arrepiento de no haberlo disfrutado como hubiese querido. Así mismo estoy muy agradecido de haber tenido la oportunidad de tocar con él, porque es tiempo que pasamos juntos.

Kevin, Eric Burdon, Sky Saxon… Artistas legendarios, muchas canciones donde elegir entre un catalogo excelente.

Con Eric Burdon fue una única experiencia, dos días de grabación en New Orleans, pero aún así fue maravilloso. Fue un tipo muy majo con todos. Desafortunadamente no puedo decir lo mismo de los álbumes y conciertos que hice con Sky Saxon. Fue una mala experiencia y años después sigo sin poder escuchar los discos de los Seeds. Respecto a mi padre, siempre amé su música, pero el tocar a su lado me hizo más consciente de lo grande que realmente era… Tenía tantas canciones fantásticas, y además, nunca tuvo una mala noche en directo. Nunca.

Escuchando tus discos uno se puede percatar de que tu música es muy diferente a la de esos artistas.

Eso espero. Definitivamente, eso sería algo bueno. Intento hacer algo que sea un distintivo de mi personalidad. Y quiero ser fiel a mí mismo.

Kevin Coyne es una referencia, pero salta al oído la diferencia que hay entre tu música y la suya. ¿Cuál sería la referencia que usarías para conectar tu música?

Creo que la música que amo está, probablemente, presente en todos los discos que he hecho, aunque no siempre parezca algo obvio. Mis bandas favoritas son The Rolling Stones y T. Rex (Marc Bolan es mi guitarrista favorito). Pero escucho muchas cosas diferentes, Jazz, particularmente Miles Davis, mucho hard rock de los setenta, blues (especialmente a Bukka White), Magma, Mad River, Chrome, Alan Vega y Suicide, Fleetwood Mac… Todo tipo de cosas. En cuanto a cantautores, que es quizás lo más cercano a lo que he ido haciendo últimamente, mis favoritos son Dylan, David Ackles y Mickey Newbury.

RobertCoyne241109TDK_009

Al margen de tus discos está el proyecto junto a Jaki Liebezeit, el baterista de Can. ¿Cómo surgió este proyecto? ¿Cómo os conocisteis?

Después de hacer mi primer disco para Meyer Records, Woodland Conspiracy, el cual es acústico, solo guitarra y voz, pensé que sería interesante hacer algo juntando una guitarra acústica con una batería. Casualmente, Werner Meyer, que dirige el sello en Colonia junto a su mujer Petra, había tenido la misma idea. me llamó y me dijo: “Conozco a un baterista local al que podría interesarle hacer el disco… Tal vez le conoces: Jaki Liebezeit”. Soy un gran fan de Can, así que me pareció una idea inverosímil, aunque fantástica… Y al final sucedió. Es algo maravilloso.

¿Planes de futuro? Sé que tienes un nuevo álbum en la recamara…

El nuevo álbum con Jaki, el tercero que hacemos juntos, sale en marzo. Se llama I Still Have This Dream, y sale, de nuevo, con Meyer Records. Con suerte, y por la misma época, aparecerá otro álbum mío con Turpentine Records. Es muy diferente a los discos previos, un álbum de rock fuerte que se llama Last Lion.

¿Te veremos pronto por aquí?

Estaré pronto con los Barracudas en vuestro país, alrededor de mayo. Pero me encantaría hacer algunos shows en solitario en España. Si alguien puede ayudarme con ello, por favor, ¡hacédmelo saber!

De momento estas son las fechas que Robert estará dando junto a los Barracudas. No se lo pierdan y salúdenle de nuestra parte.

05/05/2016 E-Alicante, Las Cigarreras
06/05/2016 E-Valencia, 16 Toneladas
07/05/2016 E-Burgos, Estudio 27
08/05/2016 E-Bilbao, Satelite T (sunday matinee show)
08/05/2016 E-Donostia, Dabadaba

 

TEXTO: SERGIO MARTOS

FOTOS: MEYER ORIGINALS

index_003

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: